Es noticia
Menú
Carlos III se compromete con el trono y dejará de lado su activismo: "Gracias, mamá"
  1. Mundo
Su primer discurso a la nación

Carlos III se compromete con el trono y dejará de lado su activismo: "Gracias, mamá"

El rey Carlos III se dirigió por primera vez a la nación tras la muerte de Isabel II con la promesa de mantener el legado de su madre, a la que agradeció sus años de reinado.

Foto: Carlos III se ha dirigido a la nación por primera vez como rey tras la muerte de Isabel II. (Reuters/Yui Mok/Pool)
Carlos III se ha dirigido a la nación por primera vez como rey tras la muerte de Isabel II. (Reuters/Yui Mok/Pool)

En un breve y emotivo discurso, el rey Carlos III se dirigió este viernes por primera vez a la nación tras la muerte de Isabel II, con la promesa de mantener el legado de su madre, a la que agradeció su servicio como reina y líder de familia. Vestido de luto, el nuevo monarca elogió los 70 años de reinado de su progenitora y nombró a su hijo y heredero, el príncipe William, duque de Cornualles y príncipe de Gales. Además, avanzó que su vida cambiará para asumir, a sus 73 años, sus nuevas responsabilidades como jefe de Estado y cabeza de la Iglesia Anglicana.

"Como la Reina hizo con tal devoción, yo también me comprometo ahora y durante todo el tiempo que Dios me conceda, a mantener los principios de la Constitución que están en el corazón de nuestra nación", dijo el rey desde el Palacio de Buckingham, con un retrato de Isabel II vestida de azul turquesa. "Ya no me será posible dedicar tanto de mi tiempo y energías a las organizaciones y temas que tanto me preocupan. Pero sé que este importante trabajo continuará en las confiables manos de otros", agregó.

Con estas palabras, Carlos III indica claramente que tratará de mantener la neutralidad política y social de la Corona que logró su madre, lo que podría entrar en conflicto con su trabajo filantrópico en temas como la sostenibilidad ecológica y la arquitectura tradicional. Además, deberá moderar algunas de sus declaraciones que en el pasado generaron controversia, como cuando aseguró que si se cambiaba la ley para la caza del zorro, "abandonaría el país y pasaría el resto de su vida esquiando", o cuando recomendó personalmente a su arquitecto favorito para un proyecto público.

En abril de este año, todavía como príncipe de Gales, Carlos escribió un duro editorial en la revista estadounidense Newsweek sobre la necesidad de actuar con más decisión ante el cambio climático y pedía una movilización urgente de recursos. "Nuestros hijos nos están juzgando", se titulaba la pieza. Como rey, se verá obligado a ser más diplomático y evitar hacer públicas sus preferencias —especialmente aquellas con repercusiones políticas—.

Foto: Imagen: Getty/Samir Hussein.

La mayoría de su alocución estuvo dedicada a glosar las bondades de la reina y destacar la capacidad de adaptación que le otorgó a una institución tan tradicional como la Corona. La reina inspiraba "afecto, admiración y respecto", lo que se convirtió "en la seña de identidad de su reinado". "Como todos los miembros de esta familia pueden testificar, combinaba estas tres cualidades con calidez, humor y una habilidad innata para siempre ver lo mejor de la gente", aseguró.

"En el curso de los últimos 70 años, hemos visto nuestra sociedad convertirse en una sociedad con múltiples culturas y fes. Las instituciones del Estado también han cambiado. Pero a través de todos esos cambios y desafíos, nuestra nación y la amplia familia de reinos —de cuyos talentos, tradiciones y logros no puedo estar más orgulloso— han prosperado y florecido. Nuestros valores han permanecido y deben permanecer constantes".

Foto: Una persona observa en su móvil el discurso a la nación de Carlos III. (Reuters/Lee Smith)

La prensa británica destacó la calidez de un "discurso conmovedor", donde el rey ha expresado abiertamente sus sentimientos, dándole un toque íntimo y familiar. Además, los medios destacaron el pequeño homenaje a su difunto padre al pedir que le trajeran el escritorio antiguo de Felipe de Edimburgo para el discurso televisivo. La monarca también estaba presente en la mesa en una fotografía tomada en 2009, durante el tradicional desfile 'Trooping the Colour' en Londres, una ceremonia que celebran los regimientos del Ejército de Reino Unido y otros países de la Commonwealth. El mismo día de la ceremonia, la reina celebraba de manera oficial su 83 cumpleaños.

"Durante toda su vida, su Majestad la Reina —mi querida madre— ha sido inspiración y ejemplo para mí y toda mi familia (...) fue más que una promesa: fue un compromiso personal profundo que definió toda su vida. Hizo sacrificios por el deber. Su dedicación y devoción como soberana nunca palideció a través de tiempos de cambio y progreso, en tiempos de alegría y celebración, en tiempos de tristeza y pérdida", explicó el monarca, quien se había convertido en el heredero británico con más tiempo a la espera de acceder al trono (más de 59 años).

Carlos III terminó su intervención con un agradecimiento por las muestras de cariño recibidas y una nota personal: "A mi querida mamá, mientras empiezas tu último gran viaje para reunirte con mi fallecido papá, quiero decirte simplemente esto: gracias".

En un breve y emotivo discurso, el rey Carlos III se dirigió este viernes por primera vez a la nación tras la muerte de Isabel II, con la promesa de mantener el legado de su madre, a la que agradeció su servicio como reina y líder de familia. Vestido de luto, el nuevo monarca elogió los 70 años de reinado de su progenitora y nombró a su hijo y heredero, el príncipe William, duque de Cornualles y príncipe de Gales. Además, avanzó que su vida cambiará para asumir, a sus 73 años, sus nuevas responsabilidades como jefe de Estado y cabeza de la Iglesia Anglicana.

Reino Unido Isabel II Príncipe Carlos de Inglaterra
El redactor recomienda