programa para cambiar el sistema económico

Marihuana y banca pública: el juez Garzón se une a Varoufakis para las europeas

La formación española Actúa, promovida también por el exdiputado de IU Gaspar Llamazares, ha optado por concurrir a los comicios junto con Primavera Europea, la plataforma del exministro griego

Foto: Yanis Varoufakis, candidato al Parlamento europeo por la lista internacional Movimiento Democracia en Europa, pronuncia un discurso en Berlín, el 24 de junio de 2019
Yanis Varoufakis, candidato al Parlamento europeo por la lista internacional Movimiento Democracia en Europa, pronuncia un discurso en Berlín, el 24 de junio de 2019

Actúa, de Baltasar Garzón y Gaspar Llamazares, concurrirá a las elecciones europeas de mayo dentro de Primavera Europea, una plataforma trasnacional liderada por el controvertido exministro griego de Finanzas Yanis Varoufakis. La lista, poblada por formaciones minoritarias de izquierdas y nuevo cuño de todo el continente, cerró este viernes su programa electoral en Berlín. Se trata de un manifiesto marcadamente progresista que propone un "nuevo acuerdo" para el bloque, con un contenido proeuropeo y a la vez deseoso de transformar de raíz la actual Unión.

El texto que debaten este viernes en Berlín los principales líderes de Primavera europea, entre los que están Varoufakis, Garzón y Llamazares, destaca por su marcado énfasis en la transformación del sistema económico, la democratización de la UE y la lucha por la justicia social y la igualdad de género, así como por la batalla contra el cambio climático, el fraude fiscal y la corrupción. El documento se reivindica como una "alternativa a la actual oferta" política en el continente entre fuerzas liberales proeuropeas de centro-izquierda y centro-derecha, como podrían ser las encabezadas por Emmanuel Macron y Angela Merkel, y los populistas euroescépticos liderados por el italiano Matteo Salvini y el húngaro Viktor Orbán. Una nueva vía frente a ese binomio que permite sólo elegir "entre la apatía y la rabia, entre la tecnocracia y la autocracia, entre aquellos que defienden la UE tal y como es en la actualidad y quienes desean destruirla para siempre".

El punto de partida del programa, dice el texto, "parte de la convicción de que la solución" para todas "las crisis política, social, económica y ecológica" de la UE, "del cambio climático a la migración y los refugiados, de la evasión fiscal a la deuda pública y privada", "deben ser europeas". El resultado es una "agenda común, verde y progresiva" a la que se suman, además del MeRA25 de Varoufakis y Actúa, el polaco Razem, el Demokratie in Bewegung alemán, el danés Alternativet, el portugués LIVRE y el francés Génération-s, entre otros.

La impronta del Varoufakis doctor en Economía y profesor en varias universidades es palpable a lo largo de todo el manifiesto. Destacan en el texto propuestas que chocan frontalmente con la ortodoxia liberal predominante en Bruselas. Como las tres medidas que anunció este jueves, en un debate en Berlín, que él implementaría de forma inmediata si, tras las elecciones de mayo, tiene la capacidad para hacerlo.

La primera sería encargar al Banco Europeo de Inversiones (BEI) la emisión de 500.000 millones de euros al año en bonos para financiar proyectos para la transición ecológica de la UE. El segundo, explicó, sería destinar los beneficios que obtenga el Banco Central Europeo (BCE) a programas antipobreza. Por último pondría en marcha un sistema para "reconvertir" gran parte de la deuda pública de los estados europeos con créditos blando del BCE.

Todo esto se podría hacer de forma "inmediata", en "el primer día de trabajo" porque es totalmente "legal" y no precisa reformas legales, aseguró Varufakis. "Esta agenda crea las circunstancias para cambiar el clima en Europa. Para acabar con la idea de que Europa es la fuente de los problemas y empezar a decir que Europa es fuente de soluciones", afirmó el exministro griego, que abandonó el Ejecutivo de Alexis Tsipras cuando el primer ministro heleno se plegó a las demandas de Bruselas. Además, argumentó, acabaría con las políticas de austeridad, que azuzan la xenofobia y contribuyen al surgimiento de "los nuevos Mussolinis".

Baltasar Garzón, Gaspar Llamazares, la exdirigente juvenil socialista Beatriz Talegón y el alcalde de Castilleja de Guzmán Tasio Oliver durante el acto en el que llaman a los partidos de izquierda, especialmente a Podemos, Equo, IU y la plataforma Ahora en Común, a confluir en una única lista en las generales. (EFE)
Baltasar Garzón, Gaspar Llamazares, la exdirigente juvenil socialista Beatriz Talegón y el alcalde de Castilleja de Guzmán Tasio Oliver durante el acto en el que llaman a los partidos de izquierda, especialmente a Podemos, Equo, IU y la plataforma Ahora en Común, a confluir en una única lista en las generales. (EFE)

De la banca pública al asilo común

Pero el programa no se queda ahí y trata de diferenciarse dentro del nutrido grupo de formaciones de izquierdas que se presentan a los comicios europeos. Primavera Europea aspira a una banca pública, a la reestructuración de las deudas privadas (impidiendo, por ejemplo, los desahucios) y la puesta en marcha de un Tesoro Europeo con capacidad de invertir y de un Fondo de Riqueza Ciudadano que incluiría activos adquiridos por bancos centrales, acciones de Ofertas Públicas de Venta (OPV) e ingresos provenientes de los derechos de propiedad intelectual que distribuiría anualmente un "dividendo ciudadano universal" a todos los europeos.

Asimismo insiste en la lucha contra la evasión y el fraude de empresas e individuos, y carga contra los paraísos fiscales (entre los que incluye a Luxemburgo, Holanda e Irlanda) y propone obligar a la banca a explicar sus actividades en estos territorios e investigar a quienes operen cuentas en ellos. Además, defiende un impuesto de sucesiones común y una base impositiva para empresas pactada.

También aboga por instaurar la semana de 35 horas, los 35 días de vacaciones, la regulación de los salarios de los directivos como un múltiplo del sueldo mínimo de su empresa, la participación de los trabajadores en las decisiones de las compañías, el reparto de acciones entre los empleados y las negociaciones colectivas a escala europea.

Garzón, al intervenir en el debate de Primavera Europa, subrayó la necesidad de la defensa del medio ambiente y relacionó la corrupción con la contaminación. En este sentido, apostó por poner en marcha una sala medioambiental en el Tribunal de Justicia de la UE (TJUE) para dar una "respuesta universal, trasnacional y europea" a un problema global.

En materia de inmigración, la alianza de partidos exige un sistema común de asilo y el cierre de los centros de internamiento de extranjeros como los CIE españoles, así como reconocer el pasaporte humanitario, favorecer la reagrupación familiar, poner en marcha una Operación de Rescate y Salvamento Europea en el Mediterráneo y acabar con los acuerdos en este ámbito con Turquía, Sudán y Libia.

El programa aborda otros puntos, como la remunipalización de servicios públicos locales, el fin de las puertas giratorias, el refuerzo del Parlamento Europeo, el aumento de los fondos de cohesión, la redacción de una constitución europea, la prohibición del fracking, la promoción de la democracia directa, la legalización de la marihuana, la paridad en las listas electorales, el endurecimiento de los criterios para la exportación de armas, el fin de la discriminación laboral, los permisos de paternidad y maternidad de 480 días y el derecho de adopción para todos.

Europa
Escribe un comentario... Respondiendo al comentario #1
23 comentarios
Por FechaMejor Valorados
Mostrar más comentarios