Es noticia
Menú
¿Planeas ir a Bali con tu pareja? Cuando entre en vigor esta ley, más os vale estar casados
  1. Mundo
Viajar sin pecado

¿Planeas ir a Bali con tu pareja? Cuando entre en vigor esta ley, más os vale estar casados

El Parlamento de Indonesia ha aprobado una reforma del Código Penal que prohíbe el sexo fuera del matrimonio, una ley que ha encendido las alarmas del sector turístico

Foto: Turistas en la playa en Sanur, Bali. (EFE/Made Nagi)
Turistas en la playa en Sanur, Bali. (EFE/Made Nagi)

Una ley que prohíbe el sexo fuera del matrimonio y la cohabitación entre parejas no casadas. Parece un escenario propio de distopías como El cuento de la criada, pero es una reforma del Código Penal aprobada por el Parlamento de Indonesia. El martes pasado, el país —de 272 millones de habitantes— inició la reforma de su Código Penal que supone un retroceso histórico en los derechos de libertad sexual, religiosa y de expresión.

La ley todavía no entrará en vigor, pero se aplicará tanto a indonesios como a extranjeros residentes y a extranjeros que visiten el país. Para un turismo que todavía intenta recuperarse de los impactos del covid, la decisión del Parlamento ha encendido las alarmas por el miedo a alejar a los turistas que han empezado a volver a islas indonesias como Bali, así como a las inversiones que ayudan a la recuperación económica de la región tras más de dos años de pandemia.

Foto: La metrópolis asiática se está abandonando a su suerte. (iStock)

Específicamente en Australia, con uno de los mayores índices de turistas que viajan a la isla paradisíaca, algunos periódicos han citado la noticia como la "prohibición del bonk en Bali". Hasta el Gobierno de Canberra se ha pronunciado al respecto y ha pedido más detalles a Yakarta sobre la legislación que prohibirá las relaciones fuera del matrimonio. "Entendemos que estas revisiones no entrarán en vigor hasta dentro de tres años, y esperamos más información sobre cómo se interpretarán las revisiones a medida que se redacten y finalicen las regulaciones de implementación", dijo una portavoz de Asuntos Exteriores en un comunicado. Los funcionarios reevaluarían regular cuidadosamente los riesgos para los australianos en el extranjero y continuarían monitoreando la situación de cerca, agregó.

Algunos analistas apuntan a que es poco probable que la reforma del Código Penal afecte a extranjeros, porque las denuncias serían presentadas por los hijos, los padres o el cónyuge de la pareja acusada. Así lo anunció Albert Aries, portavoz del Ministerio de Justicia, tras la aprobación de la ley. "El objetivo es proteger la institución del matrimonio y los valores indonesios, al tiempo que se protege la intimidad de la comunidad y se niega a terceros el derecho de denunciar este asunto o a hacer de jueces en nombre de la moralidad", afirmó.

Foto: Peleas de gallos en Bali (Diego Cortijo)

Sin embargo, en grupos de redes sociales dedicados al turismo en Indonesia, algunas personas han empezado a mostrar su preocupación. "Buena manera de arruinar la industria turística de Bali", escribió uno de los usuarios. Otros afirmaron que viajarían con sus certificados de matrimonio, mientras que otros turistas señalaron que no estaban casados y que viajarían a otro lugar si no cambiaban las leyes, informó la BBC.

Pensárselo dos veces antes de ir a Bali

El miedo de los operadores turísticos es que el mero hecho de que exista esta ley pueda echar atrás a muchos futuros turistas, más allá de los impactos reales que pueda tener. El español Luis Miguel Paya lleva 22 años viviendo en Bali y explica a El Confidencial que, más allá de las consecuencias de esta ley, no se imagina la isla dejando de ser un lugar de turistas y con una libertad sexual mayor que en otros lugares del país. "Aquí la mayoría son hindúes y también, al ser un centro turístico, tienen una mentalidad más occidental", afirma. "Por eso yo creo que aunque la ley es para todo el país, Bali podría convertirse en una isla de libertad en comparación con otras. Es algo que en realidad ya está pasando, porque muchas personas homosexuales, por ejemplo, vienen aquí desde otras partes de Indonesia para vivir tranquilos".

Foto: Estudiantes musulmanas protestas en Indonesia contra el día de San Valentín. (Reuters)

El español residente en Bali no cree que el impacto de esta ley en el turismo sea radical y que miles de personas dejen de visitar la isla. Cuando la medida entre en vigor, opina, la situación podría parecerse a lo que pasa actualmente con el adulterio, considerado un delito en Indonesia. "Al final, la policía no está pendiente todo el rato, tiene que denunciarte alguien para que pueda tener una consecuencia. Pasará un poco lo mismo, nadie irá a la policía de Bali porque dos turistas mantengan relaciones fuera del matrimonio", expone.

Foto: Foto: Reuters/Brendan McDermid.

Estas incógnitas sobre las aplicaciones de la ley son las que preocupan al sector turístico, que busca todavía recuperarse de los largos meses del covid. La luz empieza a verse al final del túnel y, en julio de 2022, la Oficina Nacional de Estadística de Indonesia registró más de 470.000 llegadas de turistas extranjeros al país. Este fue el número más alto desde la relajación de las restricciones por la pandemia en octubre del año pasado.

Después de este gran avance, tanto el turismo como el sector empresarial tienen miedo de que esta decisión pueda provocar un retroceso en el aumento del número de visitantes. Putu Winastra, presidente de la Association of Tour and Travel Agents (Asita) en Bali, dijo que la medida provocará que muchas personas se lo piensen dos veces antes de viajar a las islas de Indonesia. "Desde nuestro punto de vista como actores de la industria del turismo, esta ley será muy problemática", dijo Winastra, quien cuestionó cómo se comprobará el cumplimiento de la ley. "¿Deberíamos preguntar a las parejas de turistas si están casadas o no? ¿Tienen que demostrar que están casadas?", se preguntó en entrevista con CNN.

Foto: Traslado del joven detenido por retener a su pareja de 15 años. (Junta de Andalucía)

Sin embargo, Winastra añadió a El Confidencial que tiene la esperanza de que los hoteles donde se queden los turistas no tengan que preguntar por los certificados de matrimonio. "Los hoteles tienen derecho a proteger los datos y la identidad de los huéspedes y en ese caso no afectaría al turismo", señala.

Por su parte, Shinta Widjaja Kamdani, vicepresidente de la Asociación de Empleadores de Indonesia (Apindo), lamentó que la reforma del Código Penal haría "más daño que bien" para el país y que disuadiría la inversión. "Lamentamos profundamente que el Gobierno haya cerrado los ojos. Ya hemos expresado nuestra preocupación al Ministerio de Turismo sobre lo dañina que es esta ley", dijo Maulana Yusran, subdirectora de la junta de la industria turística de Indonesia.

Una pesadilla para muchos indonesios

La ley aprobada por el Parlamento de Indonesia puede afectar o no a los turistas y a la economía de Indonesia, pero impactará de lleno en la vida de los locales. Phil Robertson, director adjunto para Asia de Human Rights Watch, escribió en Twitter que el país "propone avanzar por la senda del desastre y de la violación de derechos al penalizar las relaciones sexuales fuera del matrimonio. Esta escandalosa propuesta de Código Penal viola las normas internacionales de derechos de privacidad y dañará gravemente al país".

La cláusula más criticada de la ley es la que estipula hasta un año de prisión por practicar sexo fuera del matrimonio y en cualquiera de sus formas. Para las parejas que viven juntas sin estar casadas, hasta seis meses de cárcel. Indonesia, donde está prohibido el adulterio, pero no las relaciones prematrimoniales, es uno de los países con mayor población musulmana del mundo. A pesar de que en los últimos años se han aprobado leyes que fomentaban una apertura y confirmaban que la mayoría de musulmanes indonesios practican una versión moderada del islam —en 2021, se aprobó el fin de la prohibición del hiyab en las escuelas—, en los últimos años ha aumentado el conservadurismo religioso en algunas partes del país.

Por otro lado, la ley promete ser un tema de división social en un lugar donde los musulmanes conviven con otros grupos religiosos como hindúes y cristianos. "No es fácil para un país multicultural y multiétnico hacer un Código Penal que pueda adaptarse a todos los intereses", dijo la ministra de Leyes y Derechos Humanos de Indonesia, Yasonna Laoly, el pasado martes en el Parlamento. Decenas de ONG y grupos civiles salieron después a las calles a denunciar los cambios, según informó la prensa local.

La reforma del Código Penal, que también ataca el derecho de manifestación y penaliza a los opositores políticos, llega días después de la cumbre del G20 en Bali, en la que el presidente, Joko Widodo, hizo de anfitrión y consiguió proyectar el país como una oportunidad de desarrollo económico y estabilidad política. Widodo se está posicionando como el líder de un modelo de democracia en el mundo islámico que ha sido aplaudida por algunas organizaciones. "Indonesia ha conseguido impresionantes avances democráticos desde la caída de un régimen autoritario en 1998, estableciendo un significativo pluralismo en la política y en los medios", apuntaba la organización Freedom House.

Estas afirmaciones se contraponen con advertencias como la publicada por Amnistía Internacional en 2021 sobre el incremento de los ataques contra activistas por los derechos humanos. El director ejecutivo de la organización en Indonesia, Usman Hamid, se ha posicionado sobre la nueva ley. "Las disposiciones de moralidad podrían ser mal utilizadas para criminalizar a las víctimas de agresión sexual o para atacar a miembros de la comunidad LGTBI. Las relaciones sexuales consentidas no deben tratarse como un delito penal o una violación de la moralidad", lamenta. "Este Código Penal nunca debería haberse aprobado y es un retroceso dramático en el progreso de los derechos humanos en Indonesia".

Una ley que prohíbe el sexo fuera del matrimonio y la cohabitación entre parejas no casadas. Parece un escenario propio de distopías como El cuento de la criada, pero es una reforma del Código Penal aprobada por el Parlamento de Indonesia. El martes pasado, el país —de 272 millones de habitantes— inició la reforma de su Código Penal que supone un retroceso histórico en los derechos de libertad sexual, religiosa y de expresión.

Islam Matrimonio
El redactor recomienda