Es noticia
Menú
¿Quién sustituirá a Johnson? Los 'tories' a seguir en la carrera hacia Downing Street
  1. Mundo
La gran carrera conservadora

¿Quién sustituirá a Johnson? Los 'tories' a seguir en la carrera hacia Downing Street

A día de hoy, ningún conservador británico tiene garantizado el éxito en su candidatura, pero estos son algunos de los más importantes a seguir en la contienda por dirigir Reino Unido

Foto: Boris Johnson, rodeado de posibles candidatos a sustituirle. (Reuters)
Boris Johnson, rodeado de posibles candidatos a sustituirle. (Reuters)

¿Preparados? ¿Listos? Más vale que sí, dado que la gran carrera por sustituir a Boris Johnson al frente del Partido Conservador —y, por lo tanto, de Reino Unido— acaba de comenzar. Tras haberse cobrado, con mucho esfuerzo, la cabeza del 'premier' a raíz de la avalancha de renuncias dentro de su gabinete, la formación deberá decidir este verano quién será el encargado de limpiar los destrozos de un Gobierno cuya reputación atraviesa uno de los peores momentos de su historia reciente.

El problema para los 'tories' —y la oportunidad para los conservadores más ambiciosos— es que no existe ningún sucesor claro. Esto, sumado a que la contienda se produce en el seno de un partido acostumbrado a las guerras fratricidas y los cuchillos por la espalda, prácticamente garantiza una dramática lucha llena de giros argumentales, rivalidades y enfrentamientos. A día de hoy, ningún nombre está garantizado, pero estos son algunos de los más importantes a seguir a lo largo de la gran carrera hacia Downing Street.

Foto: Boris Johnson comunica su dimisión frente al número 10 de Downing Street. (Reuters/Henry Nicholls)

Rishi Sunak

placeholder Rishi Sunak. (Reuters)
Rishi Sunak. (Reuters)

Hasta hace dos días ministro de Hacienda, Sunak lleva tiempo perfilándose como el principal favorito para suceder a Johnson en el cargo. Una encuesta realizada en enero señalaba que prácticamente la mitad de los miembros del Partido Conservador lo consideraban mejor líder que el propio primer ministro. Fue el rostro principal de los populares programas de apoyo financiero durante la pandemia y ha mantenido una presencia importante en las redes sociales y una apariencia joven y pulida que lo hace destacar entre las personalidades más grises y viejas de los 'tories'.

No obstante, la reciente introducción de diversas políticas de ajuste —como la subida de los impuestos— han supuesto un considerable golpe para su popularidad. El ministro también se ha visto salpicado por numerosos escándalos, como una multa de Scotland Yard por asistir a la fiesta de cumpleaños de Johnson durante el confinamiento o la revelación de que su multimillonaria esposa india, Akshata Murty, lleva años acogida al régimen fiscal de “no residente” en el Reino Unido. Pese a ello, las casas de apuestas lo siguen considerando como uno de los candidatos con más posibilidades de sustituir al recién defenestrado 'premier'.

Liz Truss

placeholder Liz Truss. (EFE)
Liz Truss. (EFE)

La actual ministra de Relaciones Exteriores también es otra figura que durante años ha sido señalada como potencial futura líder del partido. Se ganó el corazón de los conservadores por su ardiente apoyo al Brexit pese a haber votado "no" al divorcio durante el referendo de 2016. En su cargo actual, ha sido una figura destacada en la contundente respuesta del Reino Unido a la guerra rusa en Ucrania, lo que le ha aportado un considerable grado de reconocimiento entre los votantes a pesar de una humillante metedura de pata durante su viaje a Moscú antes del inicio de la invasión.

Una de las voces más agresivas contra la Unión Europea entre los 'tories', Truss lleva tiempo cultivando su imagen para trazar paralelismos con Margaret Thatcher, la "dama de hierro" que gobernó Reino Unido entre 1979 y 1990 y una heroína para muchos conservadores. Este esfuerzo ha incluido múltiples publicaciones en Instagram en las que parece replicar fotografías y atuendos de la ex primera ministra. Su manifiesta obsesión por la “libertad”, el libre comercio, los impuestos bajos y la reducción de la labor del Estado la han convertido en la favorita entre las bases.

Sajid Javid

placeholder Sajid Javid. (Reuters)
Sajid Javid. (Reuters)

El exministro de Salud fue el primer miembro del gabinete en abandonar al primer ministro este miércoles e, inmediatamente después, ofreció un duro discurso frente a la Cámara de los Comunes en el que cuestionó su integridad. Javid parecía posicionarse así como la alternativa a Johnson, contra quien perdió en 2019 la contienda por el liderazgo del partido.

Hijo de un conductor de autobús que llegó a Inglaterra desde Pakistán en la década de 1960, luce orgulloso sus orígenes humildes como una historia de superación personal. El también admirador de Thatcher ha vivido unos años frenéticos en el Gobierno, ocupando seis puestos distintos en el gabinete desde 2014, incluyendo el ministerio de Hacienda, que abandonó debido a los continuos desacuerdos con la ex mano derecha (y actual crítico) de Johnson, Dominic Cummings.

Penny Mordaunt

placeholder Penny Mordaunt. (Reuters)
Penny Mordaunt. (Reuters)

El nombre de la diputada y exministra de Defensa ha cobrado una gran fuerza durante los últimos días en los debates en torno a la sustitución de Johnson. Reservista de la Royal Navy británica y actual responsable de comercio, Mordaunt ha sido durante mucho tiempo una crítica en la sombra del líder conservador. Durante el voto de confianza contra el 'premier' celebrado el mes pasado, se negó a decir si lo apoyaba. “Yo no elegí a este primer ministro”, afirmó.

La conservadora, 'brexiteer' convencida y alineada con el ala más liberal del partido, se encuentra actualmente posicionada como la candidata favorita para las casas de apuestas. Un ascenso meteórico que nadie se atreve a calificar como pasajero o definitivo en la larga contienda por el liderazgo 'tory'. Hay quien cuestiona la seriedad de la diputada debido a su participación en un reality show de televisión y a su uso de palabras soeces en un debate de la Cámara de los Comunes como parte de una apuesta con otros reservistas.

Nadhim Zahawi

placeholder Nadhim Zahawi. (Reuters)
Nadhim Zahawi. (Reuters)

Otro recién llegado al estrellato. El diputado se unió al gabinete de Johnson hace menos de un año y contaba con escasa experiencia política de primera línea en su historial. Sin embargo, desde entonces ha encadenado puestos de prestigio como responsable de la vacunación durante la pandemia y secretario de educación. Este martes, el 'premier' lo eligió para reemplazar a Sunak al frente del ministerio de Hacienda, el más importante del Gobierno británico.

Este jueves, sin siquiera haber cumplido 48 horas en su nuevo cargo, pasó de defender a su jefe a ultranza a pedir públicamente su dimisión en una carta abierta publicada en redes sociales. Cofundador de la respetada encuestadora YouGov y con una carrera lucrativa en la industria petrolera a sus espaldas, Zahawi ha dejado claro que, cuando una ventana de oportunidad se abre, está dispuesto a tomar las riendas.

Ben Wallace

placeholder Ben Wallace. (EFE)
Ben Wallace. (EFE)

Ministro de Defensa, ha sido objeto de loas y alabanzas por su manejo de la guerra de Ucrania, posicionando a Reino Unido como uno de los principales aliados del Gobierno de Volodímir Zelenski. Pese a no contar con experiencia en otras áreas del Gobierno, Wallace es considerado como una persona respetable, sinónimo de estabilidad y confianza.

En su contra, juega el hecho de que no cuenta con un equipo de campaña tan desarrollado como el de otros contendientes y de que se trata de una persona poco carismática. Sin embargo, tras el espectáculo circense en el que se había convertido el Gobierno de Boris Johnson, quizá lo que estén buscando ahora las filas 'tories' sea una figura lo más gris posible.

Jeremy Hunt

placeholder Jeremy Hunt. (Reuters)
Jeremy Hunt. (Reuters)

El exministro de Sanidad y Exteriores ha sido considerado en muchas ocasiones como un reemplazo seguro del primer ministro en caso de que fuera necesario. En términos de carácter, Hunt es el polo opuesto de Johnson: seriedad y profesionalidad frente a la grandilocuencia y las bromas baratas del 'premier'. Posicionado firmemente en el ala centrista del partido, el veterano político podría representar una presencia tranquilizadora para los 'tories' después del tumulto de la era Boris.

Sin embargo, su figura ha ido perdiendo adeptos dadas sus reservas a dar un paso al frente tras la renuncia de Javid y Sunak. Por otra parte, en el referéndum de 2016, Hunt hizo campaña contra el divorcio con la Unión Europea. Desde entonces, ha ido acercando posturas con los euroescépticos, pero este pasado continúa siendo, a diferencia de Truss, su gran talón de Aquiles. Tras el fracaso de tener a Theresa May —otra 'remainer'— al frente del Gobierno, las bases quieren a 'brexiteers' convencidos en el Número 10.

¿Preparados? ¿Listos? Más vale que sí, dado que la gran carrera por sustituir a Boris Johnson al frente del Partido Conservador —y, por lo tanto, de Reino Unido— acaba de comenzar. Tras haberse cobrado, con mucho esfuerzo, la cabeza del 'premier' a raíz de la avalancha de renuncias dentro de su gabinete, la formación deberá decidir este verano quién será el encargado de limpiar los destrozos de un Gobierno cuya reputación atraviesa uno de los peores momentos de su historia reciente.

Reino Unido Boris Johnson Partido Conservador Británico