Los líderes europeos se dividen respecto a la prohibición de exportación de vacunas
  1. Mundo
  2. Europa
CUMBRE EUROPEA ESTE JUEVES

Los líderes europeos se dividen respecto a la prohibición de exportación de vacunas

El Consejo Europeo se reúne este jueves con una fuerte división respecto a hasta qué punto la Comisión Europea debe sacar músculo en la exportación de vacunas al Reino Unido

placeholder Foto: Líderes europeos en la última videoconferencia del Consejo Europeo. (EFE)
Líderes europeos en la última videoconferencia del Consejo Europeo. (EFE)

Estaba previsto que la reunión de jefes de Estado y de Gobierno de la Unión Europea de este jueves y viernes se celebrara de forma presencial. El hecho de que finalmente vaya a ser a través de una videoconferencia es un duro recordatorio para los líderes del único plato urgente que hay en el menú: la pandemia sigue en Europa. Y si la vacunación no avanza de forma rápida se quedará por más tiempo, lo que se traducirá en más muertes y una recuperación económica más tardía.

El ambiente es muy tenso. Entre algunos Estados miembros y la Comisión Europea, entre la propia Comisión y algunas farmacéuticas, entre Estados miembros y farmacéuticas, entre todo el bloque y países terceros y entre los propios Estados miembros sobre qué tipo de medidas se deben adoptar. Austria, por ejemplo, se queja del reparto de las vacunas. Bruselas mantiene un pulso con AstraZeneca después de que se hayan descubierto 29 millones de dosis en una fábrica a las afueras de Roma. La Unión Europea se encuentra en un momento crucial, con el Ejecutivo comunitario señalando que el mes de abril será clave para la vacunación: es cuando se espera que las dosis disponibles se puedan disparar, según los cálculos del equipo de Thierry Breton, comisario de Mercado Interior.

Foto: Foto: Reuters.

El encuentro estará marcado por las profundas divisiones que existen entre los Estados miembros respecto a una idea que ha puesto sobre la mesa este mismo miércoles la Comisión Europea: un endurecimiento del mecanismo de control de exportaciones con el que se podrían llegar a prohibir los envíos al Reino Unido si el Gobierno británico no garantiza “reciprocidad”. Es decir, que permita que las dosis que AstraZeneca produce en sus dos plantas en suelo británico puedan ser enviadas también a los Veintisiete.

La Comisión Europea y Charles Michel, presidente del Consejo Europeo, acusan a Londres de aplicar una prohibición 'de facto' a la exportación de vacunas hacia la Unión Europea. Son muchos los choques entre la farmacéutica, Bruselas y el Gobierno británico. Hace días, Ursula von der Leyen, presidenta de la Comisión Europea, ya anunció su intención de poner sobre la mesa todas las herramientas necesarias para obligar al Reino Unido a permitir que AstraZeneca pueda cumplir su contrato con Bruselas.

Por lo pronto, el Gobierno británico y la Comisión Europea han mantenido conversaciones durante toda esta semana que, si bien no han terminado con éxito, sí que han sentado las bases para seguir dialogando con el objetivo de establecer una relación “recíproca” y “beneficiosa” en la lucha contra el coronavirus. En un comunicado conjunto, Bruselas y Londres han señalado que buscan que ambos lados del Canal de la Mancha salgan ganando y que las conversaciones continuarán.

Foto: Vacunación en Madrid (Reuters)

Ese es el marco en el que la Comisión Europea entiende el mecanismo que ha presentado este miércoles. Prefiere no tener que utilizarlo y lo que busca es que sea un aliciente para que Downing Street se abra a dialogar, porque tiene mucho más que perder. “El Reino Unido, que está en una política de confrontación en bastantes ámbitos, también podría rebajar el tono. ¿Cuál es el grado de dependencia del Reino Unido respecto a la Unión Europea y qué grado de estímulo tienen para llegar a un acuerdo? Yo creo que es grande”, ha señalado también una fuente diplomática.

Pero si bien en la cúpula del Ejecutivo comunitario hay una idea bastante clara sobre cómo proceder, cuál es el movimiento de fondo en esta jugada y qué es lo que se quiere conseguir, entre las capitales hay fuertes divisiones, y las próximas horas serán fundamentales para diseñar qué tipo de actitud tomará Bruselas a partir de ahora.

División entre Estados miembros

Mientras algunos países, especialmente Francia, apoyan que la Comisión Europea apueste por un discurso duro y aplique medidas exigentes, algunos Estados miembros están preocupados ante los posibles mensajes que pueda enviar la ampliación de la herramienta que propone Bruselas. Fuentes diplomáticas también muestran su malestar con las formas: el Ejecutivo comunitario ha presentado la propuesta este miércoles, dando muy poco tiempo a los jefes de Estado y de Gobierno para profundizar en ella y poder debatirla a fondo en el Consejo Europeo de este jueves.

placeholder El presidente del Consejo Europeo habla con Pedro Sánchez antes de la cumbre. (EFE)
El presidente del Consejo Europeo habla con Pedro Sánchez antes de la cumbre. (EFE)

Los Estados miembros que se oponen a la idea se dividen entre dos grupos. Uno más pequeño de países con fuertes dependencias y una relación muy estrecha con el Reino Unido, como por ejemplo es Irlanda. Otro grupo lo conforman otros países “que presentan resistencia a mecanismos que sean una limitación al comercio internacional”, ha explicado una fuente diplomática. Y por último está el grupo “más importante” que teme “una disrupción de las cadenas de suministro”, que son claves para que puedan seguir produciéndose vacunas, ya que cada dosis requiere productos que vienen de muchos países distintos, y provocar una “guerra comercial de las vacunas” podría interrumpir dichas cadenas de suministro.

Otras capitales apoyan la idea. “Es muy importante que la Comisión Europea y la UE sean fuertes en este aspecto, porque somos grandes productores y grandes exportadores de vacunas. Europa no puede o no debe tomar lecciones de nadie, porque estamos exportando”, ha recordado una fuente diplomática, que, sin embargo, explica que “hay que esperar” para extraer conclusiones sobre el proceso de decisión y para saber si la idea de la Comisión Europea sale adelante. Además, recuerda que es enormemente complicado oponerse a la Comisión Europea en política comercial, ya que es necesario que una mayoría cualificada de los Estados miembros rechace la idea propuesta por Bruselas.

Reunión con Biden

No toda la cumbre estará dedicada a debatir el mecanismo propuesto por el Ejecutivo comunitario. Se discutirá también sobre política exterior, abordando la relación con Turquía con el objetivo de intentar estabilizar los lazos con Ankara. Por otro lado, a la videoconferencia se sumará durante unos minutos Joe Biden, presidente de los Estados Unidos, con el objetivo de hablar brevemente sobre la reactivación de las relaciones transatlánticas.

placeholder Charles Michel, presidente del Consejo Europeo. (Reuters)
Charles Michel, presidente del Consejo Europeo. (Reuters)

Precisamente EEUU podría ser uno de los países sospechosos contra los que se podría llegar a activar el mecanismo propuesto por la Comisión Europea este miércoles. Sin embargo, fuentes comunitarias explican que la relación con Washington funciona, y que el flujo de materiales es continuo. "Con Estados Unidos se da un caso perfecto de reciprocidad", señala la fuente.

La “visita virtual” de Biden al Consejo Europeo no va tanto sobre el contenido, sino sobre el mensaje que envía la misma semana que su secretario de Estado, Antony Blinken, se encuentra en Bruselas para participar en la reunión ministerial de la OTAN. Son pequeñas muestras del interés de la nueva Casa Blanca por volver a priorizar las relaciones transatlánticas.

Comisión Europea Unión Europea Joe Biden Reino Unido Vacunación Consejo Europeo Exportaciones Londres Pandemia Bruselas Recuperación económica Ursula von der Leyen
El redactor recomienda