Es noticia
Menú
El Tribunal Supremo de EEUU anula la protección del derecho al aborto
  1. Mundo
Roe vs Wade

El Tribunal Supremo de EEUU anula la protección del derecho al aborto

El Tribunal Supremo de Estados Unidos ha anulado este viernes la protección del derecho al aborto vigente en este país desde 1973, en una decisión histórica

Foto: Una protesta pro derecho al aborto. (Reuters/Evelyn Hockstein)
Una protesta pro derecho al aborto. (Reuters/Evelyn Hockstein)

El Tribunal Supremo de Estados Unidos ha anulado este viernes la protección del derecho al aborto vigente en este país desde 1973, en una decisión histórica que permitirá a cada estado decidir si mantiene o prohíbe este derecho reproductivo. El fallo del alto tribunal, donde los conservadores son mayoría, señala que la Constitución "no otorga" este derecho y devuelve la autoridad para poder legislar sobre el aborto a los representantes electos de los estados.

El fallo del Tribunal Supremo no sólo facilitará que casi la mitad de los estados de EEUU elimine o limite el acceso a la interrupción del embarazo, sino que es también uno de los primeros y quizá más significativos cambios legislativos forzados por una Corte Suprema controlada por jueces conservadores, legado en parte del expresidente Donald Trump. Solo tres jueces han votado en contra.

Foto: Manifestantes en la Corte Suprema de Estados Unidos. (Reuters/Michael Mccoy)

La decisión final del Tribunal Supremo ya había sido adelantada por la filtración en mayo de un documento que indicaba que la mayoría de los nueve magistrados respaldaba la anulación del precedente legal establecido por el caso Roe vs. Wade, que legaliza el aborto en todo el país.

"Es el momento de acatar la Constitución y devolver la cuestión del aborto a los representantes electos de los ciudadanos", dice literalmente el fallo redactado por el juez Samuel Alito en una frase que ya recogía también su borrador, filtrado a los medios en mayo. Para los jueces que han votado a favor de la eliminación del precedente Roe vs. Wade, consideran que el aborto no está apoyado tampoco por la "historia o la tradición" estadounidenses. Según el fallo, "Roe versus Wade" fue "ofensivamente incorrecto" y "chocaba" con la Constitución.

Foto: El presidente de Estados Unidos, Joe Biden. (Reuters/ Elizabeth Frantz)

La consecuencia inmediata del fin de Roe vs. Wade es el fin de la obligación para los estados de EEUU de garantizar el derecho al aborto de sus ciudadanos, lo que permitiría a las entidades aprobar legislación para prohibir o limitar a su antojo la interrupción del embarazo. Gran parte del país, especialmente las zonas más costeras y urbanas, gobernadas en su mayoría por el Partido Demócrata, mantendría este derecho, pero se espera que esta decisión abra la puerta a la prohibición en los estados con gobiernos del Partido Republicano, casi la mitad del país.

Según el Centro de Derechos Reproductivos, un grupo que sigue de cerca las leyes estatales, es probable que 24 de los 50 estados del país eliminen o limiten sustancialmente el derecho a la interrupción del embarazo, dado que ya han aprobado legislación en el pasado para restringirlo todo lo posible dentro del margen que la Corte Suprema permitía. De hecho, 13 de estas entidades cuentan ya con las llamadas 'trigger laws', leyes que se aprobaron para ilegalizar el aborto tan pronto como el tribunal lo permitiera.

Apenas unos minutos después de la publicación del fallo, el fiscal general de Misuri, Eric Schmitt, activó la ley 'trigger', poniendo fin al derecho al aborto de manera efectiva en el estado, con la excepción de emergencias médicas. Según Schmitt, Misuri sería el primer estado en activar esa 'trigger law' tras la publicación del fallo del Supremo. Poco después, los estados de Kentucky, Luisiana y Dakota del Sur han prohibido la interrupción del embarazo este mismo viernes.

Foto: Manifestantes por el derecho al aborto protestan frente al Tribunal Supremo de Estados Unidos. (Reuters/Evelyn Hockstein)

La reacción entre los demócratas no se ha hecho esperar. "Hoy el Tribunal Supremo controlado por los republicanos ha conseguido su oscuro y extremo objetivo. (...) Por culpa de Donald Trump, Mitch McConnell, el Partido Republicano y su supermayoría en el Tribunal Suprema, las mujeres estadounidenses tienen hoy menos libertad que sus madres", ha declarado Nancy Pelosi, presidenta de la Cámara de Representantes de Estados Unidos. Varios gobernadores demócratas, como la de Nueva York, han afirmado que sus estados se convertirán en 'refugio seguro' para las mujeres de otros estados que quieran ejercer su derecho al aborto.

El presidente de Estados Unidos, Joe Biden, ha dicho que su Gobierno defenderá el derecho al aborto y animó a los estadounidenses a acudir a votar en los comicios de noviembre para garantizar una mayoría en el Congreso para sacar adelante leyes que lo amparen. Biden, que calificó esta jornada como un día "triste" para el Supremo y el país, aseguró que el fallo hace retroceder a EEUU 150 años, además de "poner ahora la salud y la vida de las mujeres en esta nación ahora en riesgo".

Abrir la puerta a la eliminación de otros derechos

La suspensión de Roe vs. Wade gracias a la mayoría de jueces conservadores (que en parte por circunstancias de la vida, y en parte por los errores demócratas, el anterior presidente, Donald Trump, tuvo la oportunidad de nombrar tres de los nueve jueces del Supremo) hace temer que se produzcan decisiones similares sobre otros derechos obtenidos. Ahora es el aborto, pero esta mayoría de seis jueces conservadores contra tres progresistas podría inclinar la legislación hacia la derecha en cuestiones tan importantes como el control de armas o la separación entre iglesia y estado.

Foto:  El juez del Tribunal Supremo estadounidense, el conservador Clarence Thomas en una fotografía de archivo. (Reuters/Jonathan Ernst)

El juez Clarence Thomas, nominado por George W. Bush a la Corte Suprema, ha emitido un voto particular concurrente en el que pide además revisar otras sentencias como Griswold (que protege el derecho a la anticoncepción), Lawrence (las relaciones entre personas del mismo sexo) y Obergefell (el matrimonio homosexual). "Tenemos el deber de 'corregir el error' establecido en esos precedentes", afirma Thomas en su escrito.

Por su parte, los gobernadores republicanos de Massachusetts (Charlie Baker) y Vermont (Phil Scott) se han comprometido a defender el derecho al aborto en sus estados. El apoyo de Baker y Scott al derecho al aborto son la excepción entre los gobernadores republicanos mientras que los demócratas expresaron de forma unánime su oposición a la derogación de "Roe contra Wade".

Foto: Manifestantes antiabortistas celebran ante el Tribunal Supremo de Estados Unidos. (EFE)

En Michigan, la gobernadora Gretchen Whitmer ha recurrido a los tribunales para evitar que una ley de 1931 -es decir, anterior al precedente de "Roe"- prohíba el derecho al aborto tras la decisión del Supremo. Whitmer calificó de "devastadora" la derogación de "Roe contra Wade" y dijo que seguirá luchando en los tribunales para evitar que la ley de 1931 entré en vigor. Además, el gobernador Steve Sisolak dijo este viernes que firmará una ley para proteger los derechos reproductivos en Nevada mientras que el de Pensilvania, Tom Wolf, declaró que las mujeres "están seguras" en su estado y que los servicios para la interrupción del embarazo se mantendrán a pesar de la decisión judicial.

En Illinois, el gobernador J.B. Pritzker convocó una sesión especial de la Asamblea General del estado para asegurar que el aborto sigua siendo legal en el estado y afirmó que los "extremistas" están ilegalizando los derechos reproductivos de las mujeres. Gavin Newsom, gobernador de California, calificó en Twitter la decisión judicial como un ataque la libertad de los estadounidenses y advirtió que junto con los gobernadores demócratas de Oregon y Washington, los tres estados de la costa del Pacífico de Estados Unidos, creará "una hoja de ruta" para que otros territorios defiendan el derecho de las mujeres a elegir. Jared Polis se comprometió a que su estado, Colorado, nunca derogue el derecho al aborto mientras que Ned Lamont dijo que mientras sea el gobernador de Connecticut "los derechos reproductivos estarán seguros"

El Tribunal Supremo de Estados Unidos ha anulado este viernes la protección del derecho al aborto vigente en este país desde 1973, en una decisión histórica que permitirá a cada estado decidir si mantiene o prohíbe este derecho reproductivo. El fallo del alto tribunal, donde los conservadores son mayoría, señala que la Constitución "no otorga" este derecho y devuelve la autoridad para poder legislar sobre el aborto a los representantes electos de los estados.

Estados Unidos (EEUU)
El redactor recomienda