MÁS DE 8.500 SOLO ENTRE ENERO Y MARZO

México registra diez veces más asesinatos que muertes por coronavirus

La ola de homicidios que sacude al país deja unas terribles cifras de víctimas muy superiores a las producidas por el covid-19

Foto: Las muertes violentas no dejan de crecer en México (Reuters/Luis Cortes)
Las muertes violentas no dejan de crecer en México (Reuters/Luis Cortes)

México es uno de los países más expuestos al coronavirus en América. Hasta el momento acumula un total de 917 fallecidos por el covid-19, lo que le convierte en uno de los países más afectados de Hispanoamérica después de Brasil. Y con la particularidad de que suma más muertes que Perú, Ecuador y Chile, aunque tiene muchos menos casos confirmados de contagio.

Sin embargo, el coronavirus no es la mayor causa de muerte en México: la ola de violencia que arrastra desde hace meses ha provocado casi 10 veces más muertos en este país que el covid-19. Si los fallecidos desde el comienzo de la crisis del coronavirus no alcanzan a las 1000 personas, solo entre enero y marzo se produjeron en el país 8.585 homicidios.

Una cifra terrible que, como reconoce a la BBC el investigador de la Universidad de Guadalajara Francisco Jiménez Reynoso, "es otra epidemia. En México tenemos una epidemia de inseguridad al alza, se mueve en paralelo al coronavirus. Pero, hasta el momento, hay más muertos por la violencia: la delincuencia en México no está en cuarentena ni entiende de eso, sigue moviéndose al mismo ritmo".

Una situación insostenible

El presidente mexicano, López Obrador, es incapaz de frenar la guerra de cárteles que se está produciendo en el país. Incluso ha tratado de enviarles un mensaje, apelando a sus familias, aunque sin resultado: "Bájenle, bájenle y piensen en sus familias, en ustedes mismos. Estamos atendiendo lo del coronavirus, pero desgraciadamente seguimos teniendo problemas con homicidios. Ni siquiera porque existe esta situación se han calmado".

El ejército vigila playas y hospitales, mientras los narcos queman México (EFE/David Guzmán)
El ejército vigila playas y hospitales, mientras los narcos queman México (EFE/David Guzmán)

De hecho, es precisamente el coronavirus lo que está ayudando a que la situación en las calles sea cada vez más preocupante. El gobierno ha enviado a las policías locales, a la Guardia Nacional y al ejército a vigilar hospitales y hacer que se cumplan las medidas de confinamiento, pero los cárteles han aprovechado la ausencia de las fuerzas de seguridad para campar a sus anchas por los territorios que dominan y tratar de arrebatar terreno a los narcos rivales.

El 20 de abril ha sido la fecha más negra del año, batiéndose el triste récord anual de asesinatos. La mayoría se localizan en el oeste del país, entre los estados de Jalisco, Michoacán y Guanajuato. Se trata de una zona que es disputada por el llamado Cartel Jalisco Nueva Generación y el Cartel de Santa Rosa de Lima que, además, es el mayor grupo de robo de gasolina del país.

Los cárteles aprovechan la ausencia de las fuerzas de seguridad para tratar de arrebatar terreno a los narcos rivales

Márquez Blas, especialista en asuntos de seguridad mexicana, hace una radiografía que resume la actual situación: "En realidad, los grupos están bastante sueltos" por la dispersión de las fuerzas de seguridad para ayudar con el covid-19. Y mientras en otros países, como España, los delitos se han reducido por el confinamiento, en México no dejan de crecer: "Hay más gente llorando por las muertes de la violencia e inseguridad en las calles del país que por el coronavirus".

Mundo

El redactor recomienda

Escribe un comentario... Respondiendo al comentario #1
0 comentarios
Por FechaMejor Valorados
Mostrar más comentarios