tras la presentación de los resultados finales

El informe del fiscal Mueller concluye que la campaña de Trump no conspiró con Rusia

Dice que nadie de la campaña del ahora presidente de Estados Unidos ni el propio mandatario se coordinaron con las autoridades rusas en las elecciones que ganó el magnate

Foto: Imagen de archivo de Trump (i) y Putin (d). (Reuters)
Imagen de archivo de Trump (i) y Putin (d). (Reuters)

El fiscal especial Robert Mueller no ha encontrado evidencias sólidas de que el hoy presidente Donald Trump y su equipo de campaña conspirasen con el Gobierno de Rusia durante la campaña electoral de 2016, pese a las evidencias de injerencia del Kremlin para promover a este candidato frente a Hillary Clinton. El informe, presentado este viernes, indica también que los investigadores carecen de evidencias suficientes para afirmar que el presidente Trump cometiese un delito de obstrucción a la justicia, aunque se han abstenido de exonerarle, según informa el diario 'New York Times'.

Así lo ha divulgado el fiscal general, William Barr, en una carta: "Si bien este informe concluye que el presidente no cometió un delito [de obstrucción], tampoco lo exonera", apuntó Mueller en el informe, según el resumen que Barr envió este domingo a los miembros del Congreso. "El informe no identifica ninguna acción que, a nuestro juicio, constituya una conducta obstructiva, tenga un nexo con algún procedimiento pendiente o contemplado, o se hiciese con intención corrupta, cada uno de los cuales, según los principios del Departamento [de Justicia] de procesamiento federal que guían las decisiones de imputación, necesitarían ser probados fuera de toda duda razonable para establecer un cargo de obstrucción a la justicia", ha indicado el fiscal general en su misiva.

El informe es la culminación de dos años de investigación, durante los que Mueller ha imputado a 34 personas, incluyendo a seis antiguos asistentes de Trump y a una docena de ciudadanos rusos. Ninguno de esos cargos, sin embargo, está relacionado directamente con las alegaciones de connivencia entre Trump y Rusia. El informe final no pide que se impute a ninguna otra persona, según se ha sabido. La oficina de Mueller llevó a cabo entrevistas con unos 500 testigos y emitió más de 3.500 declaraciones juradas, así como 13 peticiones de cooperación a gobiernos extranjeros.

Esta conclusión ha caído como un jarro de agua fría en las filas del Partido Demócrata, donde hasta hoy mismo se seguía insistiendo en la culpabilidad de Trump. Jerrold Nadler, líder del Comité Judicial del Congreso, decía hace unas horas: “Sabemos que ha habido connivencia. Por qué no ha habido imputaciones, no lo sabemos”, ha declarado a la CNN, asegurando que “es demasiado pronto para especular” sobre un posible ‘impeachment’. Nadler ha indicado que cree que el presidente cometió obstrucción a la justicia, aunque “si es una obstrucción criminal es otra cuestión”.

La carta de cuatro páginas del fiscal especial William Barr sobre las conclusiones del informe de Mueller. (Reuters)
La carta de cuatro páginas del fiscal especial William Barr sobre las conclusiones del informe de Mueller. (Reuters)

Reacciones encontradas

Lo contrario ha sucedido entre los republicanos. El senador Lindsey Graham, uno de los apoyos más sólidos de Trump, ha tuiteado: "Un buen día para el Estado de derecho. Un gran día para el presidente Trump y su equipo. No connivencia y no obstrucción. Un mal día para aquellos que esperaban que la investigación de Mueller haría caer al presidente Trump".

El fiscal Barr enfrenta ahora presiones para que haga público todo el informe de Mueller, así como las evidencias en las que se sustenta. "El Congreso votó 420 a cero a favor de publicar el informe Mueller al completo. No un 'resumen' del fiscal general nombrado a dedo. Fiscal Barr, haga público todo el informe. Inmediatamente", ha exigido en Twitter la candidata presidencial demócrata Elizabeth Warren.

No obstante, uno de los que han ofrecido una valoración más matizada del comunicado de Barr ha sido el antiguo director nacional de Inteligencia James Clapper, uno de los enemigos más acérrimos de Trump, que ha exigido su renuncia repetidamente. Pese a ello, Clapper ha admitido que en el momento de retirarse, las diferentes agencias de inteligencia estadounidense "no tenían evidencias directas de connivencia" entre Trump y el Kremlin. "Teníamos fe entonces, y la seguimos teniendo, en Bob Mueller".

Ahora, tanto Trump como el equipo que trabaja para asegurar su reelección en 2020 pueden aferrarse a estas conclusiones para lograr réditos electorales. El propio Trump ya ha tuiteado: "No connivencia. No obstrucción, EXONERACIÓN completa y total", pese a que no es eso lo que dice el informe. "¡Que América siga siendo grande!", ha añadido.

Al abordar el Air Force One, Trump ha declarado a los periodistas: "Tras un largo examen, tras una larga investigación, después de que tanta gente haya salido tan gravemente dañada, tras no mirar a la otra parte, después de que hayan pasado tantas cosas malas, un montón de cosas malas le han pasado a nuestro país, acaba de anunciarse que no hubo connivencia con Rusia". Casi inmediatamente, ha añadido: "No hubo obstrucción, de ningún tipo. Ha sido una exoneración completa y total". A partir de ahora, para los partidarios del presidente, cuáles hayan sido las auténticas palabras de Mueller ha dejado de importar.

Mundo

El redactor recomienda

Escribe un comentario... Respondiendo al comentario #1
5 comentarios
Por FechaMejor Valorados
Mostrar más comentarios