Los médicos de Sudáfrica, sobre ómicron: más infecciones, aunque menos graves
  1. Mundo
cautela frente a ómicron

Los médicos de Sudáfrica, sobre ómicron: más infecciones, aunque menos graves

El país se encuentra ahora en los inicios de una cuarta ola, pero sin registrar apenas un aumento de las muertes

Foto: Vacunaciones contra la covid-19 en Sudáfrica. (EFE/Kim Ludbrook)
Vacunaciones contra la covid-19 en Sudáfrica. (EFE/Kim Ludbrook)

A falta de un veredicto definitivo de la comunidad científica sobre ómicron, la variante del coronavirus descubierta en Sudáfrica la semana pasada que ha llevado a un gran número de países a reimponer restricciones, los médicos sudafricanos sobre el terreno están encontrando un aumento significativo de las infecciones, también entre personas vacunadas y niños, pero con síntomas leves en la mayoría de los casos.

Durante una sesión informativa de las autoridades sanitarias del país en la tarde del viernes, el ministro de Salud, Joseph Phaahla, aseguró que "la confirmación de la nueva variante explica el súbito aumento de nuevas infecciones" en la región. El país se encuentra ahora en los inicios de una cuarta ola, con más de 15.000 nuevos contagios registrados el viernes (el máximo histórico lo marcaron los 26.000 detectados a comienzos de julio), pero sin registrar apenas un aumento de las muertes.

La científica jefe de la Organización Mundial de la Salud, Soumya Swaminathan, ha reconocido que existen motivos para actuar con cautela, pero que el mundo no debería entrar en pánico, ya que la situación en la que nos encontramos es "muy diferente a la de hace un año". Según Swaminathan, para que ómicron se convierta en la variante dominante debería ser más transmisible que la delta, que en la actualidad representa el torno al 99% de los casos, algo que "es posible, pero imposible de predecir". Aun así, los datos de Sudáfrica sí que parecen indicar que ómicron es "altamente transmisible", ha reconocido la científica. Por su parte, una de las primeras personas en avisar sobre la variante, la doctora Angelique Coetzee de Sudáfrica, ha explicado a la BBC que el número R de la nueva variante (que se utiliza para medir la transmisibilidad de una enfermedad infecciosa) es superior al encontrado en delta.

Foto: Foto: EFE/Oliver Hoslet.

A pesar de que la variante se ha detectado ya en más de 30 países, la OMS asegura que por el momento no se han registrado muertes relacionadas con ella. La organización ya ha advertido de que podrían pasar semanas hasta que la comunidad científica sepa con seguridad si ómicron es más infecciosa, si sus síntomas difieren de los de otras variantes del virus o si es más resistente a las vacunas y a las infecciones previas. Por el momento, un estudio preliminar de investigadores en Sudáfrica sugiere que es tres veces más probable que la variante cause una reinfección, en comparación con delta o beta.

Algo que sí ha llamado la atención de los responsables sanitarios en Sudáfrica es un aumento de los casos de covid-19 entre niños menores de cinco años, si bien es imposible por el momento determinar que este aumento sea consecuencia directa del surgimiento de la variante o que esta suponga un mayor peligro para su salud. "Esperamos poder dar razones en los próximos días sobre por qué este grupo en particular de pacientes está viendo un aumento de las infecciones", ha explicado Ntsakisi Maluleke, médico en la región de Gauteng. Los niños menores de cinco años no pueden vacunarse en Sudáfrica, por lo que el doctor Waasila Jassat, del Instituto Nacional de Enfermedades Infecciosas (NICD) del país, ha defendido que la vacunación de los progenitores es la mejor barrera para evitar infecciones entre los menores.

Un mayor riesgo de reinfección con ómicron también puede implicar una menor seridad de los síntomas de covid-19

Durante los últimos días, las autoridades sudafricanas han llamado a la población a vacunarse contra la enfermedad. En el país, de casi 60 millones de habitantes, apenas un 25% de la población ha recibido la pauta completa, algo que según los responsables sanitarios no se debe a una escasez de vacunas sino a un rechazo generalizado a recibirlas, especialmente entre los jóvenes. Otros, según recoge la BBC, consideran que al haber sufrido ya un contagio de covid-19 no necesitan recibir el compuesto, ya que estarían protegidos.

El Instituto Nacional de Enfermedades Infecciosas sudafricano considera que si bien es probablemente cierto que existe un mayor riesgo de reinfección con ómicron, esto también puede implicar una menor seridad de los síntomas de la enfermedad. "Creemos que con las reinfecciones la enfermedad será menos severa, y lo mismo ocurriría con los vacunados", ha defendido la microbióloga del NICD Anne von Gottberg. Una predicción en línea con lo observado en los últimos días, a medida que nuevos casos de infección con la variante de personas inmunizadas dejan titulares, pero no muertos.

A pesar de este relativo optimismo de los investigadores sudafricanos, un gran número de países ha impuesto restricciones a la movilidad con el sur de África o, directamente, con el mundo entero. La OMS ha advertido de que estas medidas no están basadas en la evidencia científica, mientras que las autoridades sudafricanas han pedido que se levanten estas restricciones y no se castigue al país por haber detectado la variante.

Infecciones Coronavirus OMS
El redactor recomienda