según 2.500 compañias de España, Alemania, UK...

¿Quién teme al Brexit? Tranquilidad en la City y optimismo en las empresas europeas

El optimismo de los líderes empresariales ante un panorama cargado de incertidumbre sorprende. Hay pocos indicios de que las empresas vayan a recibir garantía alguna sobre el acuerdo comercial

Foto: Un trabajador de la City, el distrito financiero de Londres. (Reuters)
Un trabajador de la City, el distrito financiero de Londres. (Reuters)

Las negociaciones del Brexit no acaban de avanzar, la 'premier' Theresa May no tiene ningún tipo de autoridad y los 'tories' más euroescépticos han cogido las riendas de un Ejecutivo británico que promete sacar al Reino Unido del mercado único y la unión aduanera. Y sin embargo… la 'City' se muestra tranquila, convencida incluso que, de haber Brexit, sólo será en nombre sin demasiados efectos. Al menos, a corto plazo.

El optimismo de los líderes empresariales europeos ante un panorama cargado de incertidumbre llama la atención en el estudio que publica este lunes la consultora FTI. La multinacional independiente ha realizado una encuesta a 2.500 empresas de España, Alemania, Francia y el Reino Unido. A nivel sectorial, el de los servicios financieros es el que mayor preocupación muestra sobre los posibles efectos del divorcio, con un 70% de los encuestados, frente al 65% de los sectores de fabricación y profesionales. Pero al mismo tiempo, en las oficinas de Liverpool Street y Canary Wharf están convencidos de que, en caso de separación, será menos traumática de lo que vienen a dar a entender los políticos.

Según la encuesta, un 71% de las entidades británicas de servicios financieros cree que finalmente tendrán derecho de pasaporte financiero post-Brexit. El 59% de las alemanas, el 56% de las españolas, y el 51% de las financieras francesas opinan lo mismo. Asimismo, el 76% de las financieras españolas considera que se mantendrá la libre circulación y el 65% de las firmas británicas con actividad en Square Mile se muestra convencido de que la jurisdicción del Tribunal de Justicia de la UE (TJUE) continuará en el Reino Unido.

A nivel de todos los sectores, el 65% de las compañías encuestadas cree que Londres mantendrá un acceso libre de aranceles para los bienes, el 59% que se mantendrá la libre circulación de personas y el 52% que la jurisdicción del TJUE seguirá vigente. Fuentes de la City consultadas por el El Confidencial aseguran incluso que, “aunque muy remotas, aún hay posibilidades para revertir el Brexit” y, en cualquier caso, si finalmente hay divorcio será sólo en nombre porque “nadie sabe por cuánto tiempo durará el periodo de transición”.

“Se puede prolongar eternamente. Sería el caso inverso a Noruega. Ellos entraron en el mercado único y llevan en perpetuo periodo de transición para entrar en la UE. El Reino Unido firma el divorcio, pero podría estar en perpetuo periodo de transición para evitar salir realmente”, explica a este diario un economista de riesgo internacional que trabaja para uno de los grandes bancos británicos.

Otra de las fuentes coincide con que existe un sentimiento generalizado de que la salida puede retrasarse “sine die". Pero, a pesar de que “puertas para fuera, el mensaje es de tranquilidad por miedo a represalias”, de puertas para dentro, los efectos del Brexit “ya se están empezando a notar”. “Se están vendiendo los activos, se están reubicando a los trabajadores y se están retrasando las inversiones”, matiza.

“Se están vendiendo los activos, se están reubicando a los trabajadores y se están retrasando las inversiones”

Muchos consideran que no se creará “un nuevo Londres como pulmón financiero de Europa”, pero sí habrá “muchas mudanzas” a París, Ámsterdam y Fráncfort. Lamentablemente, Madrid no aparece en la lista.

A diferencia de algunas de las voces que se escuchan en la City, según la encuesta de FTI, la mayoría de las empresas consultadas cree que el Brexit sí se va a producir. Aunque, curiosamente, son las francesas las que encabezan la lista (72%), por delante de las británicas (68%), seguidas por Alemania (66%). Las empresas españolas son las que se muestran más incrédulas (65%).

El 75% de los encuestados confía en que la relación entre Londres y Bruselas haya quedado clara en junio de 2018. Y una vez el Reino Unido abandone el bloque, el 66% de las empresas anticipa un aumento de la facturación (frente al 12% que prevé una disminución) y el 64% espera tener un incremento de la plantilla (frente al solo 10% que pronostica una reducción).

Hans Hack, miembro del grupo de trabajo sobre el Brexit de FTI Consulting y antiguo diplomático holandés, asegura que “los resultados apuntan a una interpretación errónea de la realidad política”. “Las certidumbres siguen siendo escasas, y hay pocos indicios de que las empresas vayan a recibir garantía alguna sobre el futuro acuerdo comercial”, señala.

Para finales de marzo, Londres y Bruselas deberían haber pacto el acuerdo para el periodo transitorio, que según Michel Barnier, negociador europeo,” no debe darse por hecho”, si continúan las diferencias entre ambas partes. Según el calendario previsto, para octubre de 2018, se tendría que haber pactado el acuerdo de salida.

En este sentido, Hack asegura que el “Gobierno británico ha manifestado con claridad que no habrá nada acordado hasta que esté todo acordado, mientras que la UE ha dejado claro que no va a permitir que el Reino Unido escoja selectivamente las características de un acuerdo comercial. Asumiendo que se llegue a un acuerdo, habrá ganadores y perdedores. Esto podría afectar seriamente a algunos sectores”, matiza.

Mundo

El redactor recomienda

Escribe un comentario... Respondiendo al comentario #1
1 comentarios
Por FechaMejor Valorados
Mostrar más comentarios