Trump, estrella del evento de la Asociación Nacional del Rifle (con récord de donativos)
  1. Mundo
gran convención anual

Trump, estrella del evento de la Asociación Nacional del Rifle (con récord de donativos)

Las masacres de Parkland y Las Vegas no hacen mella en el presidente de EEUU, el auténtico reclamo de este gran grupo de poder y presión. Entradas agotadas y prohibidas las armas en el evento

Foto: El presidente de EEUU, Donald Trump, en un evento de la NRA. (Reuters)
El presidente de EEUU, Donald Trump, en un evento de la NRA. (Reuters)

Donald Trump hace oídos sordos a aquellos que piden un mayor control de las armas tras la masacre de Parkland (Florida) en la que un joven asesinó a tiros a 17 personas en una escuela el pasado 14 de febrero. Este viernes será la gran estrella en el macro evento que cada año organiza la Asociación Nacional del Rifle (NRA). Tal es su tirón mediático, que el presidente de Estados Unidos ha agotado todas las entradas varios días antes de que pronuncie su discurso ante el mayor grupo de presión entre los defensores de las armas en el país. Junto a él participarán en Dallas (Texas) varios miembros de su Gobierno, como el vicepresidente Mike Pence.

Esta será la segunda vez que acude a este evento en calidad de presidente de EEUU. De hecho, el pasado año Trump se convirtió en el primer líder estadounidense en hacerlo desde Ronald Reagan en 1983. En esta ocasión, la Asociación Nacional del Rifle logrará no solo récord de asistencia, con 80.000 asistentes, sino también de donativos a pesar de las presiones que ha recibido el Gobierno para que endurezca las medidas de control de armas. De hecho, solo en las dos semanas posteriores a la masacre de Parkland la organización recibió la cifra récord de casi 71.000 dólares en donaciones, tres veces más en las dos semanas anteriores; un escenario que se está repitiendo desde entonces y que se prevé alcance cotas nunca vistas este fin de semana durante la convención anual de la NRA.

Foto: Asistentes a la reunión anual de la Asociación Nacional del Rifle en Louisville, Kentucky, el 21 de mayo de 2016. (Reuters)

Una convención sin armas

Como dato curioso (e irónico), la intervención de Trump y Pence ha provocado que se prohíba el acceso con armas a la convención, un aspecto que ha sido criticado por los estudiantes supervivientes de la masacre de Florida. En este sentido, la NRA alega que debido a la intervención tanto del presidente como el vicepresidente de EEUU la coordinación del sistema de seguridad del evento pasará a manos del Servicio Secreto por lo que "las armas de cualquier tipo será prohibidas en el foro antes y durante su asistencia".

Esta decisión se ha tomado no solo por la presencia de Trump, también por las distintas manifestaciones que se prevén en varios puntos de Dalles de organizaciones que reclaman una mayor regulación del uso de las armas en Estados Unidos.

Las Vegas, la peor masacre desde el 11-S

Tras la matanza de Parkland, la relación entre Trump y la organización ha sufrido ciertos altibajos, ya que el mandatario ha apoyado posturas contrarias a la NRA, como elevar la edad para la venta de armas, e incluso llegó a pedir a los legisladores de su partido que no tuvieran "miedo" a la asociación. Este grupo de presión fue uno de sus defensores más fieles y se convirtió en su principal apoyo financiero externo durante la campaña para las elecciones presidenciales de 2016.

Ropa cubierta de sangre tras el tiroteo en Las Vegas. (Reuters)
Ropa cubierta de sangre tras el tiroteo en Las Vegas. (Reuters)

De hecho, como gesto de agradecimiento, nada más llegar a la Casa Blanca en enero de 2017 Trump tendió les tendió la mano y prometió proteger la Segunda Enmienda de la Constitución, que garantiza el derecho de los estadounidenses a poseer y portar amas. "El asalto de ocho años contra sus derechos protegidos por la Segunda Enmienda (de la Constitución de EEUU) ha llegado a un final apabullante. Tienen un amigo en la Casa Blanca", aseguró Trump.

Sin embargo, desde su primer discurso ante la NRA no solo Parkland ha hecho temblar los cimientos de esta gran organización. Fue el pasado 1 de octubre cuando Estados Unidos vivió su mayor masacre tras los atentados del 11 de septiembre de 2001 durante la celebración de un festival de música en Las Vegas. Ese día, un único tirador, Stephen Paddock, disparó desde el piso 32 del hotel Mandalay Bay matando a 59 personas e hiriendo a 527.

Gobierno de Donald Trump Armas de fuego Texas Estados Unidos (EEUU) Tiroteo en Las Vegas