CONTROLAN SEDES ADMINISTRATIVAS EN 10 CIUDADES

Los rebeldes prorrusos avanzan en el este de Ucrania ante los titubeos de Kiev

Dos helicópteros militares sobrevolaron Donétsk poco después de que el presidente interino decretase la "operación antiterrorista" contra los prorrusos

Foto: Rebeldes prorrusos montan guardia frente a un edificio de la Administración en Slaviansk. (Reuters)
Rebeldes prorrusos montan guardia frente a un edificio de la Administración en Slaviansk. (Reuters)

Dos helicópteros militares sobrevolaron Donétsk poco después de que el presidente interino de Ucrania, Alexander Turchínov, decretase oficialmente la “operación antiterrorista” contra los rebeldes prorrusos en el este del país. Turchínov, que también dejó la puerta abierta a un referéndum (en el que se decidiría si la región formará parte de Ucrania o de Rusia), añadía así un capítulo más a la colección de titubeos retóricos que llenaron este lunes portadas y redes sociales. En orden inverso:

17:44 Dos helicópteros militares sobrevuelan Donétsk.

17:01 Turchínov firma el decreto para desalojar militarmente los edificios oficiales ocupados por rebeldes prorrusos en varias ciudades del Donbás.

15:03 Turchínov pide ayuda a la ONU para desplegar una “operación antiterrorista conjunta” en el este de Ucrania; una misión que, paradójicamente, requeriría el sello del Consejo de Seguridad, donde Rusia tiene derecho de veto.

11:47 Turchínov declara no estar en contra de un referéndum nacional sobre la forma de Gobierno de Ucrania que podría celebrarse el 25 de mayo, misma fecha que las elecciones presidenciales.

11:00 No hay señal de movilización armada contra los rebeldes.

09:00 Expira el ultimátum dado a las fuerzas prorrusas para abandonar los edificios ocupados en varias ciudades del este del país.

“¿Tú qué crees que va a pasar?” Es la pregunta que suena con más nerviosismo entre locales y periodistas. Los bandazos del Gobierno provisional han sido la comidilla local en una nueva jornada de tensa espera y niebla en Donétsk. Mientras tanto, los rebeldes prorrusos ya controlan edificios administrativos en diez ciudades de la región, desde Slavianks en el norte hasta la sureña Mariupol. La violenta toma de la sede del Ministerio del Interior en Gorlovka (40 kilómetros al norte de Donétsk) ha dejado un herido. Según Efe, los policías han jurado lealtad al nuevo jefe nombrado por los sublevados.

Las amenazas de Kiev de desalojar por la fuerza a los activistas prorrusos no se han cumplido

Las alturas diplomáticas también han estado agitadas después de la sucesión de incidentes. El Kremlin aseguraba que el presidente ruso, Vladimir Putin, observa con “gran ansiedad” la creciente inestabilidad vecina, y que sobre su mesa se acumulan cada vez más peticiones de ayuda de los sublevados pro-rusos. Por su parte los ministros de Exteriores europeos añadieron cuatro ciudadanos rusos a los 18 cuyos activos bancarios han sido congelados y tanto Bruselas como Washington ofrecieron tímidos paquetes de ayuda económica a Ucrania: respectivamente, una reducción de tarifas a los productos ucranianos y un préstamo de 1.000 millones de dólares.

Otros acontecimientos revolvieron las aguas:

1. El Gobierno interino de Kiev remplaza al jefe de operaciones antiterroristas del SBU (servicios secretos ucranianos) en plena crisis militar.

2. Estados Unidos no descarta armar al Ejército ucraniano. 

3. La Casa Blanca confirma que el director de la CIA, John Brennan, visitó Kiev el fin de semana.

4. Rusia prueba misiles intercontinentales con 12.000 kilómetros de alcance.

5. Al menos cinco bancos internacionales han cerrado sus sucursales en ciudades del este de Ucrania. 


En la plaza Lenin de Donétsk, la estatua del revolucionario ruso tiene boina y mano en el bolsillo, uno de los retratos más “relajados” que hay en la ex-URSS. Allí, algunas de las banderas independentistas que cubren las vallas publicitarias han sido arrancadas. Los manifestantes mantienen posiciones frente al cuartel general separatista, que ha comenzado a entregar acreditaciones oficiales a los periodistas. Los altavoces siguen alternando discursos inflamados y marchas militares rusas.  

A pocos pasos de allí, Vitaly, un electricista estonio de 32 años, disfruta ejerciendo de portero en una residencia donde viven 300 estudiantes extranjeros de mayoría árabe y africana. Prolongan así la tradición soviética de acoger a futuros médicos y científicos de países en desarrollo que se educan en ruso a precios asequibles. Cada vez que alguien entraba o salía de la residencia, Vitaly le cortaba el paso para una pequeña entrevista.

A modo anecdótico, la decena de personas consultadas reflejaba las opiniones de sus respectivos países: sirios e iraníes, por ejemplo, desean una Rusia grande y fuerte que desafiase a los Estados Unidos. Un estudiante árabe incluso se había volcado en ayudar a los separatistas del edificio llevando comida. Ni él ni otros dos implicados en la revuelta, contactados por teléfono, quisieron conceder entrevistas. “A los rusos no les gustan los periodistas”, dijo Vitaly.

Ninguno de los consultados dejó constancia de problemas relacionados con los activistas prorrusos, aunque dicen no querer acercarse al edificio que mantienen ocupado. Desde que tomaron la sede del Gobierno regional el domingo pasado, varios activistas se han quitado la máscara para salir por la noche, reunirse con amigos y también con periodistas. Sin embargo, este lunes fue la primera vez que vistieron máscaras y bates de béisbol mientras paseaban frente a los cafés de la avenida principal.

Mundo
Escribe un comentario... Respondiendo al comentario #1
7 comentarios
Por FechaMejor Valorados
Mostrar más comentarios