Se agota el periodo de transición

El coronavirus retrasa hasta el Brexit: la UE y Reino Unido suspenden las negociaciones

Londres y Bruselas suspenden la segunda ronda de negociaciones post Brexit, prevista para la próxima semana en la capital británica, debido a la crisis del coronavirus

Foto: Los negociadiores de la UE y del Gobierno de Johnson en una reunión anterior. (Reuters)
Los negociadiores de la UE y del Gobierno de Johnson en una reunión anterior. (Reuters)

Londres y Bruselas suspenden la segunda ronda de negociaciones post Brexit, prevista para la próxima semana en la capital británica, debido a la crisis del coronavirus. Ambas partes han publicado un comunicado explicando que están "estudiando otras alternativas" como la "videoconferencia". La gran pregunta es: ¿Podría la pandemia dejar ahora "atado" al Reino Unido a la UE?

El país abandonó oficialmente el bloque el pasado 31 de enero. Sin embargo, hasta el próximo 31 de diciembre, existe un periodo de transición en el que, en la práctica, todo sigue igual, incluida la libertad de movimiento. Durante este plazo, Londres y Bruselas deben cerrar -o al menos intentarlo- las futuras relaciones que, entre otros, engloban seguridad (donde Londres ya ha anunciado que saldrá de la Euroorden) y el nuevo acuerdo comercial.

Downing Street ya ha advertido que si para junio no hubiera avances, se levanta de la mesa de negociaciones para preparar al Reino Unido en regir sus nuevas relaciones con los Veintisiete estrictamente bajo las normas de la Organización Mundial del Comercio, lo que viene a ser un Brexit duro.

Hasta ahora nadie dudaba que el primer ministro iba en serio con su órdago. Pero la pandemia del Covid-19 ha puesto todo patas arribas. En teoría, Londres podría solicitar antes de julio una ampliación de plazos de uno o dos años. Pero Michael Gove -a efectos prácticos el vice primer ministro- ha rechazado que vaya a ser el caso. "Podría haber retrasos en las negociaciones, pero el periodo de transición no va extenderse más allá de diciembre", recalca.

¿El Brexit tendrá que esperar?

En cualquier caso, ningún Gobierno (por muy euroescéptico que sea y por muchas ganas que tenga de cortar sus lazos con la UE) puede prever ahora cómo va a evolucionar en los próximos meses el coronavirus, por lo que los medios británicos ya empiezan a especular con la posibilidad de que el Brexit tendrá que esperar.

Si el país tuviera que alargar un periodo en el que debe cumplir con todas las reglas comunitarias, sin tener ya ni voz ni voto en la toma de decisiones, sería una humillación para el 'premier'. Y el Gobierno, ya no sólo pagaría un coste político, sino también económico. Aparte de la factura de divorcio de 45 mil millones de euros, Londres debe seguir contribuyendo al marco financiero de la UE por cada año que permanezca “en la práctica” dentro del club. En 2018, la contribución británica a las arcas comunitarias fue de 8,9 mil millones de libras (alrededor de 11.000 millones de euros).

De momento, tras el fracaso de la primera ronda de conversaciones -donde ambas partes tan sólo acordaron que estaban en desacuerdo en los puntos más importantes-, la segunda toma de contacto se ha tenido que suspender cuando el Reino Unido ni siquiera sufre aún el pico de la pandemia.

10.000 estimados

Este jueves, se habían registrado 10 muertes y 590 casos. Aunque el Ejecutivo estima que en realidad hay alrededor de 10.000 casos. Así lo ha notificado el primer ministro en una rueda de prensa en el Número 10 donde, a pesar de que ha recalcado que “estamos viviendo la peor crisis sanitaria de una generación”, de momento, no ha querido implementar medidas drásticas al considerar que si se fatiga demasiado pronto a la sociedad, “la gente dejará de cumplir con la cuarentena en los momentos verdaderamente críticos”.

Johnson subrayó que la epidemia “se va a continuar extendiendo” y advirtió de que “muchas familias van a perder a sus seres queridos antes de tiempo”. En cualquier caso, de momento, no ha cerrado los colegios británicos, aunque sí ha prohibido excursiones escolares al extranjero. “El consejo científico es que esto podría hacer más mal que bien en este momento. Por supuesto, continuamos valorando esa medida y la decisión podría cambiar cuando la enfermedad se extienda”, subrayó.

Los expertos que asesoran al Ejecutivo han advertido que el Reino Unido está alrededor de cuatro semanas por detrás de Italia y, en este sentido, vaticinan que el pico de la pandemia se vivirá en suelo británico en un plazo de entre 10 y 14 semanas.

No se prohíben eventos

Dicho lo cual, en cuanto a los eventos multitudinarios, el primer ministro consideró que prohibirlos ahora "tendría un efecto limitado en la expansión" de la enfermedad. Por lo tanto, el Gobierno se limita de momento a pedir que se aíslen en casa durante al menos siete días todas aquellas personas que desarrollen síntomas como tos y fiebre, aunque sean leves.

Johnson advirtió, sin embargo, de que las medidas que espera ir desplegando a medida que se expanda la pandemia perturbarán la vida cotidiana de los ciudadanos “durante muchos meses”. “Lo más importante es proteger a los mayores y a la gente más vulnerable durante las semanas más graves de la epidemia, cuando habrá un máximo riesgo y el sistema sanitario estará bajo más presión. Ese periodo más peligroso no es ahora, sino dentro de algunas semanas”, afirmó.

Europa

El redactor recomienda

Escribe un comentario... Respondiendo al comentario #1
4 comentarios
Por FechaMejor Valorados
Mostrar más comentarios