Exiliado en Barcelona

"Mi cuello depende del Gobierno de España", dice el empresario crítico con Al Sisi

El empresario egipcio Mohamed Ali, promotor de las recientes e inusuales protestas en su país, afirmó que su cuello depende de las autoridades de España, donde permanece en el "exilio"

Foto: Un manifestante en El Cairo. El cartel dice: No tengáis miedo, decid: Sisi debe irse. (Reuters)
Un manifestante en El Cairo. El cartel dice: "No tengáis miedo, decid: Sisi debe irse". (Reuters)
Autor
Tiempo de lectura2 min

El empresario egipcio Mohamed Ali, autor de una serie de vídeos de denuncia contra el Gobierno que preside Abadelfatah al Sisi y promotor de las recientes e inusuales protestas en su país, afirmó que su "cuello" depende de las autoridades de España, donde reside.

"Mi cuello depende del Gobierno español", indicó Ali en un vídeo publicado esta madrugada y difundido en su página "Los secretos de Mohamed Ali" en las redes sociales.

En su mensaje afirma que desde hace dos semanas ha estado huyendo "de ellos, de un grupo de oficiales que se pusieron de acuerdo aquí con otro grupo para matarme de forma ilegal".

"Si muero en España, eso significa que Europa es mentirosa como Estados Unidos y que entrega a cualquier persona. Este grupo descubrió mi ubicación y no puedo huir más, de verdad estoy cansado", aseveró en una cinta de un minuto en la que tiene un aspecto desmejorado.

"Desde el primer vídeo he estado huyendo. Si muero, mi sangre y la sangre de los mártires son responsabilidad del pueblo egipcio. Hemos sacrificado mucho, por favor, que regresen los derechos a Egipto. Que el pueblo gobierne el país", sentenció.

Protestas en Egipto

El pasado viernes surgieron unas insólitas protestas en las calles de la capital egipcia y en otras ciudades del país pidiendo la renuncia de Al Sisi, después de que Ali le acusase de despilfarro y corrupción desde su primera filmación difundida el pasado 2 de septiembre.

Ali, un empresario que durante quince años mantuvo negocios con empresas vinculadas al Ejército y al Gobierno, ha pedido a los egipcios que el próximo viernes salgan a las calles del país para la "marcha del millón", lo que ha provocado que las autoridades egipcias hayan reforzado la seguridad y arrestado a decenas de personas en los últimos días.

Hasta el momento, alrededor de 200 personas han sido ya acusadas por la Fiscalía de la Seguridad del Estado egipcia por "manifestarse sin permiso" y "participar en un grupo terrorista", entre otros cargos, tras acudir a las protestas contra Al Sisi, según abogados de derechos humanos.

El presidente Al Sisi, que se encuentra en Nueva York, se apoyó ayer en el presidente de Estados Unidos, Donald Trump, durante una reunión y se refirió por primera vez a esas manifestaciones culpando al "islam político", que describió como "un problema" que ha generado mucha inestabilidad en el norte de África.

La Policía egipcia, apoyada por vehículos blindados, camiones y agentes de paisano, permanece todavía desplegada en la plaza Tahrir y sus alrededores, el epicentro de la revolución egipcia de 2011 que acabó con las tres décadas de dictadura de Hosni Mubarak.

Mundo

El redactor recomienda

Escribe un comentario... Respondiendo al comentario #1
1comentario
Por FechaMejor Valorados
Mostrar más comentarios