Banks, el mayor donante del Brexit, investigado por el FBI británico
  1. Mundo
el gran mecenas de la campaña leave.eu

Banks, el mayor donante del Brexit, investigado por el FBI británico

El millonario, el mayor mecenas de la historia de la política británica por invertir 9 millones de libras en la campaña de Leave.EU, está en el centro de una investigación penal de la NCA

placeholder Foto: Arron Banks (c) y el activista político Andy Wigmore (i), a su salida del Parlamento británico, en agosto de 2018. (Reuters)
Arron Banks (c) y el activista político Andy Wigmore (i), a su salida del Parlamento británico, en agosto de 2018. (Reuters)

El empresario Arron Banks no es un hombre demasiado conocido por los británicos de a pie. Pero consiguió el triunfo del Brexit y se reunió con Donald Trump tan sólo horas después de que éste último ganara las presidenciales. Sí, el millonario -casado con la hija de un alto funcionario estatal del Kremlin- es uno de los protagonistas de la fotografía que dio la vuelta al mundo, donde Nigel Farage, el que fuera líder del UKIP, posa sonriente junto al polémico dirigente de la primera potencia mundial.

El inesperado divorcio entre el Reino Unido y la UE y la poco prevista victoria del actual inquilino de la Casa Blanca han sido los acontecimientos más importantes de las últimas décadas contra el 'establishment'. En ambos ha estado presente Banks. Con tal carta de presentación, el hecho de que la Agencia Nacional contra el Crimen (NCA, por sus siglas en inglés) -lo que sería el FBI británico- haya abierto una investigación penal contra el millonario no es algo que deba pasar desapercibido.

Después de haber donado desde 2014 al partido euroescéptico UKIP un millón de libras, Banks se convirtió en el mayor mecenas de la historia de la política británica al invertir 9 millones de libras en la campaña de Leave.EU durante el histórico referéndum de 2016. No fue la campaña oficial por el Brexit, pero adquirió gran protagonismo al estar liderada por Farage, por aquel entonces, dirigente de la formación antiUE y antiinmigración.

Unos correos electrónicos demuestran la relación de Banks y su mano derecha con el Kremlin

Ahora existen sospechas de que la financiación pudo venir de “fuentes inaceptables”. La Comisión Electoral británica ya había multado al empresario por supuestas irregularidades. Pero este organismo, al fin y al cabo, no tenía poder legal para llevar a cabo más acciones, por lo que, ante la evidencia acumulada en los últimos meses, el caso se ha derivado a la unidad policial contra el crimen organizado.

La investigación se centra en dos partidas: un préstamo de dos millones de libras recibidas por Better for the Country (la organización creada por el millonario para la causa euroescéptica) y un montante de seis millones de libras aprobadas por el propio Banks para Leave.eu.

La Comisión Electoral cree que “se han cometido varios delitos” y que hay motivos razonables para sospechar que Banks no fue la “fuente verdadera” de donde procedía este dinero. En su informe, el organismo asegura que en las transacciones estaba implicado Rock Holding Limited, una compañía de Banks, con sede en la Isla de Man. Según la ley electoral británica, las empresas con sede fuera del Reino Unido no pueden donar ni prestar dinero para campañas políticas.

Foto: La primera ministra británica, Theresa May, en Bruselas. (EFE)

El dinero que llegó de Moscú

Por otra parte, hay muchas especulaciones que apuntan a que el dinero vino de Rusia. El pasado mes de junio, 'The Sunday Times' publicó en exclusiva unos correos electrónicos que demostraban la relación de Banks y su mano derecha, Andy Wigmore, con el Kremlin. Los correos fueron filtrados por la periodista Isabel Oakeshott, que escribió para el millonario el libro “Los chicos malos del Brexit”.

La noticia llega en la recta final de las negociaciones con Bruselas y ha llevado a los activistas pro UE a pedir un retraso en el proceso de salida, fijada para el 29 de marzo de 2019. El diputado laborista David Lammy asegura que el Brexit “debe suspenderse hasta que sepamos el alcance de estos crímenes contra nuestra democracia”. Banks y su socia, Elizabeth Bilney, al frente de Leave.EU y también investigada, rechazan cualquier acusación de irregularidades y argumentan todo está motivado por cuestiones políticas.

No obstante, no parece que el millonario esté demasiado afectado. Al hacerse pública la investigación, publicó en redes sociales una foto suya en la playa de Bermuda. En junio, durante su comparecencia ante el Comité de Westminster que investiga la implicación de noticias falsas en procesos electorales, ya demostró un tono desafiante y chulesco, tomándose incluso a broma muchas de las preguntas y realizando comentarios directos bastante provocadores. “¿Quién es el diputado que se emborrachó en la Cámara de los Comunes, acosó a una mujer y acabó en una sala de karaoke? ¡Sé que es uno de los miembros del comité es, pero no sé cuál”, matizó.

placeholder Gerry Gunster (i) junto a Arron Banks durante una rueda de prensa en Londres. (Reuters)
Gerry Gunster (i) junto a Arron Banks durante una rueda de prensa en Londres. (Reuters)

Durante su comparecencia, Banks admitió entonces sin tapujos haber mentido durante la campaña del referéndum tanto a los periodistas como a la clase política para ganar publicidad a su causa. “Ejecutamos una campaña deliberadamente dirigida a burlarse de la gente”, señaló. Y después de sólo tres horas -cuando el resto de comparecencias habían seguido incluso por la tarde-, decidió terminar de manera unilateral la sesión negándose a contestar tres últimas preguntas, alegando que llegaba tarde a una comida, actitud que dejó a los miembros del comité completamente descolocados.

Los negocios del británico siempre han estado bajo la sombra de la sospecha. En 2017, anunció un “hallazgo significativo” en Lesoto (sur de África) a través de su compañía Mohokare Mining. Pero en las dos décadas anteriores a que comprara la mina en 2014, sólo se habían obtenido cientos de libras en diamantes.

En cualquier caso, él nunca ha dicho que los diamantes sean la principal fuente de su riqueza. En su lugar, se presenta como “magnate de los seguros”. Pero aquí también hay polémica. El 19 de octubre de 2017, Alan Kentish, director ejecutivo de STM Group, fue arrestado por la Policía de Gibraltar por supuesto lavado de dinero por parte de uno de los clientes. Acto seguido, renunció a la dirección de dos compañías vinculadas con Banks. La primera, Southern Rock Insurance Company, es parte clave del imperio comercial del millonario y tiene su sede en Gibraltar. La segunda, Rock Services, fue una de las mayores donantes del UKIP.

Brexit Reino Unido Nigel Farage Euroescépticos Unión Europea
El redactor recomienda