la matanza no se ha podido verificar

El ISIS anuncia en una cuenta de Twitter la ejecución de 1.700 soldados iraquíes

Las milicias del Estado Islámico en Irak y Siria (ISIS) hace gala en una cuenta de Twitter de la ejecución de 1.700 soldados del Ejército iraquí en Saladino

Foto: Una de las imágenes publicadas en las redes sociales.
Una de las imágenes publicadas en las redes sociales.

El ISIS hace propaganda con la que podría ser la mayor matanza perpetrada en años en Irak. Las milicias del Estado Islámico en Irak y Siria (ISIS) han anunciado en su cuenta de Twitter la ejecución de 1.700 soldados del Ejército iraquí, según ha informado este domingo el diario estadounidense The New York Times. La cifra de muertos no ha podido ser verificada, aunque el grupo extremista ha difundido supuestas imágenes de la matanza, de contenido extremadamente violento.

Las fotografías han sido colgadas en una cuenta de Twitter asociada a los islamistas, identificada como @w_salahadden, previamente usada por el ISIS, pero que ya ha sido suspendida. La ONG Human Rights Watch y las autoridades iraquíes están trabajando para confirmar la autenticidad de las imágenes. "No dudo de que sean reales", ha explicado un oficial iraquí bajo el anonimato al diario estadounidense, "pero 1.700 muertos es un número enorme".

Dado que Twitter está bloqueado en todo el país, las imágenes se han extendido con lentitud, aunque varios usuarios han tenido la oportunidad de capturar las fotos y colgarlas en páginas de intercambio de archivos o almacenamiento de imágenes. "A mí no me terminan de convencer", ha puntualizado la investigadora de HRW Erin Evers, "pero esta clase de anuncios, acompañados de la publicación de fotos tan horribles coinciden con la costumbre que tiene el ISIS de cometer atrocidades para alimentar la lucha sectaria en Irak".

Otra de las imágenes publicadas en una red social.
Otra de las imágenes publicadas en una red social.

Las fotos, según las primeras conjeturas, podrían haber sido realizadas en varios puntos de la provincia de Salahuddin, entre ellos la capital, Tikrit, en el norte de Irak, a unos 140 kilómetros al noroeste de la capital, Bagdad. El líder del Consejo del Despertar –un grupo afín al Gobierno iraquí–, coronel Suhail al Samaraie, tiene constancia de que los milicianos del ISIS cometieron allí la semana pasada "ejecuciones a gran escala", pero no pudo confirmar el número de fallecidos. "El caso es que van a por cualquiera que trabaje para el Gobierno, donde sea", ha declarado Al Samaraie.

Las imágenes muestran a grupos de soldados que son transportados en camiones a una fosa común, donde son obligados a tumbarse boca abajo. Un supuesto integrante del ISIS, vestido de negro como suele ser preceptivo en el grupo, aparece a continuación abriendo fuego con un fusil. Después, abundan las fotografías de cadáveres. El número de presuntos fallecidos que aparecen en las imágenes oscila entre 20 y 60, repartidos entre al menos cinco fosas comunes. Las fotos van acompañadas de pies con textos como "matamos a los cerdos chiíes a cientos", "Así liquidamos a los chiíes que huyen", o "Este es el destino de los chiíes de Al Maliki", en referencia al primer ministro iraquí.

¿Quiénes son los hombres del ISIS?

En las ruinas de Irak y Siria, el ISIS no sólo está combatiendo, está ganando. La semana pasada tomó control de la segunda mayor ciudad de Irak, Mosul, de donde han escapado cientos de miles de personas. Un día después, en su rápido avance hacia Bagdad, conquistó Tikrit, cuna de Sadam Husein. Sus milicianos llegaron a luchar a 70 kilómetros de la capital, amenazando seriamente al inestable Gobierno chií de Al Maliki. Mientras el Ejército iraquí huía en desbandada, el ISIS, famoso por su brutalidad, sumaba territorios al dominio que ya ejerce en el noreste de Siria. Las imágenes de la supuesta matanza no ayudarán a recuperar la moral en las maltrechas Fuerzas Armadas. 

¿Quiénes son los hombres que han conquistado parte de Irak? Tras la derrota del Ejército de Sadam Husein, Paul Bremer, la mano de Washington en el país, ordenó disolver las Fuerzas Armadas, así como los ministerios de información y defensa. La medida dejó de repente a miles de militares sin empleo. Aquellos con rango de coronel y superior –esto es, los hombres más entrenados– fueron degradados y perdieron la posibilidad de trabajar para el nuevo gobierno iraquí. Según Fawaz Gerges, profesor de Ciencia Política en la London School of Economics y analista para la CNN, "cientos, sino miles, de oficiales cualificados del Ejército de Sadam se unieron al ISIS".

Esto significa que las milicias radicales suníes, aunque también cuenten con muyahidines extranjeros, están formadas por combatientes bien entrenados y que conocen el terreno. Y sus líderes pueden tan aptos como cualquiera en el actual Ejército iraquí. Liderado por Abu Bakar Al Baghdadi –un iraquí díscolo y egocéntrico al que el cerebro de Al Qaeda, Al Zawahiri, llegó a repudiar y al que la milicia libanesa Hezbolá, la organización más profesionalizada de la región, apoda el Fantasma– la meta del ISIS es trasnacional. Busca unir estados, o miniestados, bajo su doctrina. Por eso el grupo extremista, famoso por la brutalidad de sus acciones en Siria, ha puesto un ojo en Bagdad; no busca la división del país según criterios confesionales, sino instaurar un nuevo régimen que controle todo Irak, advierten activistas iraquíes.

"El Ejército ha recuperado la iniciativa"

Por su parte, el Ejército iraquí aseguró este domingo que ha matado a "279 terroristas" en las últimas 24 horas en ataques en las provincias de Saladino (al norte de Bagdad), Diyala (este) y Nínive (norte). En una rueda de prensa en Bagdad, el portavoz de las Fuerzas Armadas, Qasem Ataa, advirtió de que sus tropas proseguirán lanzando ataques con respaldo aéreo contra los insurgentes suníes liderados por el Estado Islámico de Irak y Siria (ISIS).

En las citadas provincias, las Fuerzas Armadas incendiaron además 14 vehículos cargados con armas e insurgentes. La aviación destruyó también el supuesto escondite donde se encontraba la jefatura del ISIS, en la base Al Qayada, según el portavoz. Ataa destacó lo sucedido en la localidad de Tel Afar, en la provincia de Nínive, donde las fuerzas de seguridad, con la ayuda de los vecinos, repelieron un ataque de los insurgentes y mataron a decenas de ellos.

Otros 30 supuestos miembros del ISIS fueron abatidos en el norte de la provincia de Babel, a unos cien kilómetros al sur de Bagdad, señaló Ataa. "El Ejército ha recuperado la iniciativa. Las Fuerzas Armadas avanzan gradualmente en las zonas controladas por los terroristas", subrayó. Como ejemplo, el portavoz apuntó que las autoridades han retomado el control de la población de Azim, en Diyala, que había caído en manos de los insurgentes.

Fotografía colgada en una cuenta de una red social.
Fotografía colgada en una cuenta de una red social.

Ataa aseguró que la situación en Bagdad está "totalmente controlada" y que están llevando a cabo operaciones militares preventivas. Sin embargo, Irak se encuentra sumido en un conflicto armado desde la semana pasada, cuando insurgentes suníes liderados por el ISIS lanzaron una ofensiva en el norte del país. Los rebeldes se han hecho con el control de varias zonas, entre ellas Mosul (la segunda ciudad del país y capital de Nínive), y amenazan con avanzar hasta Bagdad, donde hoy han muerto al menos nueve personas tras la explosión de un artefacto, según la Policía.

El Gobierno iraquí ha creado la llamada Dirección para la Movilización Popular, con el fin de organizar a voluntarios. El consejero de la Seguridad Nacional de Irak, Faleh al Fayad, ha explicado en una rueda de prensa en Bagdad que este órgano ha abierto ya centros de inscripción en todas las provincias. "La prioridad será para los hombres que cuenten con instrucción militar y posean armas. Esta movilización se producirá conforme a la ley y la Constitución", ha subrayado.

Mundo
Escribe un comentario... Respondiendo al comentario #1
17 comentarios
Por FechaMejor Valorados
Mostrar más comentarios