AUNQUE EL PAÍS NO RECONOZCA LAS BODAS GAYS

Coto a la discriminación: los matrimonios gay tienen los mismos derechos de residencia

El TJUE ha puesto hoy fin a una discriminación que hasta ahora sufrían los casados de un mismo sexo: "cónyuges" son también aquellos que forman parte de una unión homosexual

Foto: Boda gay en Múnich (EFE)
Boda gay en Múnich (EFE)

Tanto en España como en Dinamarca, pasando por Eslovenia, "toda persona tiene derecho al respeto de su vida privada y familiar, de su domicilio y de sus comunicaciones". Da igual su religión, su ideología y su orientación sexual. Sobre el papel, lo reconoce así la Carta de Derechos Fundamentales de la UE y lo recuerda hoy el Tribunal de Justicia de la UE. Pero en la práctica, no siempre se aplica de igual manera a homosexuales y hererosexuales. Y menos, cuando se trata de un asunto que aún levanta tantas pasiones como el matrimonio gay.

La Corte comunitaria ha puesto hoy fin a una discriminación que hasta ahora sufrían los casados de un mismo sexo. En su sentencia, advierte de que "cónyuges" son también aquellos que forman parte de una unión homosexual y, que por tanto, gozan del mismo derecho a la libertad de residencia que el resto de matrimonios. Incluso si el país europeo al que se quieren mudar no reconoce las bodas gays.

Dicho de otro modo: los países de la Unión Europea están obligados a reconocer un matrimonio homosexual contraído en otro Estado miembro de manera legal si la pareja se quiere instalar en su territorio. Y no pude denegar el derecho de residencia de uno de los cónyuges si ha nacio en un país fuera de la UE, ya que, como cualquier otro, puede apelar a sus lazos con su esposo o esposa.

En esa situación se vieron el rumano Relu Adrian Coman y su marido, el estadounidense Robert Clabourn Hamilton. Ambos se conocieron al otro lado del Atlántico y en 2010, decidieron casarse en Bruselas. Dos años después, la pareja quiso mudarse a Rumanía, el país de origen de Coman, por lo que ambos iniciaron los trámites para que se reconociera el permiso de residencia de Hamilton por ser su cónyuge. Sin embargo, el permiso fue rechazado, ya que en Rumanía no se reconoce el matrimonio gay.

Manifestación a favor del matrimonio gay. (EFE)
Manifestación a favor del matrimonio gay. (EFE)

La justicia europea da ahora la razón a la pareja, lo que supone un hito para la defensa de los derechos de los homosexuales en la Unión Europea. No obstante, la Corte con sede en Luxemburgo, recuerda que aunque todos los países están obligados a reconocer el derecho de residencia de los cónyuges gays, esto no quiere decir que tengan que legalizar las bodas entre personas de un mismo sexo.

Mundo

El redactor recomienda

Escribe un comentario... Respondiendo al comentario #1
0 comentarios
Por FechaMejor Valorados
Mostrar más comentarios