Una escisión del PKK asume el doble atentado de Estambul con 38 muertos
  1. Mundo
flores, banderas y el dibujo de una horca

Una escisión del PKK asume el doble atentado de Estambul con 38 muertos

Un coche bomba y un atacante suicida causaron al menos 38 muertos y 155 heridos en el centro de Estambul, frente al estadio del club de fútbol Besiktas, muy próximo a la plaza Taksim

Foto: Funeral por los policías fallecidos por el doble atentado en Estambul. (EFE)
Funeral por los policías fallecidos por el doble atentado en Estambul. (EFE)

El grupo armado Halcones de la Libertad de Kurdistán (TAK) se ha atribuido el doble atentado que el sábado por la noche causó 38 muertos y 155 heridos en Estambul. El TAK, una escisión del Partido de Trabajadores de Kurdistán (PKK), es responsable de ataques especialmente cruentos desde 2004, entre ellos el atentado de Estambul del 7 de junio y dos ataques en febrero y marzo en Ankara. El grupo ha asumido la autoría en un mensaje difundido a través de la agencia de noticias prokurda Firat y ha señalado que los dos atentados -un coche bomba conducido por un kamikaze y un terrorista suicida- fueron cometidos por dos personas en "una acción de sacrificio". El objetivo, asegura el TAK, no era la población turca sino la policía.

Somos los hijos otomanos, Allahu Akbar!", gritaba este domingo una multitud congregada frente al lugar donde el coche bomba arremetió contra un grupo de policías antidisturbios, ante el estadio del club de fútbol Besiktas. Entre las banderas turcas que ondeaba la muchedumbre, destacaba la enseña verde de tres lunas del Califato otomano (1844-1923). A pocos metros, en el punto exacto del ataque, donde ciudadanos turcos rendían homenaje a los muertos depositando flores y velas mientras un joven leía pasajes del Corán, aún eran visibles rastros de sangre y restos humanos. Entre los ramos de flores, un cartel con el dibujo de una horca. Algunos presentes no podían contener las lágrimas, otros clamaban venganza.

"Nos han atacado otra vez, aquí, en Estambul. Cuesta creerlo", dice a este diario Ikler, un estudiante de español que antes trabajaba como guía turístico. "Ya no vienen turistas. Yo he vivido hasta hace poco en Córdoba, y en España la gente cree que Estambul es demasiado peligroso. Pero el terrorismo también ataca en Francia, Alemania o en Madrid".

El Gobierno turco apuntaba este domingo directamente al Partido de los Trabajadores del Kurdistán (PKK) como autor del doble atentado. "No es seguro, pero los indicios apuntan al PKK", declaró el viceprimer ministro de Turquía, Numan Kurtulmus, a la televisión CNNTürk sobre la doble explosión en las inmediaciones del estadio del Besiktas. Kurtulmus aseguró que el objetivo eran las fuerzas de seguridad y que en el coche bomba se utilizaron 300 o 400 kilos de explosivos.

Mientras, el ministro del Interior turco, Süleyman Soylu, prometió que "tarde o temprano el Gobierno se cobrará su venganza". En una rueda de prensa este domingo, declaró que 30 de los 38 fallecidos son policías y anunció que ya hay 13 personas detenidas por su relación con los ataques. "Tenemos 38 muertos: 30 policías, siete civiles y la identidad de una persona todavía tiene que ser determinada".

El ataque podría estar relacionado con una macrooperación policial con un despliegue de más de 40.000 agentes llevada a cabo este viernes de forma simultánea en 81 ciudades de Turquía. Como este diario pudo comprobar, dicha operación incluía controles de carretera en algunas de las principales vías de Estambul.

Un coche bomba y un atacante suicida causaron este sábado al menos 38 muertos en el centro de Estambul. La explosión del coche bomba se produjo frente al estadio del Besiktas, dos horas después de la finalización de un partido, mientras que el terrorista suicida se inmoló en el Parque Maçka, muy próximo a la céntrica plaza Taksim. Los ataques tuvieron lugar 24 horas después de una macrooperación policial llevada a cabo de forma simultánea en 81 ciudades de Turquía. El coche bomba atacó directamente a un grupo de policías antidisturbios poco después de que acabara un partido entre el Besiktas y el Bursaspor, según confirmó el ministro del Interior, Süleyman Soylu, quien añadió que el atentado se produjo "justo en la salida por la que los aficionados del Bursaspor habían abandonado el estadio".

Tres horas después de las explosiones, las fuerzas de seguridad llevaron a cabo una detonación controlada de un paquete sospechoso cerca del estadio. Según la emisora CNNTürk, las dos explosiones tuvieron lugar en las calles que rodean el estadio, una zona que dista poco más de 500 metros de la céntrica plaza Taksim y en la que están ubicados varios hoteles importantes.

Las cámaras de seguridad captan la explosión del coche bomba.

Tras el vigésimo atentado que sufre Turquía en 2016, la Policía acordonó los alrededores del estadio e impidió el acceso a la prensa. Las televisiones mostraban a los agentes rodeando el estadio y pidiendo a los vehículos que pasaban por el lugar que ayudasen a evacuar a los heridos. Los portavoces del Bursaspor confirmaron en Twitter que ninguno de sus hinchas o miembros resultó herido en los ataques.

Las imágenes de la televisión turca mostraron varias columnas de humo, con algunos focos de llamas, cerca de las instalaciones. Tras las explosiones se escucharon también disparos de armas automáticas. Poco después empezaron a aparecer imágenes en las redes sociales, antes de que las fuerzas de seguridad acordonasen el escenario de los atentados para impedir el acceso a la prensa.

El Gobierno decretó un bloqueo informativo sobre el atentado, un procedimiento habitual en este tipo de situaciones para evitar la difusión de falsos rumores o, según los críticos, información negativa hacia las autoridades.

Besiktas Atentado Turquía
El redactor recomienda