EEUU evacuará gran parte de su embajada en Kabul y pide a sus ciudadanos que se vayan
  1. Mundo
Ante el imparable avance talibán

EEUU evacuará gran parte de su embajada en Kabul y pide a sus ciudadanos que se vayan

La embajada estadounidense en Kabul ha emitido una alerta para avisar a sus ciudadanos de que deben salir del país ante el avance de los talibanes

Foto: Un miembro de las fuerzas afganas en Nangarhar. (EFE)
Un miembro de las fuerzas afganas en Nangarhar. (EFE)

Estados Unidos ha ordenado evacuar a un número significativo de los empleados de su embajada en Kabul, ante los rápidos avances de la ofensiva talibán aumentando su control sobre Afganistán. La embajada seguirá abierta, aunque reducida a la "presencia diplomática básica", según ha anunciado Ned Price, portavoz del Departamento de Estado en rueda de prensa. Para facilitar la rápida evacuación de los ciudadanos estadounidenses todavía en Afganistán, EEUU enviará 3.000 tropas para proteger la operación, según ha adelantado el Pentágono. Reino Unido ha anunciado la misma medida y mandará 600 soldados para asistir en la evacuación de sus ciudadanos.

Price ha negado que la evacuación sea completa y ha explicado que la embajada seguirá trabajando en la tramitación de los visados especiales para los afganos que han trabajado con las tropas estadounidenses. No obstante, en un contexto en el que los talibanes han recuperado 17 capitales de provincia en una semana, el portavoz ha reconocido que la "prioridad" del Gobierno estadounidense es la seguridad de su personal.

El final de la guerra más larga de la historia de EEUU está previsto para el próximo 31 de agosto y aún quedan aproximadamente 650 soldados en suelo afgano de los 3.500 que había en mayo, cuando comenzó la salida de las tropas del país. Las nuevas tropas "única y exclusivamente" apoyarán la evacuación de miembros de la embajada. Ahora mismo quedan unos 1.400 trabajadores en la embajada estadounidense en Afganistán, según la agencia Reuters. No han trascendido de momento ni el número exacto de personas que serán evacuadas ni el lugar al que viajarán una vez se complete la operación.

Durante el día, antes de los anuncios británico y estadounidense, los talibanes se han hecho con el control de Herat, la tercera ciudad más importante de Afganistán y capital de la provincia occidental homónima, además de Qala-e-Naw, capital de la provincia noroccidental de Badghis, y Ghazni, una conquista estratégica porque conecta la capital, Kabul, con el sureste y sur de Afganistán. A ellas hay que añadir los últimos avances en el sur, con la toma de las capitales de Logar y Uruzgan.

De madrugada, los talibanes también han capturado Kandahar, capital de la provincia homónima y la segunda ciudad más importante del país, un logro que eleva a trece las capitales regionales caídas durante la última semana. "Kandahar, la segunda ciudad más grande del país, también ha sido conquistada", celebró en Twitter el portavoz talibán, Qari Yusuf Ahmadi, que indicó que durante la noche lograron tomar las sedes del gobernador y la Policía y otros puntos importantes de la ciudad.

El portavoz explicó además que "muchos soldados se rindieron y el resto huyó", y que lograron incautarse de un gran número de armas, vehículos y munición.

"Lamentablemente, la mayor parte de la ciudad de Herat, incluida la casa del gobernador, el cuartel de la policía (...), fue capturada por los talibanes", ha declarado a EFE Simin Barakzai, diputada por Herat en la Cámara Baja del Parlamento nacional.

Antes, el Gobierno de Estados Unidos había instado a los ciudadanos norteamericanos a abandonar Afganistán "inmediatamente" ante el incesante avance de los talibanes, que ya controlan una tercera parte de las capitales de provincia. La alerta emitida este jueves por la embajada en Kabul recomienda la salida inmediata del país a través de vuelos comerciales, al tiempo que llama a contactar con el personal diplomático si hay algún tipo de gestión pendiente que impida la salida inminente, por ejemplo, por falta de documentación de un familiar.

Foto: Foto de archivo de tropas estadounidenses en Afganistán. (Reuters)

"Debido a las condiciones de seguridad y a la reducción del personal, la capacidad de la embajada de ayudar a los ciudadanos de Estados Unidos en Afganistán es extremadamente limitada, incluso en Kabul", reconocía la nota de la embajada antes de que se conocieran los planes para evacuar parte de su personal. En abril, el Gobierno de Joe Biden ya ordenó la salida de todos los trabajadores no esenciales.

Biden dijo esta semana no "arrepentirse" de la salida de las tropas militares norteamericanas, a pesar de la espiral de violencia en que se encuentra sumido ahora Afganistán. Los talibanes ya tienen el control de 17 capitales provinciales y amenazan con seguir cercando al Gobierno de Ashraf Ghani, que según algunos medios habría ofrecido un acuerdo para compartir el poder durante las reuniones internacionales sobre el futuro de Afganistán que están teniendo lugar en Doha. Los países participantes en las negociaciones de la capital catarí, entre los que se encuentran Estados Unidos, Rusia, China y Pakistán han firmado un comunicado pidiendo "el inmediato cese de la violencia y las hostilidades en y sobre las capitales de las provincias y las otras ciudades".

La ONU ha instado al Gobierno afgano y a los talibanes a que lleguen a un acuerdo en las negociaciones de Qatar entre ambos que frene la guerra en el país. “Estamos particularmente preocupados por el giro de la lucha a zonas urbanas, donde el potencial para los daños a civiles es aún mayor”, ha expresado el portavoz Stéphane Dujarric sobre la posibilidad de que los combates lleguen a la capital del país. “La lucha urbana en una ciudad del tamaño de Kabul tendría un impacto catastrófico en los civiles”, ha añadido, confiado en que pueda llegarse a una solución pactada.

Foto: Muyahidines sostienen sus armas en apoyo de las fuerzas afganas en su lucha contra los talibanes en Herat. (Reuters)

La embajada también ha condenado este jueves en otro comunicado la detención "ilegal" de varias autoridades afganas, atendiendo a informaciones "creíbles" que apuntan a interceptaciones por parte de los talibanes. Según Washington, estos arrestos son "inaceptables" y contravienen la supuesta negociación abierta en Doha.

"Pedimos a los talibanes que se impliquen por completo y cuanto antes en las negociaciones para terminar con el sufrimiento de la población afgana y allanar el camino hacia una solución política que beneficie a todos", ha remachado la embajada norteamericana.

Talibán Afganistán Embajadas Estados Unidos (EEUU)
El redactor recomienda