TENÍA ANTECEDENTES COMO CAZADOR FURTIVO

El asesino de Rafiki, el famoso gorila de Uganda, condenado a 11 de años de prisión

Aseguró al ser descubierto que había matado al espalda plateada más famoso de África en defensa propia, pero el juicio ha demostrado lo contrario

Foto: Rafiki era uno de los espalda plateada más famosos del mundo (Reuters/Kenny Katombe)
Rafiki era uno de los espalda plateada más famosos del mundo (Reuters/Kenny Katombe)

Rafiki era uno de los gorilas de espalda plateada más famosos del mundo. Vivía en Uganda y era el líder de un grupo de 17 gorilas por su imponente presencia. El pasado 1 de junio, los responsables del Parque Nacional de la Selva Impenetrable de Bwindi le perdieron la pista y emprendieron su búsqueda que terminó un día después con el descubrimiento de su cadáver. Había sido asesinado por un grupo de cazadores furtivos.

La policía dio con los responsables en una pequeña aldea cercana al parque: uno de los sospechosos tenía trampas, una lanza y carne de caza y admitió que él había matado a Rafiki… aunque en defensa propia. Ahora, esta persona ha sido juzgada y condenada por el asesinato del famoso gorila: pasará 11 años en prisión.

El cazador furtivo que mató a Rafiki se llama Felix Byamukama y ha sido declarado culpable de entrar ilegalmente en un área protegida y matar a un gorila. También se le considera culpable de matar a un pequeño antílope y a un cerdo salvaje, así como de estar en posesión de carne de ambos animales que había matado de forma ilegal.

Once años de cárcel

La fiscalía encargada del caso había solicitado cadena perpetua, la pena máxima para Felix Byamukama, aunque finalmente el juez ha decidido que sea condenado a 11 años de cárcel por las distintas acusaciones. Según ha explicado a la BBC un portavoz de la organización ecologista UWA, la razón es que no fue juzgado por un tribunal especial de vida salvaje. Los otros tres acusados del crimen tendrán que esperar a su juicio más adelante por actuar como cómplices.

La muerte de Rafiki llenó de temor a los especialistas del parque por el futuro de estos gorilas. Se trataba de un grupo habituado al contacto con humanos, por lo que atraía a muchos turistas que son esenciales para el mantenimiento del parque. Y temían que el nuevo líder fuera más cauteloso y rechazara el contacto con los humanos.

Afortunadamente, el nuevo líder de la manada es un espalda negra que ha mantenido las costumbres de Rafiki, por lo que los turistas podrán seguir disfrutando de este grupo de gorilas tan especial. El Parque Nacional de la Selva Impenetrable de Bwindi vuelve ahora a abrir sus puertas tras la pandemia por el coronavirus, aunque los animalistas denuncian que durante el cierre se han producido, al menos, 300 incidentes con cazadores furtivos en el interior.

Mundo

El redactor recomienda

Escribe un comentario... Respondiendo al comentario #1
0 comentarios
Por FechaMejor Valorados
Mostrar más comentarios