El periodo de transición del Brexit se podría alargar años, no meses
  1. Mundo
documento filtrado en londres y complots

El periodo de transición del Brexit se podría alargar años, no meses

¿Nos dirigimos a un Brexit solo de nombre, la peor pesadilla de los euroescépticos?

Foto: Theresa May en Londres.
Theresa May en Londres.

Hace apenas unos meses, Downing Street repetía, por activa y por pasiva, que extender el periodo de transición pos-Brexit más allá de diciembre de 2020 nunca sería una opción. La semana pasada, sin embargo, la propia Theresa May señaló que podría ampliarse “por unos meses”. Y ahora unos documentos internos revelan que esta fase de implementación podría durar “años”. ¿Nos dirigimos a un Brexit solo de nombre, la peor pesadilla de los euroescépticos?

El plan que baraja ahora la primera ministra pasaría por alargar durante un tiempo indefinido este periodo en que el Reino Unido seguirá formando parte del mercado único y la unión aduanera, respetando todas las libertades (también la de movimiento de personas). Su extensión se revisaría cada año hasta que se encontrara una solución real para evitar una frontera dura entre la República de Irlanda y la provincia británica de Irlanda del Norte, la compleja cuestión que a día de hoy impide acercar posturas entre Londres y Bruselas. Apenas quedan cinco meses para el divorcio y ambas partes estarían preparando planes de contingencia ante la posibilidad de que finalmente haya un Brexit sin pacto.

May, sin apoyos

May insiste en que su prioridad es llegar a un acuerdo. Pero su estrategia no cuenta con la aprobación del Gabinete. En la reunión mantenida el martes, los ministros tuvieron oportunidad de ver los documentos publicados este miércoles por 'The Times'. Los informes que plantean un periodo de transición 'sine die' fueron redactados por el tecnócrata Oliver Robbins, el único hombre de confianza de la líder 'tory' y el que verdaderamente está negociando la salida del bloque.
La respuesta del Gabinete no fue especialmente positiva. Es más, el fiscal general del Estado, Geoffrey Cox, compara la situación con el “infierno” de la 'Divina Comedia' de Dante. Los ministros han advertido a May de que si pasa ciertos límites, el eventual acuerdo que se cierre con la Unión Europea no conseguirá luego ser ratificado en Westminster, donde se espera una auténtica batalla campal.

Un portavoz de Downing Street asegura que “tan solo se trata de una propuesta” y aunque “no hay aún nada decidido”, matiza que el periodo de transición no se alargará más allá de 2022, cuando el Reino Unido tiene previsto celebrar las próximas elecciones generales.

May y Tusk dialogan en la última cumbre. (EFE)

Los complots contra May

La publicación de estos documentos no ha hecho otra cosa que aumentar aún más la tensión de cara a la reunión que May mantendrá el miércoles por la noche con el llamado Comité 1922, donde se agrupan los diputados 'tories' sin cartera.

Supuestamente (el comité nunca confirma) se han entregado 46 de las 48 cartas necesarias para activar una moción de confianza contra May. Aunque la prensa habla de todo tipo de complots: desde “cartas falsas” firmadas por los aliados de la 'premier' para retirarlas en el último momento si es necesario, hasta estrategias de los rebeldes para notificar 12 misivas de golpe. Un auténtico juego de tronos. Sea como fuere, todo apunta a que los rebeldes no van a mover ficha. Al menos de momento. El hecho de que May haya aceptado acudir a la cita (no está obligada a hacerlo) demuestra que no hay riesgo inmediato.

Eso sí, los diputados van a realizar todo tipo de “preguntas de forense” respecto al famoso 'backstop', es decir, el plan de emergencia que tanto Londres como Bruselas han acordado cerrar para que, en caso de que las futuras relaciones comerciales no lleguen a buen puerto, no haya frontera dura en Irlanda.

Plan de emergencia para Irlanda del Norte

En este sentido, May asegura que no firmará nada que no cumpla cuatro requisitos: Que sea un 'backstop' para todo el Reino Unido (y no solo para Irlanda del Norte, como propone Bruselas); que la posibilidad de extender el periodo de transición sea una alternativa al 'backstop'; que ninguna opción sea indefinida, y que Irlanda del Norte pueda seguir teniendo total acceso al mercado de Gran Bretaña.

Según la televisión irlandesa RTE News, para desbloquear las negociaciones, la UE estaría dispuesta a aceptar la propuesta de May de dejar a todo el Reino Unido dentro de la unión aduanera hasta que se encuentre una solución a la compleja frontera. Eso sí, sería un tratado que debería negociarse aparte del acuerdo de salida, y el plan de emergencia propuesto para dejar solo a Irlanda del Norte alineado con el mercado único y la unión aduanera (en caso de que las futuras negociaciones fracasen) debería estar incluido en el acuerdo de divorcio.

Donald Tusk ha vuelto a decir este miércoles en Salzburgo que es Londres quien está pidiendo una extensión del periodo de transición pos-Brexit y no la UE. Aunque el presidente del Consejo Europeo no ha convocado la cumbre extraordinaria para el 17 de noviembre, sigue dejando la puerta abierta, en caso de que en los próximos días haya avances “significativos”.

Theresa May Irlanda del Norte Reino Unido Brexit Unión Europea Consejo Europeo
El redactor recomienda