UN MEDICAMENTO CUESTIONADO POR TODOS

El ibuprofeno no es tan bueno como piensas: debe ser tu última opción

El sector sanitario ha vuelto a poner a uno de los fármacos sin receta más consumidos en su punto de mira tras relacionar su consumo con problemas renales

Foto: Cuidado con lo que te metes en la boca. (iStock)
Cuidado con lo que te metes en la boca. (iStock)

En los últimos años se ha puesto en duda la eficacia y seguridad de medicamentos de venta libre, esto es, los que se pueden comprar sin necesidad de receta. Entre todos estos fármacos, el ibuprofeno y el paracetamol han sido los más afectados. Los estudios recientes que así lo prueban llevaron a la Administración de Alimentos y Medicamentos (FDA, en sus siglas en inglés) a cuestionar su seguridad por el alto riesgo de ataque cardiaco y accidente cerebrovascular que podían experimentar sus consumidores.

Los peligros de estas drogas son evidentes. De hecho, hace apenas dos semanas os contábamos por qué consumir paracetamol no era tan beneficioso como todos pensábamos. Ahora el sector sanitario ha puesto al ibuprofeno en su punto de mira tras relacionar su consumo con problemas no solo cardiacos, sino también renales.

El estudio determina que los que habían consumido ibuprofeno habían aumentado considerablemente el riesgo de sufrir problemas renales

Un nuevo estudio, publicado en el 'New England Journal of Medicine', encontró que las personas que habían consumido este fármaco habían aumentado considerablemente el riesgo de sufrir problemas renales. La investigación contó con más de 24.000 personas que padecían ya problemas cardiacos y que necesitaban tomar fármacos antiinflamatorios no esteroideos (AINE) o inhibidores de la COX-2, como el ibuprofeno, para tratar su artritis o artritis reumatoide.

De manera aleatoria, a cada paciente se le dio un tipo diferente de fármaco AINE (celecoxib, ibuprofeno o naxopreno) durante casi dos años. En los tres años siguientes se les siguió la pista para comprobar si habían sufrido ataques cardiacos, accidentes cerebrovasculares o si habían fallecido. Pues bien, tras recopilar todos los datos, la investigación descubrió que los problemas cardiacos eran del mismo nivel en todas las personas, independientemente del medicamento consumido. La diferencia recayó en los problemas renales: hallaron que aquellos que habían consumido celecoxib tenían un menor riesgo de sufrirlos que los que habían tomado ibuprofeno.

El resultado del estudio dejó muy satisfecho a Pfizer, el fabricante de celecoxib (que comercializa bajo el nombre de Celebrex). La compañía farmaceútica se vio obligada a costear la investigación después de que la FDA le exigiera que tenía que demostrar que su medicamento no aumentaba más que otros fármacos el riesgo cardiovascular de los pacientes. Y no solo lo hizo, sino que descubrió además que su fármaco podía causar menos problemas renales

"Nunca habríamos vaticinado estos resultados", asegura el autor principal del estudio, el doctor y director de medicina cardiovascular de la Clínica Cleveland Steven Nissen. "En casi todos los factores de riesgo analizados, el ibuprofeno parece el peor, el naproxeno es intermedio y el celecoxib es el mejor", recoge 'Time'.

"En casi todos los factores de riesgo analizados, el ibuprofeno parece el peor, el naproxeno es intermedio y el celecoxib es el mejor"

Cabe recordar que este estudio no se dirige a personas que toman dosis elevadas de estos medicamentos: a los participantes de la investigación se les asignaron dosis estándar de 100 mg de celecoxib dos veces al día, 600 mg de ibuprofeno tres veces al día, y 375 mg de naproxeno dos veces al día. Así, y de acuerdo a los expertos, las personas que consumen AINEs ocasionalmente, y por períodos cortos de tiempo, no deben preocuparse de estar poniendo en riesgo a su corazón o sus riñones.

Al respecto, los doctores recomiendan que las personas que necesitan tomar antiinflamatorios por largos periodos de tiempo se decanten por el celecoxib, ya que no aumenta el riesgo de problemas cardíacos e incluso puede reducir el riesgo de problemas renales –al contrario que el ibuprofeno, que según este estudio los aumenta–.

Consejos para consumidores habituales

El estudio citado en las líneas superiores insta a seguir consumiendo esta clase de fármacos, ocasionalmente, ya que no parecen causar ningún riesgo. No obstante, para los consumidores habituales la cosa cambia, pues han de elegir bien el tipo de fármaco con el que tratarse. Dedicado a ellos, existen diferentes estudios que ofrecen consejos acerca del tratamiento con estos inhibidores de la COX-2.

Uno de ellos es el financiado por el Consejo de Investigación Médica del Reino Unido y publicado en el último número de la prestigiosa revista 'The Lancet', el cual se desarrolló durante más de cinco años e incluyó en su análisis más de 600 ensayos clínicos e historiales médicos de 350.000 pacientes con dolores crónicos.

No es aconsejable tomar estos medicamentos más de diez días al mes. Una ingesta excesiva durante al menos 15 días agrava el problema

La investigación señala que a la hora de elegir un AINE, se debe tener en cuenta dos factores: 

  • El primero es que las personas con dolores crónicos que no puedan dejar de tomar calmantes, reduzcan la dosis a lo máximo posible así como la duración del tratamiento.
  • El segundo, que en caso de contar otros factores de riesgo asociados a las enfermedades cardiovasculares (fumar, presión arterial alta o colesterol elevado) se requiera una evaluación médica para determinar los riesgos del consumo de este tipo de fármacos en base al historial clínico personal y familiar.

Esto está muy bien, pero ¿cuánto puedo consumir de estos fármacos? ¿Qué dosis es la catalogada como normal? Un estudio llevado a cabo por el Instituto Nacional de Salud británico encontró que no es aconsejable tomar estos medicamentos más de diez días al mes. Una ingesta excesiva de drogas como el ibuprofeno o el paracetamol durante al menos 15 días al mes no solo no cura el problema, sino que lo agrava, ya que en lugar de aliviar el dolor provoca más cefáleas, detalla el INE. Así que, ya sabes, antes consumir medicamentos sin receta mejor pregunta a tu médico o, si lo haces, que sea con moderación.

Alma, Corazón, Vida

El redactor recomienda

Escribe un comentario... Respondiendo al comentario #1
3 comentarios
Por FechaMejor Valorados
Mostrar más comentarios