Entrevista con Philip Thomas

"La recesión por la pandemia puede acabar costando más vidas que el coronavirus"

Philip Thomas, profesor de gestión de riesgos en la Universidad de Bristol, advierte de que si la economía colapsa por el confinamiento ante el coronavirus, será peor el remedio que la enfermedad

Foto: Un supermercado en Londres. (EFE)
Un supermercado en Londres. (EFE)

Philip Thomas, profesor de gestión de riesgos en la Universidad de Bristol, advierte de que si la economía colapsa por el confinamiento ante el coronavirus, "será peor el remedio que la enfermedad". El académico ha realizado un estudio que aún tiene que recibir el visto bueno de sus colegas. Pero, debido a la gravedad de la situación y lo rápido que avanza la pandemia, ya ha sido adelantado por el portal especializado J-value. Las conclusiones han acaparado la atención de la prensa británica: si la cuarentena lleva a una caída prolongada del PIB de más del 6,4%, se perderán más años de vida por la recesión que por el Covid-19, que suma ya 22.448 contagiados y 1.400 fallecidos.

PREGUNTA. El principal mensaje de su estudio es que si la economía no se mantiene en marcha durante la pandemia, ¿la recesión que vendrá luego puede acabar a la larga con más vidas que el propio coronavirus?

RESPUESTA. Mantener la economía en marcha el próximo año es crucial, ya que de lo contrario el resto de medidas pueden causar más daño que bien. Me preocupa que para resolver un problema, acabemos creando otro mayor. Existe un vínculo claro entre el producto interior bruto (PIB) y la esperanza de vida, en parte debido a que los países más ricos pueden invertir más en salud, seguridad y regulaciones ambientales. Esto significa que es posible calcular aproximadamente el efecto de un aumento o disminución de la riqueza en la salud de una población.

P. En su estudio, plantea distintos modelos. En el peor escenario, estima que si las tendencias globales se extrapolan al Reino Unido, aproximadamente 990.000 británicos morirían si se permitiera que el virus circulara sin ningún control, es decir, si no se tomara ninguna medida.

R. Sí, la mayoría de las víctimas mortales serían ancianos y, en términos de años de vida perdidos, esto equivaldría a la muerte de alrededor de 400.000 adultos de mediana edad, en otras palabras, el coste humano que supuso para el país la II Guerra Mundial. Yo no estoy diciendo que el Gobierno no imponga medidas. Considero que tiene que hacer todo lo que esté en sus manos. Pero si hay un fuerte colapso económico, el remedio será peor que la enfermedad. El punto de inflexión es evitar que la economía caiga más de un 6,4% del PIB para compensar esas 400.000 vidas.

"Si hay un colapso económico, el remedio será peor que la enfermedad. El punto de inflexión es evitar que la economía caiga más de un 6,4% del PIB"

P. En el apogeo de la crisis financiera de 2008, la economía se contrajo un 2,1% en un solo trimestre. Pero algunos economistas estiman que con la pandemia podríamos esperar una caída del 15% en el próximo trimestre, esto es, más del doble del 6,5% que recalca en su estudio. Chris Williamson, economista jefe de negocios de IHS, considera cada vez más probable llegar a una “recesión de una escala que no hemos visto en la historia moderna”. ¿El Gobierno está haciendo las cosas mal?

R. Lo que sugiero es que tenemos que ser más listos. No podemos ser ingenuos. Tenemos que conseguir el menor número de contagios, pero sin romper la economía. Tenemos que darnos cuenta de que vamos a estar en esta situación por un largo periodo de tiempo. No van a ser solo tres semanas o tres meses. Las tres semanas impuestas por el Gobierno van a ser solo un experimento para ver cómo van las cosas. Tenemos que encontrar maneras de que el país siga trabajando.

P. ¿Considera que el Gobierno está siendo ingenuo?

R. No quiero criticar al Gobierno. Hace frente a un enorme problema que no tiene una solución fácil porque cada una de las opciones tiene un coste de vidas humanas. Yo lo único que quiero es plantear una consideración. Lo que creo es que tenemos que encontrar vías para que la mayoría esté activa, porque de otra manera las consecuencias económicas serán peor que la pandemia. Todo el país tiene que ser consciente de ello. No podemos concentrarnos solo en el confinamiento. Tenemos que conseguir que la economía continúe funcionando a un nivel razonable.

P. Pero ¿cómo se consigue eso?

R. No tengo la respuesta a eso. Creo, por ejemplo, que cerrar pubs y restaurantes son medidas drásticas, pero ha sido la decisión correcta. Pero hay que encontrar la manera de que la mayoría de la población siga trabajando. Me preocupa cuando escucho a la gente decir que "solo tienen que seguir los servicios cruciales". Un economista diría que todos los servicios que tenemos son importantes.

P. Cada mañana, hay aglomeraciones en el metro de Londres. Muchos son trabajadores de la construcción. Mientras que el Gobierno central les dice que sigan acudiendo a la obra, el alcalde de Londres dice que es un error porque no pueden guardar los dos metros de distancia de seguridad. ¿Usted es por tanto de la opinión de que tienen que seguir trabajando?

R. No puedo contestar a eso porque no es mi campo. Te estaría dando una opinión personal, pero no una opinión de experto.

P. ¿Cuál es por tanto la recomendación que hace a los gobiernos?

R. Hacemos frente a un problema terrible. El mundo entero. De eso no cabe la menor duda. Sugiero implantar todas las medidas que se pueda para controlar la pandemia en la medida de lo posible, pero hacerlo de una manera que no acabemos con una caída del PIB mayor a la que sufrimos con la crisis de 2008. Ese es el objetivo. Y sé que no es fácil. Entre 2007 y 2009, el PIB del Reino Unido bajó un 6% y eso causó una reducción de la calidad de vida de tres meses.

P. El Gobierno británico ha recibido críticas por no haber impuesto antes el aislamiento. Muchos lo llegaron a acusar de primar precisamente la economía antes que a las personas.

R. En fases iniciales del contagio, no importa el cuándo comienza el bloqueo sino por cuánto tiempo se extiende la situación. Y si se pasa el punto de inflexión, las consecuencias pueden ser nefastas. Hay que encontrar un equilibrio.

P. Esta semana, el columnista de 'The Telegraph' Philip Johnston escribía una carta a su nieto pequeño y se preguntaba cómo vería este todo lo que está pasando cuando cumpliera los 18 años. "¿Recordará esto como la gran pandemia de coronavirus que aniquiló franjas de la humanidad o un contagio relativamente menor al que reaccionamos de forma grotesca?", decía el texto. ¿Usted cree que estamos reaccionando de manera grotesca?

R. Yo me limito a evaluar el impacto de la economía en los años de vida de las personas. Y para mí todas son igual de importantes. Los años de vida de una persona mayor tienen el mismo valor en mi estudio que los años de vida de un joven. Es lo igualitario y lo ético.

Europa
Escribe un comentario... Respondiendo al comentario #1
18 comentarios
Por FechaMejor Valorados
Mostrar más comentarios