Restaurada por el Gobierno

Los cinco condenados a pena de muerte que Estados Unidos quiere ejecutar

Estados Unidos ha reinstaurado la pena capital a nivel federal, tras 16 años, para aquellos presos que hayan cometido los crímenes más "horribles"

Foto: Departamento de Justicia de Estados Unidos. (C.C.)
Departamento de Justicia de Estados Unidos. (C.C.)

El fiscal general de Estados Unidos, William Barr, anunció este jueves que el Gobierno retomará la pena de muerte a nivel federal tras 16 años inactiva. La Oficina de Prisiones ya ha fijado las fechas de las ejecuciones de los reos que se verán afectados por esta nueva decisión. Según el Departamento de Justicia, "se lo deben a las víctimas".

Las ejecuciones no se llevan a cabo desde 2003 en casos de delitos federales. Unos años más tarde, en 2008, el Supremo descartó los delitos de abuso sexual de menores como castigo bajo la pena capital.

Sin embargo, el proceso de ejecución no será el mismo que el anterior a la supresión de esta condena, ya que, según ha transmitido Barr, se sustituirá el cóctel de tres medicamentos por una inyección letal de un único fármaco, el pentobarbital. Otras formas de cumplimiento de esta condena se hacían a través de la decapitación, la electrocución, el ahorcamiento o las armas de fuego, según recoge Amnistía Internacional.

La reanudación de la pena de muerte trae otros condicionantes. El fiscal ha aclarado que solo se aplica en aquellos que han cometido los crímenes "más horribles", es decir, en los casos de asesinato, tortura y violación a niños y ancianos; delitos que actualmente se atribuyen a cinco condenados.

Estos son los presos que previsiblemente serán ejecutados entre diciembre de este año y enero de 2020:

Daniel Lewis Lee

Conocido como integrante de la organización de supremacistas blancos el Ejército Republicano Ario (ARA por sus siglas en inglés), fue condenado en 1999 a la pena capital por el tribunal de Arkansas por un triple asesinato a mimebros de una familia: un traficante de armas, su esposa y su hija de 8 años, según el Centro de Información sobre la penas de muerte (DPIC por sus siglas en inglés).

Daniel Lewis Lee, condenado a muerte en 1999. (ATF)
Daniel Lewis Lee, condenado a muerte en 1999. (ATF)

Lee —alias 'el Cíclope'— se adentró en la vivienda de los Mueller, ubicada en el estado de Tilly, en enero de 1996, acompañado de los hermanos Chevie Kehoe (sentenciado a cadena perpetua sin posibilidad de libertad condicional) y Cheyne, y de Faron Lovelace. Los cuerpos de William, Nancy y Sarah fueron arrojados al lago Illinois Bayou; las autoridades no los encontraron hasta junio.

Su ejecución está prevista para el día 9 de diciembre de 2019.

Lezmond Mitchell

El preso es el único nativo americano condenado a muerte en 2003 por el robo de un coche y el asesinato a puñaladas de una mujer de 63 años y de su nieta, de 9 años, en Navajo (reserva india al noroeste de Arizona, en 2001). El preso, junto con otros cómplices, secuestraron a Alyce Slim y su nieba y las trasladaron en una camioneta robada. Tras apuñalar a la anciana hasta en 33 ocasiones, obligaron a su nieta a compartir el asiento de atrás del vehículo con el cuerpo de su abuela.

Después, dieron muerte a la menor con dos cortes en el cuello y pedradas en la cabeza. La defensa de Mitchell alegó que el caso era extremadamente difícil debido a la "brutalidad inusual" con la que cometió los hechos. En el juicio, los expertos determinaron que el procesado sufría un trastorno de personalidad.

Su ejecución está prevista para el día11 de diciembre de 2019.

Wesley Ira Purkey

El estado de Kansas lo acusó de un delito de secuestro, violación continuada y asesinato de una adolescente de 16 años —cuyo cuerpo desmembró y quemó después de muerta— en 1998.

Unos meses antes, Purkey asesinó a una mujer de 80 años enferma de polio con un martillo.

Su ejecución está prevista para el día 13 de diciembrede 2019.

Alfred Bourgeois

Fue sentenciado a muerte en 2004 por el asesinato y tortura de su hija de 2 años en una base militar. Aunque hizo creer que fue un accidente, los resultados de la autopsia revelaron que las más de 300 lesiones en el cuerpo de la menor no correspondían con los de la caída que el condenado describió. El informe también determinó que la menor había sido víctima de abusos sexuales.

Su ejecución está prevista para el día 13 de enero de 2019.

Dustin Lee Honken

En 2004 fue condenado a pena de muerte por el asesinato de dos niñas (de 6 y 10 años) y otras tres personas —dos narcotraficantes y la pareja de uno de ellos— en 1993 por un asunto de drogas. Aunque el estado de Iowa no reconocía la pena capital, fue acusado por delitos federales.

Honken cometió los crímenes en colaboración con su pareja, una de las dos únicas mujeres sentenciadas a muerte.

Su ejecución está prevista para el 15 de enero.

Mundo

El redactor recomienda

Escribe un comentario... Respondiendo al comentario #1
3 comentarios
Por FechaMejor Valorados
Mostrar más comentarios