Es noticia
Menú
Viajar en la era poscovid: buscamos más seguridad, pero sin renunciar a vivir nuevas experiencias
  1. Viajes
tendencias del sector

Viajar en la era poscovid: buscamos más seguridad, pero sin renunciar a vivir nuevas experiencias

No solo cambian los propios viajeros, también cómo estos se organizan. Al perfil tradicional se suma uno nuevo preocupado en elegir un destino que le haga sentir más cómodo y tranquilo, según un informe de American Express

Foto: Foto: iStock.
Foto: iStock.

El covid-19 comprometió nuestra libertad de ir de un lugar a otro. Pero, dos años después, la paulatina recuperación del sector turístico avala que, quienes tienen espíritu viajero, no están dispuestos a renunciar al placer de viajar. Y no solo eso. Los expertos apuntan a un cambio de mentalidad con respecto a lo que suponía hacer un viaje antes de la pandemia.

“Viajar ha subido muchos puestos en la lista de nuestras prioridades”, asegura César Gutiérrez, presidente de la Federación Empresarial de Asociaciones Territoriales de Agencias de Viajes Españolas (Fetave). No en vano, según un informe de American Express, publicado este mismo año, el 65% de los encuestados prefiere realizar las vacaciones de sus sueños antes que comprar un vehículo nuevo.

Según datos de American Express, se observa un crecimiento de las escapadas de última hora y se mantiene el creciente gusto por el turismo activo

Esa es, precisamente, una de las tendencias que más claramente han identificado los expertos en el estudio realizado por la compañía financiera tras la pandemia. Hoy, esos días de asueto en forma de viajes se conciben como una fuente de bienestar. “Han aumentado las peticiones de los viajes que podríamos denominar como soñados”, apunta Gutiérrez. Pero también se han recuperado las experiencias en familia, con amigos, en pareja…

Desde Fetave, también apuntan que se retoma la reserva anticipada, en muchos casos, con el fin de encontrar los mejores precios, aunque aumenta el presupuesto de los viajes como consecuencia, entre otras cosas, de esa escalada de los mismos en el orden de prioridades. Del mismo modo, en el informe se observa un crecimiento de las escapadas de última hora y se mantiene el creciente gusto por el turismo activo y los entornos naturales impulsado tras la pandemia.

Cómo ha cambiado el perfil del viajero

Pero no solo cambian los viajes. También lo hace cómo los organizamos y los propios viajeros. Quien más y quien menos se reconoce sentir cierto recelo ante las aglomeraciones, por ejemplo, o frente a la incertidumbre ocasionada por las múltiples restricciones vividas en estos últimos dos años. En este contexto, a los viajeros tradicionales, se suma un nuevo perfil muy preocupado en elegir un destino seguro, de acuerdo con el director de Fetave y este estudio de la UOC.

Aunque las grandes concentraciones de personas no son lo único que, después de dos años desde que se iniciara la crisis sanitaria, despierta los recelos de los turistas. “El miedo a viajar desde la pandemia ha estado principalmente relacionado con el hecho a enfermar en un país extranjero donde desconocemos su sistema sanitario (e incluso el idioma) y/o a estar lejos por si enferma un familiar o ser querido”, explica Soraya Bajat, jefa de Salud Mental del Hospital Universitario Sanitas La Zarzuela. Es por ello que contratar un seguro de viaje también ha escalado posiciones en la lista de preferencias de los viajeros.

placeholder Foto: Freepik.
Foto: Freepik.

Por otro lado: “La situación que hemos vivido —con continuas cancelaciones, restricciones a la hora de viajar dependiendo del país o del estado de salud en el momento de comenzar el viaje— ha puesto en valor el servicio y la protección que el viajero recibe al realizar sus reservas a través de una agencia de viajes”, apunta el presidente de Fetave. Para Gutiérrez, el estatus de las agencias como consultores de experiencias se ha visto reforzado tras la pandemia.

“​Lo más importante es cada uno viaje con las medidas de seguridad que le hagan sentir más cómodo y tranquilo. Eso incluye destino, seguros adicionales y todo lo que uno, de forma razonable, considere que le va a hacer disfrutar y sentirse tranquilo”, concluye la jefa de Salud Mental del Hospital Universitario Sanitas La Zarzuela.

Una tarjeta para viajar tranquilo

Los tiempos para combatir —y superar— ese malestar a la hora de viajar ocasionado por la crisis sanitaria son diferentes en cada viajero, aunque, en el proceso, hay distintas herramientas que pueden ayudar. La Tarjeta Platinum American Express, por ejemplo, incluye lo que se conoce como fast track y fast lane o, lo que es lo mismo, un acceso prioritario al control de seguridad en los aeropuertos de Aena en España que, en la práctica, permite a sus usuarios evitar las colas y esperas del acceso general de pasajeros. Además, los usuarios titulares Platinum tienen acceso ilimitado a las salas vip gestionadas por la compañía (más de 1.300 salas en más de 140 países de todo el mundo).

Asimismo, esta incluye una protección que va desde la asistencia sanitaria en el extranjero, hasta un seguro de alquiler de vehículos, pasando por la garantía de accidente en viaje y un seguro de cancelación que permite recuperar hasta un máximo de 6.000 euros para gastos abonados a la tarjeta.

Finalmente, la Agencia de Viajes Online de la compañía ofrece la posibilidad de planificar los viajes con 250 euros de abono anuales. También permite el uso de puntos de su programa de fidelización —Membership Rewards— para conseguir vuelos, billetes de tren y noches en hoteles de lujo. Desde la empresa apuntan que "los nuevos usuarios de la tarjeta Platinum reciben, además, 400 euros en forma de abono por gastos superiores a los 4.000 euros en los primeros cuatro meses desde la aprobación de la misma, una aportación nada desdeñable para organizar ese viaje soñado".

El covid-19 comprometió nuestra libertad de ir de un lugar a otro. Pero, dos años después, la paulatina recuperación del sector turístico avala que, quienes tienen espíritu viajero, no están dispuestos a renunciar al placer de viajar. Y no solo eso. Los expertos apuntan a un cambio de mentalidad con respecto a lo que suponía hacer un viaje antes de la pandemia.

ECBrands Viajes Pandemia