FUE CONDENADO EN 2011

Japón ahorca a un preso chino condenado a pena de muerte por cuatro asesinatos

Wei Wei, de 40 años y nacionalidad china, fue sentenciado a la pena capital por el asesinato múltiple perpetrado en junio de 2003 en la ciudad suroccidental de Fukuoka

Foto: Captura de pantalla de la cadena japonesa ANN.
Captura de pantalla de la cadena japonesa ANN.

Un reo que estaba condenado a muerte en Japón desde 2011 por un cuádruple asesinato fue ahorcado hoy, informaron fuentes oficiales.

Wei Wei, de 40 años y nacionalidad china, fue sentenciado a la pena capital el 10 de noviembre de 2011 por el asesinato múltiple perpetrado en junio de 2003 en la ciudad suroccidental de Fukuoka.

Las cuatro víctimas, todas integrantes de una familia y dos de ellas niños, fueron arrojadas moribundas a aguas de una bahía, y allí perecieron.

La ministra Masako Mori, en el centro, habla con los periodistas en una imagen de archivo de 2014. (Reuters)
La ministra Masako Mori, en el centro, habla con los periodistas en una imagen de archivo de 2014. (Reuters)

La aplicación de la pena de muerte fue ordenada el pasado lunes por la ministra de Justicia, Masako Mori, y se llevó a cabo este jueves en la ciudad de Fukuoka. Es la primera persona en ser ajusticiada desde el pasado 2 de agosto.

Con el caso de hoy se elevan a 39 los reos que han sido ajusticiados durante el Gobierno de Shinzo Abe, que ha estado en el poder ininterrumpidamente desde 2012. Previamente estuvo al frente del Gobierno entre 2006 y 2007.

Con este último caso se elevan a 39 los reos que han sido ajusticiados durante el Gobierno de Shinzo Abe, en el poder desde 2012

Se trata del primer caso, además, desde que fue nombrada Mori como ministra de Justicia, el 31 de octubre pasado.

En una rueda de prensa, Mori calificó el caso de hoy como "extremadamente feroz y cruel" por el hecho de que dos de las víctimas eran menores, un niño de 11 años y una niña de 8, ambos hijos del matrimonio asesinado. "La sentencia de pena de muerte fue bien estudiada en el juicio", agregó.

Japón, que junto con Estados Unidos es el único país industrializado y democrático que aún aplica la pena de muerte, ejecuta en la horca a los condenados en el mayor de los secretos, usualmente sin aviso previo a los reos y sin testigos.

A día de hoy hay 112 reos en Japón que están a la espera de que se les aplique la pena capital.

Mundo

El redactor recomienda

Escribe un comentario... Respondiendo al comentario #1
3 comentarios
Por FechaMejor Valorados
Mostrar más comentarios