podría alargarse el periodo de transición

El Brexit se estanca: la UE, a la espera de que Londres ceda

La breve presentación de Theresa May ante sus socios europeos ha dejado claro que nada ha cambiado desde que el pasado domingo se detuvieran las negociaciones

Foto: La primera ministra británica, Theresa May. (Reuters)
La primera ministra británica, Theresa May. (Reuters)

Pasó el "gran momento de la verdad" sin que nada pasara. La cena que se convocó este miércoles de forma extraordinaria, con un solo plato en el menú —cerrar un acuerdo sobre el divorcio entre Reino Unido y la Unión Europea— se ha quedado en migajas. La breve presentación de Theresa May ante sus socios europeos ha dejado claro que nada ha cambiado desde que el pasado domingo se detuvieran las negociaciones, tras constatarse que Londres no está preparado para ceder en una última línea roja para llegar a un acuerdo. "No he escuchado nada diferente en términos de contenido", ha explicado el presidente del Parlamento Europeo, Antonio Tajani, presente en el encuentro.

May no ha traído nada nuevo bajo el brazo. Tampoco se esperaba. No obstante, ha tratado de mostrarse receptiva y de transmitir a sus socios que cree que un acuerdo es aún posible. "Sigo confiando en un buen resultado", ha dicho la 'premier' a sus socios. El acuerdo aún es posible, pero, para ello, tienen que moverse las posiciones. Desde Bruselas, se ve con claridad que ahora es mejor dejar reposar el asunto, para dar el tiempo necesario a May y a su Gobierno de calibrar las consecuencias de lo que decidan. Si no ceden en el último obstáculo, la cuestión de Irlanda del Norte, no habrá un acuerdo y Reino Unido dará un salto al vacío el 29 de marzo, cuando se haga efectivo el Brexit.

El negociador europeo para el Brexit, Michel Barnier.  (EFE)
El negociador europeo para el Brexit, Michel Barnier. (EFE)

Lo que tenía que ser un acuerdo cerrado ahora, para ser rematado en una cumbre en noviembre —que, por el momento, la UE considera que no tiene sentido convocar—, se ha quedado en tratar de cerrar un acuerdo en las "próximas semanas". El calendario pactado ha saltado por los aires y ahora los europeos esperan que los británicos presenten alternativas que permitan dar con la cuadratura del círculo: hacer efectivo el Brexit, pero evitar una frontera dura entre la provincia británica de Irlanda del Norte y el resto de Irlanda, que sí seguirá en la Unión.

¿Cómo hacerlo? "Hay muchas opciones que explorar, cada uno plantea sus propias sensibilidades", ha explicado el primer ministro holandés, Mark Rutte. La UE no está dispuesta a aceptar nada que sea contrario a sus reglas, por lo que pide a Londres que acepte un "escudo" de emergencia, que permitiría introducir controles aduaneros entre Irlanda del Norte y el resto del país si fuera necesario. Pero May se niega, consciente de lo difícil que sería explicar a los británicos —y muy especialmente a los 'brexiters' que quieren romper con la UE a cualquier precio y a sus socios de Gobierno, los norirlandeses unionistas del DUP— el establecimiento de algo que recuerde a una frontera en el Mar de Irlanda.

De momento, el único cambio es que May se ha mostrado receptiva a la idea planteada por el negociador europeo, Michel Barnier, de alargar el periodo de transición que se darían ambas partes una vez que se haga efectivo el Brexit en marzo hasta diciembre de 2021. Esto permitiría dar más tiempo a ambas partes para negociar un acuerdo que regule sus relaciones futuras —desde los aspectos comerciales al tráfico aéreo y la cooperación terrorista, por ejemplo—, lo que reduciría el riesgo de que el escudo tenga que ser activado. Una vía para explorar un camino con el que salir del punto muerto en el que se encuentran ahora las negociaciones.

Mundo

El redactor recomienda

Escribe un comentario... Respondiendo al comentario #1
3 comentarios
Por FechaMejor Valorados
Mostrar más comentarios