NACE LA PRIMERA ESCUELA EN LONDRES

Las mujeres musulmanas se suben a un 'ring' para defenderse de la islamofobia

Ruqsana Begum, campeona internacional de muay thai, quiere enseñar a sus hermanas a que alcen los puños contra los ataques violentos y racistas

Foto: Ruqsana Begum, la primera campeona de muay thai musulmana. (Instagram)
Ruqsana Begum, la primera campeona de muay thai musulmana. (Instagram)

Tras los atentados de París y recientemente los de Bruselas, la creciente islamofobia que padecíamos con el auge de partidos políticos de extrema derecha se está convirtiendo en un problema social de magnitudes todavía inciertas, pero que pone a los ciudadanos musulmanes en el punto de mira.

Solo en la ciudad de Londres, el año pasado aumentaron en un 70% los delitos islamofóbicos. Con el objetivo de enseñar a las mujeres ataviadas con 'hijab' a defenderse ante los posibles ataques racistas, Ruqsana Begum, campeona internacional de kickboxing y capitana del equipo británico de muay thai, ha puesto en marcha la primera escuela para enseñar defensa personal a mujeres que profesan esta religión y que admiten que no acaban de encajar en una sociedad en donde se las discrimina fuera y dentro del gimnasio por cubrir sus cabezas con un velo.

Acuden mujeres de todas las edades para aprender a defenderse de la creciente violencia. (Instagram)
Acuden mujeres de todas las edades para aprender a defenderse de la creciente violencia. (Instagram)

Begum, nacida en Reino Unido y cuya familia procede de Bangladesh, es la primera campeona musulmana en la disciplina de muay thai, o boxeo tailandés, y como ella misma explicó a 'Dazed', su difícil entrada en este deporte eminentemente masculino la espoleó para enseñar a otras mujeres, a sus “hermanas”, a defenderse: “Cuando estaba en la universidad, entrenaba en secreto y tuve que hacer frente a muchos estereotipos y limitaciones culturales para conseguir la meta que me había marcado: convertirme en campeona nacional”.

Combatir el miedo

Según Tell MAMA Helpline, una organización antiislamófoba con sede en Reino Unido, los crímenes perpetrados contra mujeres que visten 'hijab' se han incrementado un 300% desde los atentados de París. De hecho, la mayoría de las participantes de los cursos de Begum destacan que acuden a clase para aprender a defenderse de estos ataques violentos. Pero hay otros motivos…

Pueden entrenar con el 'hijab' sin que las miren extrañados. (Instagram)
Pueden entrenar con el 'hijab' sin que las miren extrañados. (Instagram)

“Solía ir al gimnasio, pero no me gustaba cómo las personas me miraban porque llevaba pañuelo. En momentos como estos, es mejor sentirse segura que preocuparse, así que estas clases de boxeo me permiten hacer ejercicio a la vez que aprendo a usar los puños”, explica una de las participantes a 'Dazed'. En tanto, otra mujer sostiene que las clases le ayudan a ganar confianza, ya que uno de los objetivos es hacer que se sientan cómodas practicando ejercicio sin temor a ser juzgadas. 

Sin embargo, el miedo y la inseguridad creciente son el motor principal de su entrenamiento. “Mi marido me dijo que él podía llevarme donde quisiera. Si soy sincera, después de los recientes ataques en Londres me da miedo coger el tren. Sé que no suena bien, pero...”, se sincera una de las mujeres. Y añade que gran parte del odio hacia la comunidad musulmana en Londres es culpa de la negativa cobertura mediática. “Sientes que constantemente debes justificarte a ti misma y tus acciones”. 

La imagen de la violencia

Según un reciente estudio del Consejo Musulmán Británico (MCB), la población musulmana en Inglaterra y Gales ha pasado de 1,5 a 2,7 millones de habitantes en los últimos 10 años, aunque los estallidos de violencia cotidiana se han visto aumentados en tiempos recientes.

El pasado octubre, Hanane Yakoubi, una joven británica de religión musulmana embarazada de 34 semanas fue atacada por una mujer londinense en un autobús al grito: “Putas del Estado Islámico. Volveos a vuestro país. Dejad de hablar en vuestro maldito idioma mientras escondéis bombas bajo las túnicas”.  

Las mujeres musulmanas se suben a un 'ring' para defenderse de la islamofobia

De acuerdo a los datos oficiales, se han registrado al menos 115 ataques violentos contra mujeres musulmanas en los últimos tiempos y los agresores suelen ser hombres blancos de entre 15 y 35 años.

Mundo

El redactor recomienda

Escribe un comentario... Respondiendo al comentario #1
14 comentarios
Por FechaMejor Valorados
Mostrar más comentarios