Es noticia
Menú
La mayoría de empresas confía en un Brexit suave, pese a las líneas rojas de Londres
  1. Mundo
una semana clave en las negociaciones

La mayoría de empresas confía en un Brexit suave, pese a las líneas rojas de Londres

Un sector significativo de la City se muestra convencido de que el Brexit finalmente “solo será en nombre” ahora que entramos en una semana clave en las negociaciones

Foto: Dos manifestantes antiBrexit, ante el Parlamento británico, en Londres. (Reuters)
Dos manifestantes antiBrexit, ante el Parlamento británico, en Londres. (Reuters)

Las negociaciones del Brexit entran esta semana en una fase clave con la celebración de una cumbre europea en la que tanto Londres como Bruselas se muestran optimistas para ultimar un acuerdo de divorcio que pueda firmarse a finales de año. La frontera de Irlanda, sin embargo, sigue planteando el principal escollo, y aunque la UE plantea un estatus especial para la provincia británica de Irlanda del Norte, la 'premier' Theresa May advierte de que nunca aceptará que la unidad del Reino Unido se ponga en juego.

Si permite concesiones, tanto los 'tories' euroescépticos como los unionistas norirlandeses del DUP —de cuyo apoyo depende para gobernar— amenazan con hacer descarrilar todo el proceso en el último momento cuando el eventual pacto se tenga que votar en Westminster para su ratificación.

El dramatismo y suspense siempre han caracterizado estos dos años de conversaciones. En cualquier caso, a pesar de las líneas rojas de Londres, la mayoría de las empresas europeas prevén que finalmente todo acabe con un Brexit suave. Esta es la conclusión principal del estudio que publica este lunes la consultora FTI. La multinacional independiente ha realizado una encuesta a más 2.000 empresas del Reino Unido, Francia, Alemania y España.

El 78% de los líderes empresariales tiene una mayor certeza de que el Brexit se va a producir. No obstante, el 58% sigue confiando en que el Reino Unido mantendrá un acceso libre de aranceles para los bienes, un 53% y 51%, que se mantendrán la libre circulación de personas y los pasaportes financieros respectivamente, y el 46%, que la jurisdicción del Tribunal de Justicia de la UE seguirá vigente.

Foto: La primera ministra británica, Theresa May. (Reuters)

Para evitar la frontera dura en Irlanda, la 'premier' estaría dispuesta a dejar inicialmente todo el Reino Unido “vinculado” con la unión aduanera comunitaria e Irlanda del Norte “alineada” con el mercado común, solo respecto a bienes, lo que conllevaría ciertos controles en las mercancías que pasen de la provincia británica a Gran Bretaña.

El problema es que May no especifica por cuánto tiempo podría durar este escenario. Por lo que los 'tories' euroescépticos temen que el Reino Unido pueda quedar atado a las reglas comunitarias por un periodo indefinido, más allá del de transición, que finaliza en diciembre de 2020, sin opciones para lograr acuerdos comerciales con terceros, para ellos una de las claves del divorcio.

Un sector significativo de la City se muestra convencido de que el Brexit finalmente “solo será en nombre”

Desde que comenzaron las negociaciones, según los expertos consultados por El Confidencial, un sector significativo de la City se muestra convencido de que el Brexit finalmente “solo será en nombre”.

En el estudio realizado por FTI en diciembre del año pasado, el 84% de las empresas aseguró que tomaría decisiones irreversibles antes del final de septiembre de 2018. Sin embargo, esta segunda encuesta (llevada a cabo el pasado mes de septiembre) refleja que solo el 19% lo ha hecho. Por mercados, las empresas francesas son las más preparadas, con un 28% que indica que ya dispone de planes, en contraste con el 17% de las británicas. Es evidente que un gran número de grandes empresas ha pospuesto decisiones clave que anteriormente preveían haber tomado ya a estas alturas. Solo cabe asumir que han tenido que desarrollar internamente diversas opciones para dar respuesta a una serie de posibles escenarios.

En este sentido, el 76% de las empresas se está preparando para un escenario de falta de acuerdo con una planificación de contingencia que podría tener un efecto significativo en la economía. Hasta un 61% prevé hacer acopio de inventario para evitar trastornos. Más de un 60% de la totalidad de las empresas tiene previsto trasladar instalaciones de I+D fuera del Reino Unido.

placeholder Medios británicos informan ante la sede de la Comisión Europea. (EFE)
Medios británicos informan ante la sede de la Comisión Europea. (EFE)

Según el estudio, solo un 19% de las empresas asegura haber realizado “cambios irreversibles” como parte de sus preparativos para el Brexit. El 84% indicó inicialmente que esperaba que las decisiones clave ya se hubieran tomado a estas alturas del proceso, por lo que, ante la falta de detalles, un gran número de compañías cuenta con que se establezca un periodo de transición hasta diciembre de 2020 antes de que sea necesario llevar a cabo cualquier cambio real.

La confianza en un crecimiento de la facturación en el futuro cae del 66% al 59% en términos globales (comparando la encuesta del año pasado y la actual). Si bien el Reino Unido permanece sin cambios, en un 68%, Alemania presenta el mayor descenso (del 67% al 55%), seguida de Francia (del 68% al 60%) y España (del 62% al 54%).

John Maloney, director del grupo de trabajo sobre el Brexit de FTI Consulting, afirma: “A falta de tan solo seis meses, y una reunión clave del Consejo Europeo esta semana, las empresas han decidido claramente que no van a obtener la claridad o certidumbre que necesitan para hacer preparativos para el largo plazo. Esto podría tener un efecto enorme en empresas individuales y sugiere que afectará al I+D, los puestos de trabajo y las inversiones comerciales. Los consejos de administración empresariales están tomando las medidas apropiadas para mitigar el riesgo. La magnitud de los trastornos que causará solo se podrá evaluar en los próximos meses, ya que estamos todos a la espera de ver si el proceso político permite alcanzar un acuerdo aceptable para ambas partes”.

Por su parte, Hans Hack, miembro del grupo de trabajo sobre el Brexit de FTI Consulting y antiguo diplomático holandés, declara: “El Reino Unido parece ser el más expuesto, pero sería una equivocación asumir que las empresas europeas son inmunes a las consecuencias de un escenario de falta de acuerdo. El optimismo relativo de Francia contrasta con las importantes caídas registradas en Alemania y España. El enfoque de esperar a ver lo que pasa ya no es una opción. Si bien no es demasiado tarde para que las empresas ejerzan influencia en lo que sigue siendo un proceso político fluido, la preparación es fundamental en estos momentos. Las empresas van a necesitar ayuda a medida que empiecen a adaptarse al nuevo entorno comercial”.

Las negociaciones del Brexit entran esta semana en una fase clave con la celebración de una cumbre europea en la que tanto Londres como Bruselas se muestran optimistas para ultimar un acuerdo de divorcio que pueda firmarse a finales de año. La frontera de Irlanda, sin embargo, sigue planteando el principal escollo, y aunque la UE plantea un estatus especial para la provincia británica de Irlanda del Norte, la 'premier' Theresa May advierte de que nunca aceptará que la unidad del Reino Unido se ponga en juego.

Brexit Theresa May Reino Unido Unión Europea Irlanda del Norte
El redactor recomienda