en uruguay se legalizó en 2017

Canadá legaliza la marihuana recreativa: fumar porque sí ya es posible en dos países

El Senado canadiense aprobó en junio, con 52 votos a favor y 29 en contra, una ley que regulariza la compra y consumo de marihuana recreativa en el país para mayores de edad

Foto: Una pequeña planta de marihuana en Ontario. (Reuters)
Una pequeña planta de marihuana en Ontario. (Reuters)

Justin Trudeau se convirtió, en un contexto casi sorpresivo, en el primer ministro de Canadá hace ahora tres años. Y lo hizo con un programa lleno de promesas progresistas: acabar con la participación del país en el operativo contra Estado Islámico, legalizar la marihuana, aplicar impuestos progresivos para reducir la carga fiscal de la clase media, investigar la desaparición de mujeres aborígenes... Empezó su Gobierno conformando un Ejecutivo paritario y respondiendo muy duramente a la pregunta que una periodista le hizo en plena presentación de ministros. "¿Por qué es tan importante para usted el equilibrio de género?". "Porque es 2015", respondió. Ahora, tres años después, su compromiso con la legalización del cannabis ya es una realidad.

Este miércoles, 17 de octubre, entra en vigor la ley que aprobó el Senado canadiense el pasado 20 de junio después de que la medida fuese sometida a varias enmiendas por parte de la Cámara de los Comunes. Un total de 52 senadores votaron a favor de legalizar la marihuana recreativa frente a los 29 que lo hicieron en contra, abriendo así el camino a una legislación sobre el cannabis con fines no terapéuticos. De este modo, Canadá se convierte en el primer país del G7 en legalizar el consumo de marihuana recreativa y el segundo del mundo, después que hiciera lo propio Uruguay. ¿Qué se podrá hacer y qué no a partir de ahora?

En virtud de la nueva ley, los mayores de 18 años podrán estar en posesión de hasta 30 gramos de cannabis —o su equivalente, si se trata de otros productos—, así como compartir con otros adultos esa misma cantidad. La marihuana se podrá comprar seca o fresca, y también en formato aceite, pero siempre en establecimientos autorizados para ello,y se podrá plantar hasta cuatro plantas de cannabis por vivienda, si las semillas tienen licencia. Además, será legal cocinar o fabricar productos con marihuana, pero para ellos no es podrán utilizar disolventes orgánicos para crear productos concentrados. No obstante, sigue siendo ilegal vender o distribuir marihuana sin permiso, tener más de la cantidad máxima permitida o sacarla del país, entre otros delitos.

Una tienda de NSLC Cannabis en Nueva Escocia. (Foto: NSLC Cannabis)
Una tienda de NSLC Cannabis en Nueva Escocia. (Foto: NSLC Cannabis)

Si bien solo es una, la provincia de Nueva Escocia ha publicado imágenes e información sobre uno de los dispensarios en los que se venderá marihuana a partir de hoy. En las tiendas de la Nova Scotia Liquor Corporation (NSLC) se dispensarán productos de cannabis desde este miércoles, a un precio que rondará entre los 6,33 dólares y los 10,99 por gramo, es decir, entre los 4,22 euros y los 7,33 euros. Según ha explicado la propia NSLC, el precio variará en función de la categoría del producto y seguirá la misma estrategia, estructura y principios que utilizan para su estrategia de venta de alcohol.

¿Pero se comprará de forma legal?

Lo que no se sabe todavía es si los canadienses consumidores de marihuana adquirirán el cannabis por la vía legal o lo seguirán haciendo a través del mercado negro, como se venía haciendo hasta ahora. Según una encuesta de Ipsos elaborada para el canal Global News, cuatro de cada diez ciudadanos tomarán esa decisión en función del precio, lo que significa que si el precio de la marihuana legal es mucho más alto que la vía ilegal, los canadienses no variarán su manera de adquirirla y seguirán comprando la marihuana en el mercado negro.

Canadá sigue con esta medida la estela de Uruguay, que legalizó la compra y consumo de marihuana recreativa el verano de 2017. Desde entonces, un total de 17 farmacias autorizadas para ello dispensan el cannabis a lo largo de todo el país. En el país latinoamericano, solo los ciudadanos uruguayos puede adquirirla, previa inscripción en un registro oficial. Desde febrero de 2018, el envase de cinco gramos de marihuana adquirido en farmacias para uso no médico tiene un precio fijado en los 200 pesos uruguayos, es decir, 5,23 euros, tal y como queda registrado en el Instituto de Regulación y Control del Cannabis.

Hasta la fecha, en Uruguay se han registrado un total de 28.987 personas, lo que supone algo menos del 1,6% de los adultos con edades comprendidas entre llos 19 y los 65 años (según los datos del Instituto Uruguayo de Estadísticas para 2012). Además, se han aprobado 6.880 licencias de cultivadores, lo que implica que existe casi un cultivador para cada cuatro consumidores uruguayos.

Mundo

El redactor recomienda

Escribe un comentario... Respondiendo al comentario #1
0 comentarios
Por FechaMejor Valorados
Mostrar más comentarios