ESLOVENIA PIDE AYUDA "ACTIVA" A LA UE

Grecia supera los 500.000 refugiados sin centros de recepción preparados

El número de refugiados que ha llegado a Grecia en lo que va de año ha alcanzado el récord de 502.500 personas, mientras que los centros para su recepción aún no se han establecido

Foto: Refugiados cargan con sus pertenencias mientras esperan para cruzar la frontera de Croacia cerca de Berkasovo, Serbia, el 20 de octubre de 2015 (Reuters).
Refugiados cargan con sus pertenencias mientras esperan para cruzar la frontera de Croacia cerca de Berkasovo, Serbia, el 20 de octubre de 2015 (Reuters).

El número de refugiados que ha llegado a Grecia en lo que va de año ha alcanzado el récord de 502.500 personas, mientras que los centros para su recepción aún no se han establecido, denunció hoy la Agencia de Naciones Unidas para los Refugiados (ACNUR). Esta mañana 27.500 personas esperaban en las islas griegas para ser registradas y trasladadas al continente, informó ACNUR, que señaló que "es crucial que los centros de recepción se establezcan para poder asistirlos correctamente". "Sin ese elemento esencial, el programa de reubicación acordado por la Unión Europea (UE) en septiembre está en serio peligro de fracasar", advirtió Melissa Fleming, portavoz de ACNUR.

Fleming explicó que este incremento en la llegada de refugiados se debe al recrudecimiento del conflicto en Siria, la percepción de que las fronteras en Europa ahora están relativamente abiertas y no se sabe cuando se cerrarán, así como el hecho de que las condiciones meteorológicas van a empeorar. La portavoz de ACNUR no pudo determinar si la reciente intervención militar rusa en Siria ha tenido un impacto real en el número de refugiados que han abandonado el país en los últimos días, aunque sí que se han registrado familias que han huido recientemente por esta causa.

Por su parte, la Organización Internacional de las Migraciones (OIM) informó de que el pasado viernes llegaron a las costas griegas 8.900 personas, 9.100 el sábado y 9.200 el domingo. El portavoz de la OIM, Joel Millman, indicó que muchos temen que Turquía endurezca el control de sus costas. Tanto ACNUR como la OIM han comprobado que los precios de los traficantes de personas están bajando, aunque siguen siendo astronómicos, ya que oscila entre los 1.000 y 2.200 dólares la cantidad que se cobra por persona por cruzar los tres kilómetros que separan Turquía y Grecia. También han detectado el aumento en el número de personas que viajan en las embarcaciones, lo que eleva el riesgo de naufragio.

Un refugiado sirio trata de calentar a sus hijos tras ser rescatados por un pescador ante la isla griega de Lesbos (Reuters).
Un refugiado sirio trata de calentar a sus hijos tras ser rescatados por un pescador ante la isla griega de Lesbos (Reuters).

Bloqueados entre Serbia y Eslovenia

Miles de refugiados que se dirigen a Alemania por la ruta de los Balcanes han quedado atrapados en las fronteras de Croacia con Serbia y Eslovenia, esperando bajo la lluvia y el frío a que les dejen pasar, mientras los distintos gobiernos se acusan mutuamente de la situación. En la frontera croata-eslovena, cientos de personas, hasta 2.000 según algunas fuentes, esperan en medio del fango a entrar en Eslovenia, que ha impuesto un límite de 2.500 entradas al día y solo deja pasar a refugiados conforme estos cruzan a Austria, la siguiente escala en la ruta.

Los refugiados se protegen de la intensa lluvia con tiendas de campaña, lo más afortunados, o con chubasqueros de plástico, mantas y lonas los menos, mientras esperan a que Eslovenia les permita pasar a su territorio. "Ayudadnos, ayudadnos", solicitaban a gritos los refugiados bajo las precipitaciones y un viento gélido en el paso fronterizo de Trnovec, según el diario croata "Vecernji list".

Eslovenia, de apenas dos millones de habitantes, se ha convertido en una nueva estación de paso de la ruta migratoria hacia Europa Occidental y sus autoridades ya han advertido de que están al límite de sus posibilidades. El cambio en la ruta de los Balcanes, tras el cierre el sábado de la frontera húngara con Croacia, ha elevado la tensión regional, con Eslovenia acusando a Croacia de no cooperar y de limitarse a transportar a los refugiados a su frontera. Esta mañana, Eslovenia pidió una ayuda "activa" de sus socios de la Unión Europea (UE) para hacer frente a la fuerte presión que sufre por la afluencia masiva de refugiados desde el pasado sábado. "La solidaridad europea está a prueba", asegura el gobierno esloveno en un comunicado publicado esta madrugada en su página web. "Eslovenia pide a los países miembros de la UE y a las instituciones europeas que tomen parte activa para afrontar este peso de magnitud desproporcionada para nuestro Estado", añade la nota.

La situación humanitaria está cada vez peor. No sabemos qué va a pasar ya que tenemos informaciones de que viene una gran ola de refugiados, de unas 10.000 personasEl Gobierno esloveno ha señalado que solo puede recibir a 2.500 refugiados diarios, mientras que a Croacia han llegado unos 6.000 en los últimos días, lo que ha generado un cuello de botella tanto entre estos dos países como entre Croacia y Serbia. La policía eslovena señaló que desde esta medianoche "han entrado o esperan entrar unos 5.000 refugiados" en el país.

Los medios croatas hablan de una situación "dramática" y de "caos" en sus fronteras con Eslovenia, al norte, y con Serbia, al sur, donde miles de refugiados esperan poder entrar en Croacia en medio de la lluvia y las bajas temperaturas. Cerca de Sid, en la parte serbia de la frontera con Croacia, más de 5.000 refugiados y emigrantes aguardan para entrar, informó el portal croata "Telegram". En esa zona, Croacia va a abriendo y cerrando periódicamente el paso fronterizo de Bapska. Se estima que unas 5.000 personas pasaron este lunes por ese cruce.

"La situación humanitaria está cada vez peor, ya que es cada vez más lento el ritmo con el que los emigrantes entran en Croacia. No sabemos qué va a pasar ya que tenemos informaciones de que viene una gran ola de refugiados, de unas 10.000 personas", declaró un activista humanitario al diario "24 sata".

La portavoz en Belgrado del Alto Comisionado de la ONU para los Refugiados (ACNUR), Mirjana Milenkovski, declaró al portal de noticias serbio B-92 que unos 10.000 refugiados habían entrado en Serbia en las últimas 24 horas desde Macedonia. En medio de la desesperada situación de los refugiados, Eslovenia y Croacia se acusan de actuar de forma egoísta y sin aplicar las normas europeas. "El número de los refugiados sobrepasa los marcos que hemos determinado como aceptable", advirtió la ministra del Interior eslovena, Vesna Györkös Znidar. La responsable eslovena acusó a Croacia de no identificar a los refugiados en centros de acogida, sino de mandarlos directamente a Eslovenia, y de actuar como un "mero transportador".

Al mismo tiempo, el secretario de Estado de Interior esloveno, Bostjan Sefic, ha dicho que su país no puede aceptar a más gente porque Austria ha limitado las entradas, algo que Viena niega. Y el ministro del Interior croata, Ranko Ostojic, ha señalado que el principal responsable es Grecia, el primer país de la Unión Europea al que llegan los refugiados en su ruta desde países como Irak, Siria o Afganistán.

Mundo

El redactor recomienda

Escribe un comentario... Respondiendo al comentario #1
0 comentarios
Por FechaMejor Valorados
Mostrar más comentarios