EL CONSEJO DE EUROPA SE REÚNE PARA MEDIAR

Más de 30 separatistas prorrusos mueren en los combates en torno a Slaviansk

La ofensiva contra Slaviansk, epicentro en el este de la rebelión prorrusa, se torna más sangrienta. Cuatro militares y decenas de milicianos murieron ayer

Foto: Un prorruso armado custodia un puesto de control en una vía férrea cercana a Slaviansk, en el este de Ucrania (Reuters).
Un prorruso armado custodia un puesto de control en una vía férrea cercana a Slaviansk, en el este de Ucrania (Reuters).

La ofensiva lanzada por Kiev contra la ciudad de Slaviansk, epicentro de la sublevación prorrusa en el este del país, se torna cada hora más sangrienta mientras aumenta el temor a una guerra civil. Más de 30 separatistas han muerto en los intensos combates en torno a esta localidad, situada en el este de Ucrania y considerada el principal bastión de los prorrusos sublevados contra el Gobierno de Kiev, según informa hoy el Ministerio del Interior. La ciudad se ha convertido en una pieza clave en la "operación antiterrorista" ordenada por las nuevas autoridades ucranianas para retomar el este: es la urbe en la que los prorrusos controlan más instituciones y en la que se concentra el esfuerzo bélico de Kiev.    

En el bando contrario, al menos cuatro militares ucranianos murieron y más de 30 resultaron heridos ayer durante el ataque del ejército contra las milicias que controlan la urbe, según el Ministerio del Interior. Además, las fuerzas prorrusas derribaron un helicóptero Mi-24 de las Fuerzas Armadas de Ucrania tras alcanzarlo con una ametralladora pesada en esa misma zona de la región minera de Donetsk, el corazón industrial del país. Las milicias que defienden la ciudad aseguraron ayer a la televisión rusa RT que 20 personas, entre ellas civiles, murieron durante el asalto de las fuerzas ucranianas a un puesto de control, aunque la cifra no ha sido confirmada.

Enfrentamientos entre prorrusos y ucranianos en Slaviansk

Hasta el momento, las fuerzas leales a Kiev han tomado la sede de la televisión en Slaviansk y han atacado al menos una de las barricadas que habían levantado las milicias prorrusas para impedir el acceso a la ciudad. Al menos once personas resultaron heridas en este enfrentamiento, según la agencia de noticias estatal rusa RIA Novosti. Esta misma agencia informó de la muerte de una mujer que recibió un disparo de un francotirador cuando se encontraba en la terraza de su casa.

Las milicias prorrusas que aún controlan el interior de la ciudad reconocieron tener muchas bajas en los combates que se reanudaron ayer “Los terroristas utilizan como táctica el empleo de la población civil como escudos humanos. (...) Disparan indiscriminadamente y han prendido fuego a varias casas. Hay víctimas entre la población local. Los combates aún continúan”, aseguró el Ministerio del Interior ucraniano. Una de las víctimas, un policía, murió en un ataque contra un furgón blindado que transportaba efectivos entre las localidades de Slaviansk y Dolina. El ataque fue perpetrado con ametralladoras de fabricación rusa, según aseguró Kiev.

Los prorrusos retroceden hacia el interior de la ciudad

Las milicias prorrusas que aún controlan el interior de la ciudad reconocieron tener “muchas bajas” en los combates que se reanudaron ayer y en los que las fuerzas ucranianas les obligan a retroceder hacia el interior de la urbe. “Continúan los combates. Tenemos muchas bajas. Puede ser que hasta veinte”, había señalado uno de los portavoces rebeldes a la agencia rusa Interfax. El insurgente, que precisó que los muertos son milicianos, aseguró que los rebeldes lograron “frenar el avance del enemigo en las inmediaciones de la ciudad, pero con muchas dificultades”.

Entierro de Andriy Biryukov, un pro-ucraniano asesinado durante los enfrentamientos en Odesa (Reuters).
Entierro de Andriy Biryukov, un pro-ucraniano asesinado durante los enfrentamientos en Odesa (Reuters).
La televisión rusa confirmó que las milicias habían sufrido numerosas bajas en la localidad de Semiónovka, a las afueras de Slaviansk, a lo que se sumaría un número indeterminado de civiles muertos. Mientras, el ministro del Interior ucraniano, Arsén Avákov, en declaraciones a los periodistas en uno de los puestos de control a la entrada de Slaviansk, afirmó que la operación para neutralizar a las milicias y retomar la localidad evoluciona lentamente porque quieren evitar víctimas civiles.

“Estamos atados de pies y manos ya que a nuestro alrededor hay población pacífica. Algunos nos apoyan, otros no, eso no importa: los militares ucranianos no pueden disparar a la población pacífica”, afirmó. El Gobierno provisional de Kiev lanzó este viernes una operación militar para poner fin a las acciones de los separatistas prorrusos que han tomado el control de decenas de sedes gubernamentales en localidades del este de Ucrania. 

¿Enviará Rusia a sus tropas?

Mientras la ofensiva ganaba en intensidad, el Ministerio de Asuntos Exteriores ruso exigió al Gobierno ucraniano “detener el derramamiento de sangre” y retirar sus tropas del este del país para facilitar la apertura de negociaciones que lleven a una resolución del conflicto. “Una vez más, instamos a entrar en razón a quienes están organizando desde Kiev el terror contra su propio pueblo, a detener el derramamiento de sangre, a retirar las tropas y a sentarse de inmediato en la mesa de negociación para resolver la crisis política”, señaló un comunicado oficial, recogido por la televisión rusa RT.

Dos soldados ucranianos en una barricada ante Slaviansk (Reuters).
Dos soldados ucranianos en una barricada ante Slaviansk (Reuters).
Además, Moscú advirtió de una crisis humanitaria inminente en las localidades del este del país que han quedado bloqueadas ante la ofensiva de las fuerzas leales a Kiev. El Ministerio de Asuntos Exteriores ruso aseguró que faltan medicinas y que ya hay escasez de alimentos.

La cuestión clave es si Rusia enviará tropas para apoyar sus intereses en el este de Ucrania. El Kremlin siempre ha difundido que se reserva el derecho de intervenir militarmente para proteger a ciudadanos rusos y personas rusófonas contra la violencia del "Gobierno neonazi" instaurado en Kiev. Si la ofensiva contra Slaviansk se cobra muchas víctimas entre las milicias prorrusas, este riesgo se incrementará. No obstante, la Inteligencia de EEUU asegura que no hay signos de una inminente invasión, según publicó la CNN citando a un alto cargo de Washington.    

El Consejo de Europa se reúne para evitar un aumento de la tensión

Mientras, una treintena de ministros de Exteriores del Consejo de Europa, entre ellos el ruso y el ucraniano, iniciaron hoy en Viena su "comité ministerial" anual, dominado por el conflicto en Ucrania y con el objetivo de evitar una escalada mayor de la tensión en el este y sur de ese país. Antes de comenzar las deliberaciones, el ministro de Exteriores de Ucrania, Andréi Deschitsa, expresó ante la prensa su esperanza "de una fuerte declaración del Consejo de Europa a favor de las elecciones presidenciales" en su país.

La última vez en Ginebra, (Rusia) no tomó una sola medida para poner en marcha el acuerdo que se había alcanzado, aseveró HagueSu homólogo ruso, Serguei Lavrov, rechazó hacer declaraciones públicas a su llegada al antiguo Palacio Imperial de Viena, donde se celebra esta sesión del Consejo de Europa, un organismo con 47 países miembros. El ministro de Exteriores británico, William Hague, señaló ante la prensa que "los ucranianos tienen todo el derecho de elegir su propio gobierno, su propio presidente en unas elecciones libres y democráticas".

"Rusia parece tener intención de prevenir y destruir esas elecciones. Eso está mal y creo que habrá un fuerte mensaje de la gran mayoría de los países aquí de que las elecciones ucranianas deben tener el derecho de seguir adelante", dijo el ministro. El anfitrión del encuentro, el titular austríaco de Exteriores, Sebastian Kurz, se había reunido anoche por separado con sus homólogos de Rusia y Ucrania. En declaraciones a la emisora pública ORF, el ministro austríaco reconoció que el ambiente "fue muy tenso", pero se mostró optimista que la reunión de hoy pueda servir como una "plataforma para el diálogo" entre las partes enfrentadas.

En ese sentido, Hague destacó que la comunidad internacional sigue "muy abierta" a cualquier oportunidad diplomática. "Si podemos darle nueva vida a lo que pasó hace tres semanas en Ginebra, pues deberíamos intentarlo. Pero eso debe ser sobre la base de que los países y las organizaciones que estén realmente apliquen lo que se han comprometido", dijo el ministro británico. "La última vez en Ginebra, (Rusia) no tomó una sola medida para poner en marcha el acuerdo que se había alcanzado", aseveró Hague.

Mundo
Escribe un comentario... Respondiendo al comentario #1
10 comentarios
Por FechaMejor Valorados
Mostrar más comentarios