es "INCONSTITUCIONAL Y DISCRIMINATORIO"

Costa Rica aprueba el matrimonio homosexual: solo falta modificar la ley

El Tribunal Supremo del país centroamericano da 18 meses al Congreso para hacer cambios legales. Después, el matrimonio entre personas del mismo sexo será un hecho

Foto: Esta pareja podrá casarse finalmente en Costa Rica en 18 meses (EFE/Jeffrey Arguedas)
Esta pareja podrá casarse finalmente en Costa Rica en 18 meses (EFE/Jeffrey Arguedas)

En menos de un año y medio, el matrimonio entre dos hombres o dos mujeres será una realidad en Costa Rica. La Sala Constitucional del Tribunal Supremo ha declarado inconstitucionales los artículos que impiden el matrimonio y la unión de hecho entre personas del mismo sexo, pero deja vigente las normas durante 18 meses para que el Congreso legisle al respecto.

En la resolución, que ha generado polémica tanto en opositores como en defensores de estas uniones, se señala que si el Congreso no aprueba ninguna ley, las dos normas quedarán automáticamente derogadas en el plazo de 18 meses.

"Se insta a la Asamblea Legislativa, en el uso de su función legislativa constitucionalmente asignada, a que en el plazo de 18 meses adecúe el marco jurídico nacional con la finalidad de regular los alcances y efectos derivados de las relaciones de pareja entre personas del mismo sexo", indica el fallo de la Sala Constitucional con fecha del 8 de agosto.

Las manifestaciones se han sucedido en Costa Rica pidiendo reformas en la ley (EFE/Jeffrey Arguedas)
Las manifestaciones se han sucedido en Costa Rica pidiendo reformas en la ley (EFE/Jeffrey Arguedas)

Una asamblea reaccionaria

El fallo del Supremo declara inconstitucionales el inciso 6 del artículo 14 del Código de Familia, el cual establece que "es legalmente imposible el matrimonio entre personas del mismo sexo", así como el artículo 242 que indica que las uniones de hecho son entre hombre y mujer.

Sin embargo la Asamblea Legislativa es un organismo fuertemente conservador en el que 14 de sus 57 miembros pertenecen al Partido Restauración Nacional, de naturaleza evangélica y que mantiene su oposición al matrimonio igualitario.

La Iglesia Católica también ha levantado la voz contra el fallo, expresando su defensa de la familia tradicional y asegurando que "el no querer discriminar a las personas homosexuales no autoriza al Estado a confundir el orden natural del matrimonio y la familia".

El Gobierno busca la igualdad

El presidente de Costa Rica, Carlos Alvarado, ratificó el compromiso de su Gobierno con la igualdad y la protección de los derechos humanos de todas las familias. Alvarado es un antigua estrella de rock en su país y lleva en el cargo sólo desde abril, cuando ganó la carrera electoral llevando en su programa reformas en favor del colectivo LGTBI.

El presidente de Costa Rica, Carlos Alvarado (EFE/Jeffrey Arguedas)
El presidente de Costa Rica, Carlos Alvarado (EFE/Jeffrey Arguedas)

"Confiamos en que el respeto pleno a los derechos humanos y al Estado de derecho prevalecerá, ya sea que la Asamblea Legislativa reconozca el matrimonio igualitario en el término de 18 meses, o en su defecto, una vez que la norma actual pierda vigencia finalizado el plazo", expresó el presidente costarricense.

El Gobierno de Alvarado ha enviado este mismo viernes al Congreso un proyecto de ley de matrimonio igualitario para su discusión, aunque está técnicamente aparcado desde febrero de 2016 sin haber avanzado. Este proyecto deroga y modifica una serie de artículos e incisos del Código de Familia y del Código Civil para eliminar las referencias a que el matrimonio y las uniones de hecho son solo entre hombre y mujer.

Un fallo que no ha gustado a nadie

Si los detractores de las uniones entre personas del mismo sexo no estaban nada contentas con la sentencia, tampoco las organizaciones defensoras de los derechos de la población LGBTI: "es un adefesio jurídico que no tiene pies ni cabeza. Una violación total a los derechos humanos de los ciudadanos de la población sexualmente diversa. Los magistrados se están lavando las manos", asegura el vicepresidente del Movimiento Diversidad, Víctor Hugo Monge.

El activista criticó la "cobardía" de los magistrados, quienes "no quisieron asumir su responsabilidad legal" y la trasladaron al Congreso, donde no cree que avance proyecto alguno debido a la cantidad de diputados conservadores. "No estamos contentos pero creemos que es un paso más. No es una victoria, pero tampoco una derrota", concluyó Monge.

Mundo

El redactor recomienda

Escribe un comentario... Respondiendo al comentario #1
0 comentarios
Por FechaMejor Valorados
Mostrar más comentarios