Comienza el juicio contra A$AP Rocky

Suecia se enzarza en un rifirrafe diplomático con Trump por la detención de un rapero

Cuando la Policía sueca detuvo al estadounidense A$AP Rocky bajo la acusación de asalto y agresión, poco supondrían que encendían la chispa de un rifirrafe diplomático entre ambos países

Foto: Foto: Reuters
Foto: Reuters

Cuando la Policía sueca detuvo a un ciudadano estadounidense bajo la acusación de asalto y agresión, poco supondrían que encendían la chispa de un rifirrafe diplomático entre Suecia y Estados Unidos, con el propio presidente Donald Trump avivando la polémica. Sin embargo, y pese a las presiones diplomáticas -y no tan diplomáticas- Suecia ha comenzado este martes el juicio contra el rapero A$AP Rocky, que puede enfrentarse a dos años de cárcel.

El rapero, que se ha declarado inocente y que ha justificado la pelea "en defensa propia" fue detenido en Estocolmo el pasado 5 de julio tras una pelea y desde entonces permanece bajo custodia y sin opción a la libertad condicional por su alto riesgo de fuga, según consideran los tribunales suecos. Una situación que no ha sentado bien al presidente estadounidense Donald Trump, que tomó partido en favor del rapero tras "una llamada" de su "amigo" Kanye West. De hecho, en el juicio al rapero ha estado presente el enviado especial de EEUU para asuntos de rehenes y secuestros, Robert O'Brien.

En un principio, parecía que la diplomacia telefónica daba sus frutos. Trump aseguró el pasado 20 de julio que había tenido "una buena charla" con el primer ministro sueco Stefan Löfven y se ofreció a pagar la fianza de A$AP, cuyo verdadero nombre es Rakim Mayers. Sin embargo, la justicia sueca ha mantenido al rapero prisión preventiva en la cárcel de Kronoberg (Estocolmo), al menos hasta la celebración del juicio a partir del 30 de julio, y el primer ministro se ha negado a interferir en una investigación abierta, desatando el enfado tuitero de Trump.

"Estoy muy decepcionado con el primer ministro Stefan Löfven por se incapaz de hacer algo. Suecia ha abandonado a la comunidad afro-americana de Estados Unidos. He visto los vídeos (del asalto) de A$AP Rocky y le seguían unos provocadores. ¡(Suecia), trata a los estadounidenses con justicia! #FreeRocky", ha tuiteado en su cuenta oficial, canal de comunicaciones más usual del mandatario estadounidense.

No se detuvo ahí: además de insistir en la liberación del rapero, Trump publicó una amenaza velada a Suecia, al estilo del mandatario que ha utilizado en otras ocasiones. "Estados Unidos hace mucho por Suecia, pero no parece que esté funcionando en el sentido inverso". Y concluye "¡Suecia debería centrarse en su verdadero problema de delincuencia!".

Los adláteres del presidente han hecho el resto, acusando a Suecia de ser un país con los índices de criminalidad más altos de Europa y asegurando que "hay más musulmanes e inmigrantes que suecos". Los hashtags #Boycottsweden, señalando a empresas como Ikea, Asbsolut Vodka y Spotify se conviertieron brevemente en TT nacional.

El alcaide de la prisión de Kronoberg, donde está retenido el rapero, ha tenido que salir a los medios a negar las acusaciones de "oficiales de la embajada estadounidense" en la revista TMZ, que la señalaban como un "agujero" "plagado de enfermedades".

Mikael Lindstrom, portavoz del primer ministro sueco Stefan Löfven, respondió a Trump y al escándalo enfatizando la igualdad de trato en su sistema de justicia del país. Los esfuerzos de Trump para influir en el caso ASAP Rocky se han encontrado con desconcierto e indignación en Suecia, donde Trump tiene índices de aprobación históricamente bajos para un presidente estadounidense.

Vinos franceses

Suecia no es el único país europeo en la mira tuitera de Trump. La industria del vino francés ha recibido con preocupación un tuit del presidente estadounidense en la que criticaba el proyecto de introducir un impuesto digital a los gigantes digitales y amenazaba con "una acción recíproca sustancial después de la estupidez de Macron" que afectaría a los vinos franceses. "Siempre dije que el vino estadounidense es mejor que el francés", continuó.

Estados Unidos se ha convertido de hecho en el mayor mercado para el vino francés, superando por primera vez en su historia las exportaciones a Reino Unido. En 2018, los exportadores franceses facturaron en el mercado estadounidense más de 1.600 millones de euros, casi el 20% de sus exportaciones globales.

Europa

El redactor recomienda

Escribe un comentario... Respondiendo al comentario #1
3 comentarios
Por FechaMejor Valorados
Mostrar más comentarios