EXCEPCIONES PARA RESIDENTES Y FAMILIARES

Bruselas propone limitar las entradas de viajeros a la UE durante un mes

La Comisión Europea propone limitar las entradas a la zona Schengen para frenar la expansión del virus durante los próximos 30 días

Foto: Ursula von der Leyen, presidenta de la Comisión Europea. (Reuters)
Ursula von der Leyen, presidenta de la Comisión Europea. (Reuters)

La Comisión Europea insiste con una mano a los Estados miembros que el cierre de fronteras entre los distintos países no es una medida efectiva para hacer frente a los efectos del coronavirus. Pero al mismo tiempo, Ursula von der Leyen, presidenta de la Comisión Europea, ha propuesto que durante el próximo mes haya una limitación a las entradas de viajeros desde fuera de la zona Schengen.

Este domingo, y ante el anuncio de un nuevo cierre de fronteras por parte de Alemania, que se sumaba a las medidas fronterizas anunciadas también por otros países como Dinamarca o Polonia, Von der Leyen avisaba de que dichas medidas podían afectar a las cadenas de suministros. Por eso, este lunes ha insistido en que estas medidas deben ser coordinadas, y ha presentado unas directrices sobre medidas fronterizas, cuyo objetivo no se esconde: “Es vital mantener el sector de la movilidad funcionando para asegurar la continuidad económica”. Así, el Ejecutivo comunitario propone una “línea rápida” o "corredor verde" para aquellos servicios que garanticen las cadenas de suministro.

Con una mano Bruselas intenta mantener funcionando el Mercado Interior, y con el otro trata de limitar las entradas a la UE. “Cuanto menos se viaje más podremos contener el virus. Por eso, y como he informado a nuestros socios del G7, propongo a los jefes de Estado y de Gobierno introducir restricciones temporales sobre los viajes no esenciales a la Unión Europea”, ha señalado Von der Leyen. Estas restricciones, según ha explicado la presidenta de la Comisión Europea, tendrían una duración inicial de 30 días, prorrogables tantas veces como sea necesario.

También habrá excepciones, como son los casos de residentes en la Unión Europea, médicos o expertos que acudan a ayudar con la emergencia sanitaria, familiares de ciudadanos de la UE o personal diplomático. Otra de las excepciones serán los bienes, ya que el flujo “debe continuar para garantizar el suministro de elementos esenciales como medicinas, pero también comida o componentes que las fábricas necesitan”, ha explicado Von der Leyen.

Von der Leyen, presidenta de la Comisión Europea. (Reuters)
Von der Leyen, presidenta de la Comisión Europea. (Reuters)

Esta medida también afectará a los cuatro socios de Schengen que no forman parte de la Unión Europea, y que según la presidenta de la Comisión Europea han recibido bien la noticia porque ya estaban aplicando medidas similares. Los jefes de Estado y de Gobierno del club comunitario, que celebran este martes una nueva cumbre electrónica, discutirán esta propuesta por parte de Bruselas.

Von der Leyen y Charles Michel, presidente del Consejo Europeo, no encajaron bien la decisión tomada hace días por Donald Trump, presidente americano, de cortar las comunicaciones con Europa al considerar que la medida había sido unilateral. Ahora, Von der Leyen y Michel pasan directamente a aislar a la UE ante una situación crítica que, además, se ve todavía más complicada por la decisión de distintos Estados miembros de establecer controles fronterizos que están poniendo contra las cuerdas a Schengen, daña todavía más las economías europeas y dificultan el funcionamiento del Mercado Interior. "Cerrar las fronteras no es necesariamente la mejor manera de garantizar que podemos contener el brote dentro de la UE", señalaba un portavoz del Ejecutivo comunitario horas antes de que Von der Leyen propusiera justo eso a nivel europeo.

La medida pretende dos cosas. Por un lado dar una respuesta coordinada por parte de los socios europeos ante los retos que generan las medidas fronterizas sobre la UE, dando una alternativa al cierre de fronteras internas a nivel europeo; y por otro lado recuperar la iniciativa de las instituciones europeas, cuya autoridad política ha quedado muy dañada en las últimas horas en las que se han ido produciendo cierres de frontera en contra de sus recomendaciones, generando un daño no solo a la libertad de movimiento y Schengen, sino también al comercio interior de la UE.

Europa

El redactor recomienda

Escribe un comentario... Respondiendo al comentario #1
3 comentarios
Por FechaMejor Valorados
Mostrar más comentarios