POR MOTIVOS TODAVÍA NO ESPECIFICADOS

Dimite la embajadora estadounidense en la ONU, Nikki Haley

La representante de la Administración Trump ante Naciones Unidas, conocida por defender las sanciones a Rusia o las políticas contra el régimen iraní, ha presentado su renuncia

Foto: Nikki Haley habla con Donald Trump durante un evento contra el problema mundial de las drogas en la sede de la ONU en Nueva York, el 24 de septiembre de 2018. (Reuters)
Nikki Haley habla con Donald Trump durante un evento contra el problema mundial de las drogas en la sede de la ONU en Nueva York, el 24 de septiembre de 2018. (Reuters)

La embajadora de Estados Unidos ante Naciones Unidas, Nikki Haley, ha renunciado a su puesto, según informan hoy medios locales. Según indicó la portavoz de la Casa Blanca, Sarah Sanders, en su cuenta de Twitter, Haley y el presidente de EE.UU., Donald Trump, mantendrán una reunión a las 10.30 hora local.

Haley, ex gobernadora republicana de Carolina del Sur e hija de inmigrantes de la India, fue una de las primeras nominaciones del presidente tras ocupar el Despacho Oval a principios del año pasado. Hasta ahora era considerada una de las figuras "serias" de la Administración Trump, responsable de promover las sanciones a Rusia por su presunta injerencia en las elecciones estadounidenses de 2016, liderar el repliegue de EEUU en las diferentes instituciones de Naciones Unidas, o denunciar las acciones de Irán en Oriente Medio, uno de los temas recurrentes del Gobierno de Trump.

Tras la defenestración política del Secretario de Estado Rex Tillerson, muy cercano a Haley, la embajadora era vista por muchos observadores como la arquitecta de lo más parecido a una política exterior coherente en una Administración disfuncional. Esto le ha llevado a chocar varias veces con un Trump conocido por su volatilidad, y podría ser la causa de su renuncia.

Nikki Haley señala los restos de un misil balístico iraní 'Qiam' como prueba de la presunta implicación de Irán en la guerra de Yemen, en la base aérea de Anacostia-Bolling en Washington, el 14 de diciembre de 2017. (Reuters)
Nikki Haley señala los restos de un misil balístico iraní 'Qiam' como prueba de la presunta implicación de Irán en la guerra de Yemen, en la base aérea de Anacostia-Bolling en Washington, el 14 de diciembre de 2017. (Reuters)

¿Una decisión meditada?

El presidente asegura que Haley le había comunicado hacía ya varios meses su intención de abandonar su cargo. "Ha hecho un trabajo fantástico. Hemos hecho un trabajo fantástico juntos", ha declarado Trump a un grupo de periodistas en el Despacho Oval de la Casa Blanca, acompañado por la aún embajadora, cuya salida se producirá a finales de año.

Haley asegura que haber ostentado esta posición es "un honor que solo se da una vez en la vida". "Soy una chica con suerte por haber podido dirigir el estado en el que me crié, y servir a un país al que amo tanto ha sido una bendición, y quiero darle las gracias [a Trump] por eso", ha declarado junto al presidente. Aunque asegura no tener planes inmediatos, ha desmentido las especulaciones de que podría intentar arrebatarle a Trump la candidatura republicana en las elecciones de 2020. Trump espera nombrar un sucesor en dos o tres semanas, según ha dicho, asegurando que el cargo se ha vuelto "más glamouroso" gracias al trabajo de Haley.

Mundo

El redactor recomienda

Escribe un comentario... Respondiendo al comentario #1
1comentario
Por FechaMejor Valorados
Mostrar más comentarios