otros siete víctimas han fallecido

Un equipo de buzos busca a las 21 personas desaparecidas en el naufragio en el Danubio

La embarcación se hundió el pasado miércoles con 35 personas a bordo, de las cuales 21 continúan desaparecidas, todas ellas surcoreanas. Únicamente siete habrían sobrevivido

Foto: Miembros de equipos húngaros de rescate trabajan en la búsqueda de víctimas del naufragio en el Danubio. (EFE)
Miembros de equipos húngaros de rescate trabajan en la búsqueda de víctimas del naufragio en el Danubio. (EFE)

Un equipo de buzos ha iniciado este lunes los trabajos preliminares para tratar de localizar a las 21 personas que siguen desaparecidas desde que se hundió la semana pasada una embarcación turística en el río Danubio a su paso por Budapest, en el marco de unos trabajos en los que colaboran expertos húngaros y surcoreanos. Siete personas perdieron la vida por el naufragio de la embarcación, que fue golpeada por un crucero.

A bordo viajaban 19 turistas y guías surcoreanos y dos tripulantes húngaros, por lo que los dos países directamente afectados han unido fuerzas para tratar de esclarecer los hechos y recuperar a las víctimas. Un grupo de buzos de Corea del Sur ha iniciado este lunes unos trabajos con los que, en un primer momento, quieren "evaluar la situación", según un miembro del equipo citado por la agencia de noticias Yonhap.

Labores de rescate de los supervivientes del accidente del barco turístico. (EFE)
Labores de rescate de los supervivientes del accidente del barco turístico. (EFE)

Las autpridades no descartan que pueda haber cuerpos en el interior de la nave o que las fuertes corrientes hayan arrastrado a las víctimas a kilómetros de distancia. "Trabajaremos no solo con el Gobierno de Hungría para las operaciones de búsqueda, sino también con los países vecinos como Serbia, Rumanía y Bulgaria", ha explicado la ministra de Exteriores surcoreana, Kang Kyung Wha, que ha reclamado también una investigación exhaustiva para depurar responsabilidades por lo ocurrido en el Danubio. Las autoridades húngaras se inclinan por sacar a flote la embarcación y prevén iniciar los trabajos el jueves si, como ha ocurrido debido al reciente temporal, se hace inviable la búsqueda submarina. En los últimos días estas labores han sido imposibles por el alto nivel del agua y las fuertes corrientes.

Por otra parte, las autoridades de Corea del Sur han pedido explicaciones al Gobierno húngaro para que determinen lo antes posible las causas de la tragedia e identifiquen a los responsables de la misma, según ha indicado el viceministro de Asuntos Exteriores del país, Lee Tae Ho, durante una reunión en la capital surcoreana.

Según ha recogido la agencia de noticias Yonhap, la embarcación se hundió el pasado miércoles por la tarde con 35 personas a bordo, de las cuales 21 continúan desaparecidas - todas ellas surcoreanas -. Únicamente siete habrían sobrevivido.

Lee ha afirmado que las identidades de las siete víctimas mortales han sido publicadas y que sus familias se están desplazando a la capital de Hungría, Budapest. El capitán del crucero, que fue detenido poco después del incidente como parte de la investigación, ha negado que hubiese incumplido las normas o cometido delito alguno, según un comunicado de su abogado en el que se insta a no extraer conclusiones precipitadas.

Así, ha asegurado que era imposible evitar que se produjera el accidente. La Policía húngara confirmó a última hora del jueves el arresto de este hombre, que se encontraba al mando del crucero de 135 metros de eslora que chocó con el barco turístico en el que viajaba por el Danubio un grupo de turistas surcoreanos. Los servicios de emergencia, por su parte, continúan con las labores de búsqueda y rescate.

El primer ministro de Hungría, Viktor Orban, ha reconocido estar "impactado" por el naufragio y ha reclamado una investigación "estricta y rigurosa" que permita esclarecer lo ocurrido.

Europa

El redactor recomienda

Escribe un comentario... Respondiendo al comentario #1
0 comentarios
Por FechaMejor Valorados
Mostrar más comentarios