SUS PROPIOS COMPAÑEROS LE DENUNCIARON

Detienen a un joven de 19 años con un plan para una matanza y armas en su dormitorio

Estaba en su primer año universitario y, aunque era de Boston, se había decantado por un centro de Carolina del Norte porque allí era más fácil conseguir armas de fuego

Foto: Paul Arnold Steber tiene 19 años y no tenía antecedentes policiales (Foto: Guilford County Police)
Paul Arnold Steber tiene 19 años y no tenía antecedentes policiales (Foto: Guilford County Police)

La policía de High Point, una pequeña ciudad de 110.000 habitantes de Carolina del Norte en Estados Unidos, ha detenido a un hombre de 19 años que tenía un plan “para matar gente”. Se llama Paul Arnold Steber, estaba en su primer año universitario, y ahora se enfrenta a varios cargos por tener armas de fuego en un recinto educativo y por preparar un plan de violencia masiva.

Steber, nacido en Boston, fue denunciado por sus propios compañeros de estudios, que contaron al FBI que tenía dos armas en su dormitorio. Se trata de una pistola semiautomática de 9 milímetros y una escopeta de doble cañón del calibre 12, con las que ha confesado que preparaba un tiroteo.

Según recoge la CNN, el joven llevaba planeando el ataque desde el pasado mes de diciembre. La policía ha confirmado que en los últimos meses había estado viendo vídeos por internet relativos a la matanza de Charleston de 2015, cuando nueve personas murieron en un tiroteo. Su objetivo era aprender de los errores que se cometieron en aquella matanza para mejorar su plan.

Cogiendo ideas de YouTube

Según el fiscal, quería tener claro “qué hacer y qué no hacer en relación con los tiroteos masivos”. Incluso se decidió por la Universidad de High Point en Carolina del Norte porque, supuestamente, allí sería más sencillo hacerse con armas de fuego. Compró las armas el pasado fin de semana, aunque aún no está claro si lo hizo de manera legal.

El FBI ha pasado de recibir 22.000 pistas semanales sobre sospechosos a más de 38.000

Después de comparecer ante el juzgado a través de videoconferencia, estará 10 días bajo custodia policial sin fianza, un tiempo en el que será sometido a un examen psicológico. No tiene antecedentes penales y es uno de los muchos sospechosos que han sido detenidos por el FBI en las últimas semanas tras los últimos tiroteos.

Después de lo sucedido en El Paso y Dayton, el FBI ha pasado de recibir 22.000 pistas cada semana alertando de posibles sospechosos a recibir más de 38.000, lo que supone un aumento de más del 70 por ciento.

Mundo

El redactor recomienda

Escribe un comentario... Respondiendo al comentario #1
0 comentarios
Por FechaMejor Valorados
Mostrar más comentarios