De la miel a la stevia: los diez sustitutos del azúcar que puedes probar

  • Pantalla completa
Sacarosa
1 de 12
Comparte la fotografía

Sacarosa

La llaman la droga del siglo XXI por la enorme adicción que puede llegar a generar entre sus consumidores. Bajo el nombre de "azúcar" se suele reconocer el endulzante que se encuentra en todas las despensas, pues es la forma más común de consumo. Este "azúcar de mesa" es la sacarosa o sucrosa. 
Néctar de agave
2 de 12
Comparte la fotografía

Néctar de agave

El sirope de agave es el jugo vegetal dulce que se extrae de las hojas del agave, planta de aspecto parecido al aloe vera. Este se caracteriza por su potente dulzor, el doble que el azúcar común, gracias a su composición en fructosa de un 70% y glucosa en un 25% poseyendo más calorías que el azúcar común. Es considerado como un excelente potenciador del sabor y el aroma.
Sacarina
3 de 12
Comparte la fotografía

Sacarina

La sacarina es uno de los edulcorantes sintéticos más antiguos. Fue descubierta en 1879 y en la industria alimentaria se la conoce con las siglas E954. Está elaborada con derivados del alquitrán y según un estudio de la Universidad de Florida, "tiene capacidad para inhibir una enzima presente en muchos tipos de cáncer" que contribuye a que las "células tumorales sobrevivan y entren en metástasis".
Aspartamo
4 de 12
Comparte la fotografía

Aspartamo

El aspartamo es una molécula compuesta por dos aminoácidos, el ácido aspártico (de donde viene su nombre), y la fenilalanina. Su poder edulcorante se estima en unas 200 veces el del azúcar de mesa. Se encuentra presente en la gran mayoría de productos 'light'. Como muchos otros productos, su descubrimiento fue puro azar. Se estaba investigando un medicamento anti úlceras, y uno de los investigadores, al probarlo, descubrió su dulzor.  
Jarabe de maíz con fructosa
5 de 12
Comparte la fotografía

Jarabe de maíz con fructosa

El jarabe de maíz de alta fructosa es un endulzante basado en azúcar que se usa en alimentos procesados y bebidas. Como el azúcar común, está formado por glucosa y fructosa, es decir, son casi idénticos, la única diferencia es que las moléculas del azúcar están ligadas y las del jarabe no. Muchos estudios han mostrado que producen efectos parecidos en la salud y el metabolismo.
Miel
6 de 12
Comparte la fotografía

Miel

La miel es un edulcorante que nos ofrece la naturaleza. Tiene la gran ventaja de tener un tipo de azúcar que se digiere y absorbe muy bien a nivel intestinal. Su alto contenido en azúcar hace imposible que los microbios y las bacterias puedan colonizarla, por eso no se estropea. Es posible que con el paso del tiempo cambie su color y cristalice. 
Neotame
7 de 12
Comparte la fotografía

Neotame

El neotame es un edulcorante sintético de alto potencial no calórico, que se usa en bebidas de frutas, yogur batido, golosinas, productos lácteos congelados, helados, sorbetes y mermeladas. Se digiere muy rápidamente y no quedan restos que se puedan acumular en el organismo.  
Stevia
8 de 12
Comparte la fotografía

Stevia

La stevia, un edulcorante natural sin calorías extraído de una planta originaria de Paraguay, está ganando cada vez más respaldo científico como alternativa en la búsqueda de mejores hábitos alimentarios, pese al desconocimiento general sobre sus propiedades. Este endulzante, además de ser 300 veces más dulce que el azúcar de caña, es un producto que cuenta con el respaldo de 200 estudios científicos para combatir el sobrepeso.
Sucralosa
9 de 12
Comparte la fotografía

Sucralosa

La sucralosa es un edulcorante sin calorías que se utiliza en todo el mundo en más de 4,000 alimentos y bebidas. Los productos endulzados con este a¡endulzante pueden ayudar a los consumidores a reducir la cantidad de azúcar y calorías que se añaden a su dieta. También es un edulcorante ideal para las personas con diabetes. Reconocidos expertos médicos respaldan la seguridad de la sucralosa basándose en el extenso cuerpo de evidencia científica.
Polialcoholes: Sorbitol, Manitol y Xilitol
10 de 12
Comparte la fotografía

Polialcoholes: Sorbitol, Manitol y Xilitol

A pesar de su nombre, los alcoholes del azúcar no son azúcar ni tampoco alcohol. Son sustitutos naturales del azúcar y contienen la mitad de calorías. Añaden un ligero sabor dulce, y el volumen y la textura que el azúcar proporciona. Son técnicamente hidratos de carbono pero tienen una menor densidad de energía, no afectan a los niveles de glucosa en sangre y no provocan la aparición de caries dentales.
Acesulfamo-K
11 de 12
Comparte la fotografía

Acesulfamo-K

Es un potenciador de sabor y edulcorante sintético. Como tiene sabor amargo, suele combinarse con otros como el aspartamo o la sucralosa. Suele emplearse en chicles, refrescos, zumos y en muchos productos etiquetados con los términos "sin azúcar", "0% azúcar", "light", "zero" o "bajo en calorías".  También se pueden encontrar en productos farmacéuticos o batidos de proteínas. 

Ya lo cantaba 'Mary Poppins' a los niños: "Con un poco de azúcar es la píldora que os dan...", y aunque nos esforzamos por llevar una vida sana, lo primero que queremos quitar de nuestra alimentación es el azúcar, pero sobre todo ahora que nos movemos por modas y existe una cruzada antiazúcar.

[Qué debes saber sobre la stevia, la supuesta planta milagrosa prohibida (y con razón)]

Pero, ¿qué son los edulcorantes?  ¿Son todos buenos? Incluir edulcorantes en la dieta diaria, sustituyendo total o parcialmente el azúcar, contribuye a frenar la obesidad que a tanta gente le amarga la vida.

Los edulcorantes artificiales se han convertido para muchos en una solución que permite evitar las consecuencias del consumo abusivo de sacarosa, sin tener que renunciar al dulzor del sabor. Aunque también existen naturales, ya sean acalóricos o bajos en calorías, no acaban aquí, hay muchos más, pero nosotros hemos seleccionado algunos de ellos.

 

Alma, Corazón, Vida
Escribe un comentario... Respondiendo al comentario #1
1comentario
Por FechaMejor Valorados
Mostrar más comentarios