EL MATRIMONIO entre personas del mismo sexo ESTÁ PROHIBIDO

Un homosexual podrá adoptar a un niño en Singapur por primera vez

El Tribunal Supremo reconoce su derecho a adoptar al niño, producto de una gestación subrogada, aunque su pareja no podrá hacerlo legalmente

Foto: El gobierno de Singapur no permite conocer los datos del padre ni el hijo implicados en el caso (EFE Robert Ghement)
El gobierno de Singapur no permite conocer los datos del padre ni el hijo implicados en el caso (EFE Robert Ghement)

Una pareja gay ha conseguido una sentencia histórica en Singapur: podrán adoptar a un niño que nació por gestación subrogada, aunque con varios condicionantes. El más importante es que sólo uno de los padres podrá ejercer como tal ya que el matrimonio homosexual está prohibido en esta ciudad-estado y la adopción sólo pueden llevarla a cabo matrimonios o personas individuales.

Es el mal menor para un niño que, hasta este fallo del Tribunal Supremo, se encontraba en una situación alegal. La gestación subrogada está prohibida en Singapur, por lo que los padres hicieron todo el proceso en Estados Unidos pagando una cantidad cercana a los 175.000 euros. Sin embargo, al no estar casada su madre biológica con su padre, el niño estaba considerado como ilegítimo.

No sólo eso: al ser la madre ciudadana norteamericana, el niño tampoco podía pedir la nacionalidad singapurense. Ahora esta sentencia permitirá recuperar la normalidad al niño, que ya tiene 4 años y del que se desconoce su identidad, al igual que su padre. De éste, sólo se sabe que tiene 46 años y que lleva 13 de relación con otro hombre.

Tuvo que recurrir al Supremo

El padre recibió un revés en diciembre de 2017 cuando un juzgado rechazó su petición de adopción, aunque en la sentencia se dejaba claro que no se trataba de definir “lo que una unidad familiar debe ser”. No le quedó otro remedio que acudir al Tribunal Supremo, que ahora ha dictado una sentencia histórica para un país tan conservador como Singapur.

El Presidente del Tribunal Supremo, Sunderesh Menon, señala que la decisión tomada no debe entenderse “como un respaldo a lo que el denunciante y su pareja querían hacer”. Sin embargo, cree que la decisión tomada “no viola la política nacional contra la formación de unidades familiares del mismo sexo”.

Además, Menon asegura que existía el “imperativo legal de buscar el bienestar del niño... de considerar su bienestar como lo primero y lo más importante”. Lo mismo que opina el abogado Ivan Cheong, que asegura a la BBC que lo que quería era que “el bienestar del niño se mantenga: se trata de lo que más le conviene al niño”.

Mundo

El redactor recomienda

Escribe un comentario... Respondiendo al comentario #1
0 comentarios
Por FechaMejor Valorados
Mostrar más comentarios