Es noticia
Menú
"Es una vergüenza congelarse en una trinchera hasta morir": guía para salir de Rusia
  1. Mundo
El Kremlin no ha medido el alcance

"Es una vergüenza congelarse en una trinchera hasta morir": guía para salir de Rusia

"Con la movilización, la gente se ha dado ya por fin cuenta de lo que realmente está pasando. Hay que entender que los rusos vivimos bajo propaganda. Han despertado finalmente"

Foto: Rusos caminan hasta la frontera con Georgia. (EFE/Zurab Kurtsikidze)
Rusos caminan hasta la frontera con Georgia. (EFE/Zurab Kurtsikidze)
EC EXCLUSIVO Artículo solo para suscriptores

"Quiero decirles a los soldados desplegados en el frente, a los que están uniéndose en la movilización, a los voluntarios; a sus esposas e hijos, por qué están luchando. Quién es el enemigo que crea guerras y crisis para beneficiarse". En un agrio discurso durante la ceremonia de anexión de los territorios controlados por Rusia en el Donbás (Donetsk y Lugansk) y en el sur de Ucrania (Jersón y Zaporiyia), el presidente Vladímir Putin recurrió a todas las teclas disponibles de la "cruzada" occidental contra "los valores", "la historia" y poder de una Rusia "a la que quieren esclava". Y, sin embargo, por lo que sea a los rusos no les está convenciendo ser enviados al frente de batalla, precisamente cuando Rusia está acusando grandes pérdidas ante la contraofensiva ucraniana de las últimas semanas, con la reconquista de la estratégica ciudad de Lyman, en Donetsk, como el último exponente.

El discurso de Putin era para afuera —el más antioccidental de los últimos años— y hacia adentro —redirigir la narrativa para justificar la guerra en Ucrania no ya como desnacificación, sino como una guerra existencial épica—. Ese intento de inflamar los espíritus nacionalistas de los rusos (defensa de los "valores" y la historia, "Occidente quiere vernos como a una colonia, un grupo de esclavos"...) coincide con el éxodo de jóvenes y hombres rusos que desbordan las fronteras del país huyendo de la perspectiva de la "movilización militar parcial".

Foto: Putin en la ceremonia de anexión de territorios ocupados. (EFE/Grigory Sysoev)

El objetivo anunciado era el reclutamiento de 300.000 hombres para engrosar las diezmadas filas del Kremlin en Ucrania, pero las estimaciones del alcance real de la movilización son mucho mayores. En su momento, el ministro de Defensa ruso, Serguéi Shoigú, aseguró que no se llamaría a los estudiantes; hay pruebas y testimonios de jóvenes universitarios ya reclutados. En regiones más remotas se está intentando reclutar "a todos los hombres" (según ha denunciado el líder de la república de Daguestán, Sergei Melikov), pero el esfuerzo bélico está arañando hombres también en San Petersburgo o Moscú. El descontento es obvio, y el propio Putin ha admitido "errores" en la movilización que se subsanarán. Pero, para cientos de miles, la movilización ha sido la gota que ha colmado el vaso y ya están huyendo del país.

"¿Cuánto tiempo tienes? Esta es la lista".

  • Documentos de identidad. ¿Pasaporte? Solo si has tenido suerte de tenerlo ya hecho. Las oficinas de emisión de documentación están cerradas y, ahora mismo, cualquier hombre en edad de tomar un fusil es sospechoso si pretende hacerse un pasaporte por la vía rápida. Pero hay muchos más: prepara todos los documentos posibles, desde el certificado de nacimiento (lo necesitarás para entrar en Países Bajos) al de matrimonio o incluso uno de no antecedentes penales.
  • Verifica la información actualizada sobre visas, reglas de cruce de fronteras.
  • Prepara poderes para los que se queden en Rusia, para poder emitir tarjetas bancarias en bancos no autorizados para transferencias SWIFT.
  • Asegúrate de llevar la medicación que necesites. Fuera de Rusia a lo mejor no consigues encontrar las dosis.
  • Elimina todos los chats que tengan comentarios contra la "operación militar especial". Hemos tenido información de que, en algunos casos, los agentes de fronteras investigan los móviles.
  • Compra billete [si encuentras] de ida y vuelta, parecerá que te has ido de vacaciones.

"Con la movilización, la gente se ha dado ya por fin cuenta de lo que realmente está pasando. Hay que entender que los rusos vivimos bajo propaganda, no confiamos en nadie. Pero, ahora, el mayor miedo de muchos ha pasado. Han despertado finalmente", asegura por teléfono desde Estambul (no puede volver a Rusia) Ira Lobanovskaya, creadora de una suerte de guía para huir de Rusia donde se detallan consejos, contactos, trucos, información legal para responder a una notificación de movilización, el estado a tiempo real de las fronteras del país o a qué países se puede huir con solo un 'DNI'. Información que en apenas una semana, desde que el 21 de septiembre se declarara la movilización militar parcial, es clave para cientos de miles de rusos.

Foto: Colas para entrar en Finlandia desde Rusia. (Reuters)
Puertas cerradas a la hégira de Putin: ¿quién quiere a los rusos que huyen de la guerra?
Alicia Alamillos Nacho Alarcón. Bruselas Infografía: Rocío Márquez

Lobanovskaya lanzó esta guía apenas dos días antes de que Putin anunciara la invasión a gran escala de Ucrania el 24 de febrero. Entonces, era apenas un pequeño grupo de Telegram de apenas 40 personas. El objetivo era recolectar historias de rusos que habían emigrado fuera del país y organizar consejos prácticos, más pensados para encontrar un nuevo trabajo, aprender el idioma, integrarse en los países de acogida…

La movilización militar parcial lo cambió todo. En apenas una semana, la página 'Guia para la reubicación' recibía 1,5 millones de visitas y los canales (pronto tuvieron que multiplicarse) tenían más de 100.000 usuarios. Canal con la 'Guía para el mundo libre' o 'No entres en pánico. Bots para la búsqueda de tiques', 'Consulta gratuita sobre cómo huir de la movilización'. Los consejos también cambiaron de cariz. Desde qué fronteras están abiertas a qué países han suspendido las visas de turistas para los rusos, pasando por "qué enfermedades te libran de la movilización", "cómo hacer una transferencia a un banco extranjero" o "cómo obtener una visa humanitaria o asilo político". Incluso acceder a las listas de heridos y muertos en Ucrania, en busca de un amigo, un primo o incluso un hijo.

Cómo (y por dónde) salir

La cuestión de las fronteras es clave. Según explica Lobanovskaya, hay un equipo de voluntarios que peinan páginas de billetes de aviones, tren y autobús para encontrar opciones. Los precios están por las nubes, pero a lo mejor de repente alguien cancela un pasaje, o se abre una nueva ruta... Las fronteras también son muy cambiantes, desde Finlandia, el último país de la Unión Europea donde los rusos todavía podían acceder con visa de turismo, pero que desde el fin de semana bloqueó el paso para los rusos, asegurando que estudiaría "caso por caso", incluso a los visados ya emitidos, a Georgia, donde las autoridades rusas están irguiendo un puesto temporal de control para limitar el paso de los más susceptibles de ser movilizados.

Más de 66.000 ciudadanos rusos han entrado en la UE solo en la última semana, la mayoría a través de Finlandia o Estonia, según datos de Frontex. Georgia, donde los rusos pueden entrar sin visado, ha llegado a recibir "unos 10.000 rusos al día", según el ministro de Interior georgiano, Vakhtang Gomelauri. "La situación es extremadamente tensa". Según las autoridades de Kazajistán, desde el 21 de septiembre han entrado casi 100.000 rusos en el país. En un solo día se registraron más de 13.000 solicitudes para tasas (un paso necesario para poder prolongar la estadía) solo de ciudadanos rusos, el equivalente de lo que normalmente se registra en un mes completo, y juntando todas las nacionalidades. El presidente de Kazajistán afirmó que asegurará "el cuidado" y "la seguridad" de los rusos "huyendo de una situación sin esperanza".

Foto: Valerii Zaluzhnyi, comandante en jefe de las Fuerzas Armadas de Ucrania. (Presidencia de Ucrania)

"Es una vergüenza congelarse en una trinchera sin comida ni agua y con una ametralladora oxidada y esperar a que cientos de fragmentos de tungsteno te conviertan en un pedazo de carne apestosa. Y los comandantes en algún lado no querrán llevarse los restos de tu torso", escribe Vitali enfadado en uno de los grupos abiertos. "Amigos, hay algún chat de apoyo para aquellos que están en la cola esperando en un 'checkpoint' en Georgia? Amigos no tienen comida, apenas se mueven, no saben qué hacer", pregunta una mujer. Otro hombre contesta a un mensaje anterior en el que preguntan si un trastorno de depresión le servirá para esquivar la movilización: "Necesitas un doctor y un abogado que se lo reporten a la oficina de registro y alistamiento militar, para que no acabes en el Donbás".

Cómo obtener asilo político

"Ahora estoy intentando obtener asilo político en Polonia. Tengo una novia que vive allí, también refugiada, pero de Ucrania. Soy susceptible de ser movilizado [todos los que tengan experiencia militar que, en un sentido amplio, podría incluir a todos los hombres que han hecho la mili —obligatoria— en Rusia], así que fui a Bielorrusia apenas unas horas antes de que empezara, y desde allí llamé al consulado polaco. Me dijeron que podían ayudarme, pero que tenía que llegar a Polonia. Y esto está siendo un problema, dado que todos los pasos fronterizos para peatones están cerrados, no tengo un coche, y no me puedo montar en un autobús sin una visa Schengen. Así que la única opción es que alguien me lleve en su coche. Necesito gente que me pueda ayudar", escribe Aristarkh.

Los países europeos, especialmente los bálticos, han cerrado la puerta a estos rusos, bajo la premisa de que también tienen responsabilidad propia en la guerra de Putin contra Ucrania, por no haberse levantado contra ella, al menos hasta ahora. En las últimas semanas, las protestas contra la "operación militar especial" en [nombre de cualquier país inventado, para burlar la ley que impide criticar la guerra en Ucrania] que apenas congregaban unas decenas de personas, ahora movilizan a cientos. Se habrían producido más de 2.400 arrestos en protestas antibélicas en más de 30 ciudades y pueblos de todo el país, según datos de la organización OVD-Info. Pero también se organizan megaeventos en celebración de la anexión de los territorios ucranianos en los que se grita "¡Tened miedo, vamos a por vosotros!".

"Creo que es absolutamente contraproducente prohibir a los rusos y encerrarlos en Rusia, porque la emigración es una forma de protesta", defiende Lobanovska, quien apunta a la "fuga de cebreros" que puede transformarse en una "catástrofe económica" para Rusia. La idea de que los rusos puedan levantarse y manifestarse contra Putin para provocar un cambio de gobierno le parece casi inimaginable, "con un régimen como el que tenemos en Rusia, con las fuerzas militares, su poder nuclear... Es invencible, las protestas no cambiarán nada". "Si los rusos se sienten vetados de todo el mundo, se sentirán abandonados... y dentro de Rusia", concluye.

*Si no ves correctamente este formulario, haz clic aquí

"Quiero decirles a los soldados desplegados en el frente, a los que están uniéndose en la movilización, a los voluntarios; a sus esposas e hijos, por qué están luchando. Quién es el enemigo que crea guerras y crisis para beneficiarse". En un agrio discurso durante la ceremonia de anexión de los territorios controlados por Rusia en el Donbás (Donetsk y Lugansk) y en el sur de Ucrania (Jersón y Zaporiyia), el presidente Vladímir Putin recurrió a todas las teclas disponibles de la "cruzada" occidental contra "los valores", "la historia" y poder de una Rusia "a la que quieren esclava". Y, sin embargo, por lo que sea a los rusos no les está convenciendo ser enviados al frente de batalla, precisamente cuando Rusia está acusando grandes pérdidas ante la contraofensiva ucraniana de las últimas semanas, con la reconquista de la estratégica ciudad de Lyman, en Donetsk, como el último exponente.

Conflicto de Ucrania Ucrania
El redactor recomienda