El Confidencial TV

Los policías que cazan 'picassos' falsos: "Es como un timo de la estampita de millones de euros"

Muy pocos lo saben, pero en las salas de una antigua estación de tren de Valencia se guardan centenares de pinturas que suman un valor de mercado de varios millones de euros. En la colección lo mismo se encuentra un Sorolla, que un Pinazo, un Goya, un Sempere o un Wifredo Lam. Solo tienen una pequeña tara: que todos son absolutamente falsos

Allí, a las dependencias de la Jefatura de Policía de la Generalitat Valenciana, han llegado gracias al trabajo de una de las brigadas policiales que más falsificaciones sustrae del mercado negro. Desde su fundación en 2014, la brigada de Patrimonio Histórico y Artístico de Valencia se ha incautado de más de trescientas pinturas falsas entre las que destacan cuatro supuestos Picassos que se pretendían vender por más de 130 millones de euros.

Un dinero que muchas veces se conecta con delitos muy peligrosos como el narcotráfico, el terrorismo y la compraventa de armas. Aunque también hay mucho de timo de la estampita o tocomocho aprovechando el desconocimiento de gente adinerada.

Pero cazar falsificaciones es una labor cada vez más difícil que requiere de técnicas variadas, buenos confidentes y mucho olfato, como nos muestra Antonio López, jefe de la brigada, en el videorreportaje sobre estas líneas

Escribe un comentario... Respondiendo al comentario #1
0 comentarios
Por FechaMejor Valorados
Mostrar más comentarios