Los líderes europeos tratan de poner orden en el caos de las vacunas
  1. Mundo
  2. Europa
HA EXPORTADO 77 MILLONES DE DOSIS

Los líderes europeos tratan de poner orden en el caos de las vacunas

Ninguno de los veintisiete jefes de Estado y de Gobierno de la Unión Europea se ha conectado a la videoconferencia celebrada este jueves con excesivo optimismo

Foto: Videoconferencia de líderes europeos. (Reuters)
Videoconferencia de líderes europeos. (Reuters)

Ninguno de los veintisiete jefes de Estado y de Gobierno de la Unión Europea se ha conectado a la videoconferencia celebrada este jueves con excesivo optimismo. El ritmo de vacunación en Europa y las últimas noticias no invitan a levantar el ánimo entre muchos Estados miembros, que además acumulan tensiones y frustraciones entre ellos por unas cifras que no terminan de mejorar. Otro punto de tensión ha sido el reparto de diez millones de dosis nuevas de Pfizer, que ha provocado roces entre Austria y otros Estados miembros.

Uno de los asuntos principales puntos de la agenda ha sido la gestión de la exportación de vacunas, uno de los asuntos más divisivos. La Comisión Europea presentó este miércoles una actualización del mecanismo de control de exportaciones que permitiría bloquear envíos de dosis a países que no ofrezcan a la Unión un acceso “recíproco” a las dosis y a los materiales que se producen en sus países. Es una herramienta pensada para obligar al Reino Unido a que permita que AstraZeneca exporte dosis de su vacuna producidas en las dos plantas en suelo británico.

Foto: Vacuna de AstraZeneca. (EFE)

Según explicaban fuentes diplomáticas, un buen grupo de Estados miembros mostraban su reticencia al endurecimiento de ese control de exportaciones por el miedo a que genere una interrupción en las complejas cadenas de suministro necesarias para producir las vacunas. Ursula von der Leyen, presidenta de la Comisión Europea, ha intentado convencer a los jefes de Estado y de Gobierno de la necesidad de la puesta en marcha de esta nueva herramienta con una actualización de los datos de exportación de vacunas desde el 1 de diciembre: la UE ha permitido la exportación de 77 millones de dosis, 21 millones de ellas al Reino Unido, que por su parte no ha admitido la exportación de ninguna dosis a los Veintisiete. Los datos son curiosos al compararlos con los de la campaña de vacunación en la propia Unión: por ahora la UE ha inyectado unos 62 millones de dosis de las 88 millones que ha enviado a los 27 Estados miembros.

Bruselas considera que esos datos apoyan su estrategia y su decisión de empezar a tener una mayor mano dura, algo que también apoyan países como Italia o España, pero ante lo que se muestran muy reticentes algunos Estados miembros como Bélgica, Países Bajos o Dinamarca. “Queremos asegurarnos de que Europa reciba su parte justa de vacunas porque debemos poder explicar a nuestros ciudadanos que si las empresas exportan sus vacunas a todo el mundo es porque están cumpliendo plenamente sus compromisos”, ha explicado Von der Leyen.

La idea es que no sea necesario prohibir exportaciones al Reino Unido sobre esa base de falta de reciprocidad. La Comisión Europea y el Gobierno británico mantienen conversaciones continuas, y Mark Rutte, primer ministro holandés, ha mostrado su optimismo en que Bruselas y Londres vayan a poder alcanzar un acuerdo en los próximos días que evite que la Unión Europea tenga que utilizar de ninguna manera esta nueva herramienta que, si bien ha generado divisiones, ha obtenido el respaldo de los líderes.

placeholder Videoconferencia de jefes de Estado y de Gobierno. (Reuters)
Videoconferencia de jefes de Estado y de Gobierno. (Reuters)

Distribución de vacunas

Pero las tensiones no son únicamente entre los Veintisiete y el Reino Unido o entre Bruselas y las farmacéuticas, también hay roces entre las distintas capitales. El líder que está detrás de esos roces es Sebastian Kurz, canciller austriaco, que desde hace días se queja del sistema escogido para el reparto de vacunas. La Comisión Europea ha tenido que recordar a Viena que fueron los Estados miembros los que establecieron el sistema de reparto.

Kurz quiere que los 10 millones de dosis adicionales que entregarán BioNTech/Pfizer por encima de lo que se esperaba, sean repartidas entre aquellos Estados miembros que se han visto más afectados al apostar de forma preferente por la vacuna de AstraZeneca, que está incumpliendo todos los objetivos de entregas de dosis. Sin embargo, la propuesta del canciller austriaco no ha tenido una buena acogida por la mayoría de sus colegas.

placeholder Sebastian Kurz, canciller austríaco, durante la videollamada de hoy. (Reuters)
Sebastian Kurz, canciller austríaco, durante la videollamada de hoy. (Reuters)

El canciller austriaco se ha mostrado agresivo durante la cumbre liderando un grupo de varios Estados miembros, entre ellos Estonia y República Checa, que consideran que se están viendo especialmente afectados por los errores de AstraZeneca. Sin embargo, Austria no se encuentra entre los países que peor llevan la vacunación, y sus llamadas a la solidaridad han sido recibidas con escepticismo por parte de otros Estados miembros. Si se tuviera que priorizar a los países que van más retrasados las dosis deberían ir a parar a Bulgaria, Croacia y Letonia, según ha señalado el primer ministro holandés.

Kurz ha amenazado con vetar el reparto, lo que haría que los 10 millones de dosis extra de Pfizer tengan que ser repartidos según el peso de la población de cada Estado miembro, por lo que España obtendría algo más del 10%. La pelea por una cifra tan pequeña de dosis ha provocado malestar entre otros líderes europeos por el tono agresivo del canciller austriaco y por la imagen de desunión que provoca en un momento en el que la Unión Europea trata de conseguir echar a rodar del todo la estrategia de vacunación. La solución que se ha alcanzado finalmente ha sido elevar el asunto al nivel de los embajadores permanentes ante la UE, en vez de tratarlo en la comisión coordinadora del reparto de vacunas que se estableció al inicio.

Comisión Europea Unión Europea Austria Vacunación Pfizer Exportaciones Reino Unido Ursula von der Leyen Estonia República Checa
El redactor recomienda