Arrasan por donde pasan y el pasado 18 de octubre arrasaron Madrid. Son los ultras del Legia de Varsovia.

Se enfrentaron con la Policía Nacional en los aledaños del Santiago Bernabéu antes del partido contra el Real Madrid. Ni siquiera el dispositivo que se había preparado en la ciudad con 2.000 efectivos pudo evitar que los “hooligans” polacos arrojaran botellas de vidrio, gritasen, se peleasen y pusieran en jaque a la UEFA. La organización europea decidió entonces sancionar al Legia de Varsovia con un partido a puerta cerrada.

Será durante el partido de vuelta entre el Legia de Varsovia y el Real Madrid cuando los más de 31.000 asientos del Estadio del Ejército Polaco estarán completamente vacíos. Así pagarán los hinchas del Legia los incidentes causados en durante el encuentro de ida. Nadie, salvo los medios de comunicación que hayan sido autorizados podrán entrar al estadio.

Un equipo de Sinfiltros.com retrata a estos violentos fanáticos del club polaco.

 

Escribe un comentario... Respondiendo al comentario #1
1comentario
Por FechaMejor Valorados
Mostrar más comentarios