LAS AUTORIDADES CONTINÚAN INVESTIGANDO

Misterio en República Dominicana: siete americanos mueren y nadie sabe por qué

En los últimos años, siete turistas norteamericanos han perdido la vida en extrañas circunstancias y, de momento, nadie ha sabido dar una explicación a lo ocurrido

Foto: Misterio en República Dominicana: siete americanos mueren y nadie sabe por qué. (EFE)
Misterio en República Dominicana: siete americanos mueren y nadie sabe por qué. (EFE)

Algo está pasando en la República Dominicana. El país caribeño es, sin ningún género de dudas, uno de los destinos vacacionales preferidos, en buena parte gracias a sus maravillosas playas y a sus idílicos paisajes. Sin embargo, en los últimos meses han perdido la vida hasta siete turistas norteamericanos, y todavía no existe una explicación que confirme cuál es la causa del fallecimiento. Muchas preguntas abiertas y pocas respuestas para este misterio.

El primer fallecimiento tuvo lugar el pasado 14 de abril en Punta Cana. Robert Bell Wallace se encontraba en su hotel cuando enfermó repentinamente. Podría ser un caso aislado, pero solo unos días después perdía la vida Miranda Shaup-Werner por causas desconocidas. Cynthia Ann Day, Nathaniel Edward Holmes, Jerry Curran, Leyla Cox y Joseph Allen han engrosado esta luctuosa lista en cuestión de semanas... Y nadie sabe por qué están sucediendo estas muertes.

Hay muchas preguntas sin respuestas al respecto como, por ejemplo, por qué estos siete fallecidos son estadounidenses o por qué en ninguno de los casos se ha conseguido encontrar una causa aparente del fallecimiento. Las autoridades continúan investigando para tratar de hallar una solución al misterio, pero lo cierto es que de momento no se ha conseguido dar con ella. Un caso extraño del que ya se hacen eco los diarios norteamericanos.

Es el propio 'The Washington Post' el que explica que hay algunas características comunes en algunos de los fallecimientos, pero que tampoco son concluyentes. En algunos de los casos, se sabe que los fallecidos sufrieron una especie de calor repentino que los llevó a consumir bebidas de la propia habitación; en otros, algunos de los fallecidos presentaban antecedentes cardíacos, pero ambas características no estaban presentes en los siete fallecidos, por lo que no son concluyentes.

Entonces, ¿qué provocó las muertes? Eso es lo que los investigadores tratan de saber, para lo que se han realizado las pruebas pertinentes al respecto. En tres de los casos —Shaup-Werner, Day y Holmes—, se ha encontrado dilatación del corazón, hemorragias internas y edema pulmonar. Las siguientes investigaciones están enfocadas en el análisis toxicológico, con la intención de encontrar la hipotética presencia de drogas, alcohol o algún tipo de veneno.

Imagen de Iwaspoisoned.com donde se ve el total de casos, principalmente vómitos, fiebres altas y diarrea.
Imagen de Iwaspoisoned.com donde se ve el total de casos, principalmente vómitos, fiebres altas y diarrea.

Pero son muchos más los norteamericanos que aseguran haber enfermado en República Dominica en los últimos meses. Según la página web Iwaspoisoned.com, en los últimos días han llegado casi 1.000 informes de personas explicando lo que les ocurrió —aunque algunos son casos muy antiguos—, acumulándose buena parte de ellos en Punta Cana. Pero es posible que la nacionalidad solo sea una casualidad: el año pasado, 6,6 millones de turistas llegaron al país, de los que 2,3 millones eran de EEUU.

Desde el propio Departamento de Estado de Estados Unidos se ha puntualizado que los informes sobre muertes están siendo "exagerados", pues no están viendo un incremento de la mortalidad con respecto a años anteriores. Desde el país norteamericano se ha querido tranquilizar al turista, asegurando que es algo puntual y que el número de fallecidos es absolutamente normal: de hecho, aseguran que en julio de 2011 y julio de 2015, el número de norteamericanos fallecidos en la zona ascendió a 15.

O, dicho con otras palabras, más de un tercio de los turistas son norteamericanos, por lo que no sería descabellado pensar que pueda encajar estadísticamente. No será hasta finales de junio cuando se tengan todos los detalles de los informes toxicológicos, con los que posiblemente se puedan sacar conclusiones más acertadas sobre lo que está pasando. Siete extraños casos sin resolver que están generando muchas más preguntas que las respuestas obtenidas.

Mundo

El redactor recomienda

Escribe un comentario... Respondiendo al comentario #1
7 comentarios
Por FechaMejor Valorados
Mostrar más comentarios