Es noticia
Menú
Así van las encuestas en Francia: Le Pen crece entre los votantes de Mélenchon
  1. Mundo
  2. Europa
Elecciones 24-A

Así van las encuestas en Francia: Le Pen crece entre los votantes de Mélenchon

Los sondeos apuntan a una ventaja de 12 puntos de Macron sobre Le Pen, pero la diferencia demoscópica entre ambos candidatos no garantiza el éxito electoral

Foto: Una mujer, junto a carteles electorales de Macron y Le Pen, en París. (EFE/Mohamed Badra)
Una mujer, junto a carteles electorales de Macron y Le Pen, en París. (EFE/Mohamed Badra)
EC EXCLUSIVO Artículo solo para suscriptores

A falta de cinco días para que se celebre la segunda vuelta de las elecciones francesas, las encuestas continúan otorgando una victoria clara para Emmanuel Macron. El actual presidente de la República francesa ganaría con el 56% de los votos, mientras que Le Pen se llevaría el 44% restante: una diferencia de 12 puntos que, sin embargo, resulta mucho más ajustada de la que se vio en la batalla por el Elíseo de 2017, cuando el 66,1% de los votos fue para Macron y su ventaja final llegó a los 33 puntos.

Esta foto fija es el resultado de una evolución en la que, tras la primera vuelta, Macron ha ido en ascenso en detrimento de la candidata de ultraderecha. El líder de La République En Marche vio cómo sus opciones crecieron poco después del comienzo de la invasión de Rusia a Ucrania, pero la cercanía a la fecha de la primera vuelta igualó la batalla entre la primera y la segunda fuerza hasta situar a Le Pen en el margen de error en las inmediatamente posteriores a la primera votación.

Foto: Protestas contra ambos candidatos electorales en París. (EFE/Ian Langsdon)

Desde ese primer domingo electoral, sin embargo, Macron se ha vuelto a ver reforzado en las encuestas. El promedio de todas las que se han publicado en la última semana le deja en primer lugar con un 54,5% de los votos, pero la tendencia de los últimos días ha ido al alza y la última conocida eleva sus opciones al citado 56%. En los próximos días, sabremos si ese ascenso se consolida, se estanca o incluso decrece.

Lo que suceda dependerá en gran medida de cómo evolucionen los planes de quienes votaron a otros candidatos. Asumiendo que los votantes de Macron y Le Pen volverán a votar a su candidato, todas las miradas están puestas en el electorado de Jean-Luc Mélenchon, candidato de La Francia Insumisa, que logró un 22% en la primera vuelta (casi ocho millones de votos), muy cerca del 23,1% obtenido por Le Pen.

El último barómetro de Opinion Way, conocido este martes, indicaba que un 40% de los votantes 'insumisos' se inclinaría por Macron el próximo domingo, un 26% lo haría por Le Pen y el 34% se abstendría. La anterior encuesta de esta misma casa, recién conocidos los resultados electorales, daba 13 y cinco puntos menos para Macron y Le Pen, respectivamente. Aunque el del presidente es mayor, el porcentaje de voto a Le Pen entre los votantes de Mélenchon es uno de los más altos vistos en otras encuestas, solo superado por el dato de Odoxa, que el 15 de abril daba un 29% de voto a Le Pen entre quienes optaron por el izquierdista.

La inmensa mayoría de los votantes del conservador y también ultraderechista Zemmour sí tiene claro que su voto será para Le Pen, mientras que los del ecologista Yannkick Jadot, del partido de los verdes, prefieren a Macron. También quienes dieron su sufragio a Pécresse prefieren que el actual presidente del Elíseo continúe su mandato otra legislatura. Aunque todo indica que las encuestas seguirán siendo favorables a Macron, la diferencia demoscópica entre ambos candidatos no garantiza el éxito electoral.

La casa encuestadora Opinion Way ha incluido, además, otro dato interesante en sus pesquisas: ¿a quién votarán los que se abstuvieron en la primera vuelta? La mitad de ellos, el 52%, repetirá la misma estrategia de no acudir a las urnas o votar nulo o en blanco. Pero el 48% restante está bastante igualado: un 27% votará a Macron y un 21% lo hará por Le Pen. Esta es la otra porción clave de los electores franceses de cara a la votación final. Teniendo en cuenta que cerca de 13 millones de personas no ejercieron su derecho a votar o lo hicieron, pero sin decantarse por ningún candidato, la bolsa de votos entre los menos participativos se acerca a los ocho millones, por lo que el éxito para motivar a este electorado será clave en el resultado definitivo.

El último barómetro de IFOP desglosa las características de los abstencionistas según diferentes variables electorales, demográficas, educativas o de renta. El sondeo ubica en el 74,5% la participación para la segunda vuelta, ligeramente por encima de la anterior jornada electoral, que dejó la segunda tasa de abstención más alta desde 2002. Las principales diferencias se observan en el cruce según el recuerdo de voto en la primera vuelta. Los votantes de la Francia Insumisa son los que menos intención tienen de ir a votar el próximo domingo: solo el 62% afirma que lo hará. Por su parte, los votantes de Macron y Le Pen serán los más participativos.

Foto: Emmanuel Macron acude a votar en la primera ronda de la presidenciales. (Reuters/Christian Hartmann)

El principal patrón que define el resto de las diferencias es el de renta. Los franceses con menos ingresos son menos propensos a ir a votar y la diferencia entre los más pobres y los más ricos es de hasta 19 puntos porcentuales. El nivel de educación, ligado también a la renta, muestra también cómo los franceses más formados afirman en mayor medida que irán a votar.

La edad funciona asimismo como un predictor de la participación: cuantos más años, más probabilidad de acudir a las urnas. Incluso el factor territorial refleja diferencias entre habitantes de ciudades. En la conocida como aglomeración parisina, el 71% de los habitantes tiene intención de ir a votar, mientras que en las comunas rurales la cifra se eleva hasta el 78%. La Francia que se siente traicionada y dejada de lado por la capital puede jugar un papel muy importante el próximo domingo 24, y Le Pen lo sabe. En su primer viaje tras la primera vuelta, la candidata de Agrupación Nacional se desplazó hasta el departamento de Yonnne, al sureste de París. Allí, desde una granja, lanzó su campaña hacia el Elíseo: "La ruralidad es mayoritaria en el país (...) En el centro del pueblo no queda nada tras 20 años de abandono".

A falta de cinco días para que se celebre la segunda vuelta de las elecciones francesas, las encuestas continúan otorgando una victoria clara para Emmanuel Macron. El actual presidente de la República francesa ganaría con el 56% de los votos, mientras que Le Pen se llevaría el 44% restante: una diferencia de 12 puntos que, sin embargo, resulta mucho más ajustada de la que se vio en la batalla por el Elíseo de 2017, cuando el 66,1% de los votos fue para Macron y su ventaja final llegó a los 33 puntos.

Emmanuel Macron Elecciones Francia Marine Le Pen
El redactor recomienda