conclusiones remitidas al congreso

Mueller no exonera a Trump de obstrucción a la Justicia: las claves del informe

El jefe de las pesquisas, duramente criticado desde la Casa Blanca, ha concluido que no hubo coordinación entre el equipo del actual mandatario y el Kremlin

Foto: El documento de cuatro páginas. (Reuters)
El documento de cuatro páginas. (Reuters)

La investigación de la llamada trama rusa liderada por el fiscal especial Robert Mueller ya es historia. Después de que el pasado viernes el informe final fuera entregado al fiscal general de EEUU, William Barr, hoy el también ministro de Justicia ha remitido al Congreso las principales "conclusiones" de Mueller sobre si Donald Trump o su campaña conspiraron con Rusia para influir en los comicios de 2016. El jefe de las pesquisas, duramente criticado desde la Casa Blanca, ha concluido que no hubo coordinación entre el equipo del actual mandatario y el Kremlin.

Esta era la respuesta más ansiada, pero ¿cometió Trump un delito de obstrucción a la Justicia? Estas son las otras claves del documento de cuatro páginas enviado hoy por el fiscal general:

No exonera a Trump de haber obstruido a la Justicia

El fiscal especial tenía que evaluar, además de si hubo o no conspiración Trump-Kremlin, si el presidente cometió un delito de obstrucción a la Justicia desde la Casa Blanca. Según el documento remitido a los comités judiciales de la Cámara de Representantes —de mayoría demócrata— y del Senado —de mayoría republicana—, el fiscal especial ha rehusado realizar un juicio al respecto, es decir, no estableció una conclusión al respecto ni en un sentido ni en otro. "El informe deja pruebas en ambos lados de la pregunta y deja sin resolver lo que el fiscal especial considera 'temas difíciles' de derecho y hechos". El propio informe de Mueller, citado por Barr, reza lo siguiente: "Mientras el informe no concluye que el presidente cometiera un crimen, tampoco le exonera".

El ministro de Justicia explica que la decisión de Mueller de no emitir una valoración sobre si hubo o no delito por parte de Trump implica que tenga que ser él quien tome una decisión. "El vicefiscal general Rod Rosenstein y yo hemos concluido que las pruebas desarrolladas cosechadas durante la investigación no son suficientes para establecer si el presidente cometió una ofensa de obstrucción a la Justicia". Barr también apunta que esta consideración del Departamento no tuvo nada que ver con otro polémico debate —sin consenso— en EEUU: si se puede o no imputar e investigar por la vía criminal a un presidente que se encuentre en la Casa Blanca.

La no conspiración con el Kremlin, determinante

Por contra, el fiscal general explica que el hecho de que Trump no haya conspirado con Rusia, como concluye el documento de Mueller, también impide afirmar que el magnate trató de ocultar esos actos.

"La ausencia de pruebas que impliquen esa conspiración, aunque no son determinantes, sí afectan al intento de obstrucción del presidente", reza el escrito. Es decir, recalca que, como no había pruebas o indicios concretos de que Trump hubiera cometido esta conspiración, no se puede "sostener" que actuara de forma corrupta para obstruir a la Justicia al respecto. El presidente ya ha comentado que para él esto significa "una completa y total exoneración".

Los recursos empleados

Mueller inició sus pesquisas en mayo de 2017 tras ser nombrado fiscal especial para la causa. Desde entonces, y según el informe, el jefe de las pesquisas ha hecho uso de los servicios de 19 abogados que a su vez recibieron la asistencia de 40 agentes del FBI, analistas de Inteligencia, expertos en contabilidad forense y otros profesionales. Durante este tiempo, Mueller ha enviado 2.800 citaciones judiciales, ha ejecutado casi 500 órdenes judiciales de búsqueda y ha obtenido más de 230 órdenes para acceder a comunicaciones guardadas, mientras que ha emitido casi 50 órdenes para acceder a los registros telefónicos.

Además, el fiscal especial y su equipo han realizado 13 peticiones a gobiernos extranjeros en busca de pruebas que guiaran su actuación en el marco de la trama rusa y han entrevistado a alrededor de 500 personas en este proceso.

Aunque Barr no cita cuál ha sido el coste total de la investigación, las últimas cifras difundidas el pasado diciembre rondaban los 25 millones de dólares.

Se harán públicas las partes del informe que permita la ley

En su escrito al Congreso, Barr incide en que hará público "todo lo que pueda" del informe pese a que no está obligado a hacerlo. El máximo encargado de la rama de Justicia del Ejecutivo apunta que el informe incluye material sensible que está siendo utilizado en procesos criminales ante un gran jurado. "La revelación depende de lo que tarde el Departamento [de Justicia] en identificar el material que no puede hacerse público por ley". Esto hace referencia a averiguaciones realizadas por el equipo de Mueller que vayan a ser empleadas en otros procesos judiciales ajenos a las pesquisas de la trama rusa. Para analizar qué parte se puede difundir y qué contenido debe ser confidencial, Barr ha pedido apoyo al propio fiscal especial. "Tan pronto como este proceso se complete, podré continuar decidiendo qué puede ser revelado", cierra el fiscal general.

Mundo

El redactor recomienda

Escribe un comentario... Respondiendo al comentario #1
3 comentarios
Por FechaMejor Valorados
Mostrar más comentarios