MACRON MARCA LíNEAS ROJAS

Sánchez (y Macron) exige a Trump la retirada del arancel a la aceituna

El acuerdo entre EEUU y la UE para negociar un cierto librecambismo entre ambas potencias es, a ojos de Bruselas, una victoria, pero Sánchez y Macron son escépticos

Foto: Un agricultor cosecha aceitunas. (EFE)
Un agricultor cosecha aceitunas. (EFE)

El acuerdo entre EEUU y la UE para evitar una guerra comercial y negociar un cierto librecambismo entre ambas potencias es, a ojos de Bruselas, una victoria. Jean-Claude Juncker, presidente de la Comisión Europea, no se ha vuelto de la Casa Blanca con las manos vacías y Donald Trump también se ha marcado unos cuantos tantos. Pero si una cuestión brilló por su ausencia fue la agrícola. Y, en concreto, el arancel impuesto por EEUU a las aceitunas negras de mesa españolas que amenaza al sector.

Pedro Sánchez y Emmanuel Macron no han ocultado este jueves su escepticismo ante el acuerdo. No solo porque, de alguna manera, la Unión Europea ha cedido a los modos de matón de Trump y ha entrado a negociar, después de que este impusiera de manera unilateral aranceles a las exportaciones de acero y hierro comunitarias. Sino porque, además, del arancel a la aceituna no hay noticias, pese a que España —y muy especialmente el ministro de Agricultura, Luis Planas— ha pedido a Bruselas y sus socios que se tomen esta cuestión como un problema "europeo, no español". Y lo es.

"Lo que sí pedimos a la Administración americana es la retirada de aranceles", ha afirmado el presidente del Gobierno en la rueda de prensa celebrada tras su encuentro en La Moncloa con Macron. Y "sobre todo, muy especialmente", aquellos que ponen en riesgo la "política agrícola común, que es fundamental", ha añadido. En otras palabras: Sánchez quiere la retirada de una tarifa que amenaza con hundir a los productores de aceitunas de mesa.

'Grosso modo', el arancel a la aceituna negra se fundamenta en que Washington ha declarado desleales las ayudas europeas que reciben los productores sevillanos. Y este argumento puede extenderse, en principio, a todos los productos agrícolas que reciben fondos europeos bajo el esquema de la PAC, uno de los grandes pilares políticos y presupuestarios de la UE. Por ello, Sánchez se ha dirigido directamente a Trump. "No nos deja tranquilos el posicionamiento que se ha hecho respecto a la PAC y lo que esperamos es saber primero qué nos tiene que decir Juncker. Si vamos a defender algo, es la PAC", ha avisado Sánchez.

El presidente francés ha apoyado a su colega español. "No soy favorable a que dejemos de lado en ningún caso la agricultura", ha recalcado Macron entre sus críticas sutiles, pero punzantes, al acuerdo cerrado este miércoles por Juncker y Trump para iniciar ahora negociaciones comerciales en varios frentes. El objetivo, aseguró el presidente norteamericano, es lograr "aranceles cero" en los productos industriales, dejando de lado los automóviles, y reducirlos en varios sectores —de la química a los medicamentos—, a la vez que aumentan las exportaciones nortamericanas de soja y de gas licuado natural a Europa.

"La discusion de ayer, respecto a reducir todas las tensiones inútiles, la considero útil. Pero una buena discusión comercial solo puede darse sobre bases equilibradas, de manera recíproca y en ningún caso bajo amenaza", ha dicho Macron. "En este caso, tenemos una serie de preocupaciones. No soy favorable a un amplio acuerdo comercial a la manera del TTIP", ha advertido el presidente de Francia, en referencia al acuerdo de libre comercio entre la UE y EEUU que Trump descarriló con su llegada al poder.

Macron ha marcado otra línea roja: "Ningún estándar europeo debe ser bajado" para poder llegar a acuerdos comerciales con Trump, una de las cuestiones que crearon más obstáculos durante la negociación del TTIP, dada la diferencia de estándares en varios sectores, como el alimentario o el de los medicamentos.

Mundo

El redactor recomienda

Escribe un comentario... Respondiendo al comentario #1
4 comentarios
Por FechaMejor Valorados
Mostrar más comentarios