Es noticia
Menú
Tres fabricantes asiáticos encabezaron las ventas de coches en España en 2022
  1. Motor
  2. Industria
Las matriculaciones cayeron un 5,4%

Tres fabricantes asiáticos encabezaron las ventas de coches en España en 2022

Con solo 813.396 turismos matriculados, 2022 fue otro mal año para el automóvil en España, y a la caída del 5,4% ayudó un diciembre problemático en que las ventas bajaron un 14,1%. Por marcas, Toyota, Kia y Hyundai ganaron mucho terreno

Foto: El Hyundai Tucson fue el modelo más vendido en España durante el pasado año. (Hyundai)
El Hyundai Tucson fue el modelo más vendido en España durante el pasado año. (Hyundai)

Una mala conclusión para cerrar un año también pésimo. Porque tras unos meses en los que las matriculaciones de turismos en nuestro país parecían empezar a mostrar síntomas de recuperación, en diciembre las ventas fueron de solo 73.927 unidades, un 14,1% por debajo del mismo mes del año anterior. Al parecer, las dificultades en el transporte de vehículos a los concesionarios provocaron que miles de automóviles permanecieran parados en puertos y campas, retrasando su entrega a los compradores.

Como resultado de esa caída, las últimas previsiones de las patronales del sector, que apuntaban a cerrar el ejercicio con entre 820.000 y 830.000 unidades, se han mostrado finalmente demasiado optimistas, a pesar de que esa cifra no alcanzaba siquiera las matriculaciones del 2021. Porque finalmente el 2022 se ha cerrado con 813.396 unidades vendidas, lo que supone un descenso del 5,4% en relación a un 2021 que ya fue malo. Por canales, las ventas a particulares bajaron durante el conjunto del año un 1,7% (366.364 unidades); mientras que, a pesar de la caída en diciembre, las ventas a empresas en 2022 protagonizaron un aumento del 4,1%, hasta las 348.144 matriculaciones. Y el canal de alquiladores es con diferencia el más afectado, con un descenso del 35,1% en 2022 y unas matriculaciones totales de 98.888 unidades.

Las emisiones medias de CO2 de los turismos vendidos en diciembre fueron de 119 gramos por kilómetro, un 2,3% inferiores a las del mismo mes del año anterior, mientras que en el conjunto del 2022, las emisiones se han reducido un 3,1% en comparación con el año anterior, con una media de 120,4 g/km de CO2. Y en lo que respecta a tipos de propulsión, el 41,9% de los turismos vendidos en 2022 tenían motor de gasolina y el 17,2% equipaban mecánica diésel, mientras que el 40,9% corresponde a los de propulsión alternativa: eléctricos puros, híbridos de todo tipo y de gas.

Toyota, la marca más vendida

Por marcas, Volkswagen fue líder en diciembre, con 5.647 unidades, seguida por Toyota, con 5.509, y por Kia, con 5.360 unidades. El 'top 10' mensual se completó con Renault (5.129 unidades), Hyundai (4.439), Dacia (4.146), Peugeot (4.086), Audi (3.934), Citroën (3.610) y SEAT (3.528 unidades). Pero si analizamos el conjunto del año, los tres primeros puestos corresponden a fabricantes asiáticos, con un podio encabezado por la japonesa Toyota, con 73.505 unidades, seguida por las dos grandes firmas coreanas: Kia en segunda plaza con 63.345 unidades y Hyundai en la tercera con 59.503. Los diez primeros puestos entre enero y diciembre se completan con Volkswagen (58.874 unidades), Peugeot (54.737), SEAT (49.200), Renault (45.515), Citroën (43.160), Dacia (37.682) y Mercedes-Benz (36.479).

placeholder Toyota fue la marca que más turismos vendió en 2022, especialmente del Corolla y el C-HR.
Toyota fue la marca que más turismos vendió en 2022, especialmente del Corolla y el C-HR.

Y si analizamos por modelos, en diciembre el más vendido en España fue el Dacia Sandero, con 2.571 unidades, seguido por el Peugeot 2008, con 1.687, y el Volkswagen T-Cross, con 1.645 unidades. Los diez primeros puestos en el último mes del año se completaron con Hyundai Tucson (1.560), Renault Clio (1.508), Kia Stonic (1.448), SEAT Arona (1.447), Volkswagen T-Roc (1.431), Toyota Yaris (1.385) y Fiat 500 (1.352). No obstante, el ganador del año en nuestro mercado ha sido el Hyundai Tucson, con 21.985 unidades matriculadas en total, completándose el podio con el Dacia Sandero, del que se han vendido 20.782 unidades, y el SEAT Arona, con 17.462 unidades. Los siete siguientes puestos son para Toyota Corolla (16.998), Volkswagen T-Roc (16.595), Fiat 500 (15.999), Toyota C-HR (15.987), Peugeot 2008 (15.615), Kia Sportage (15.261) y Citroën C3 (14.112).

En lo que se refiere a los vehículos comerciales ligeros, diciembre se caracterizó por un aumento del 12,4% en las ventas, hasta las 12.184 unidades, pero el conjunto del año terminó en negativo, pues las 119.506 unidades matriculadas suponen una caída del 21,3% frente al 2021. Mejor, sin duda, ha ido todo en el mercado de los vehículos industriales y los autobuses, pues diciembre, con 2.249 matriculaciones y un aumento del 33,1%, puso la guinda a un 2022 que cierra con 25.911 unidades, un 13,8% por encima del ejercicio precedente.

El sector hace balance

Tras conocerse los datos finales del año, Félix García, director de comunicación y marketing de Anfac, señalaba que "2022 ha sido un año en el que el mercado ha vuelto a quedar por debajo de las previsiones. La crisis de los semiconductores se vio profundamente agravada por factores exógenos como la guerra de Ucrania o los confinamientos por la política de Covid Cero de China. Además de la crisis económica con alza de precios energéticos, inflación y tipos de interés, la tormenta perfecta se ha completado con estos cuellos de botella en los transportes marítimo y por carretera. Todo ello hace que 2022 vuelva a quedar por debajo de las previsiones y nos deja un escenario desfavorable para 2023 donde, siendo cautos, deberíamos abordar el asalto a la frontera de las 900.000 unidades. Todo dependerá de si termina el conflicto en Ucrania y se normaliza la cadena logística para que se puedan entregar más vehículos nuevos. Ayudará también a sumar nuevas matriculaciones que el Gobierno acelere las medidas para impulsar los puntos de recarga rápida y las ayudas directas para vehículos electrificados. Con un mercado por debajo del millón de unidades existe un riesgo real de pérdida de inversiones y empleo”.

Por su parte, Raúl Morales, director de comunicación de Faconauto, indicaba que "el año pasado, el mercado no ha podido cambiar su tendencia negativa debido sobre todo a los persistentes cuellos de botella en el aprovisionamiento de vehículos, lo que ha condicionado mucho la actividad de los concesionarios. Además, la subida en el precio de los combustibles y de los propios vehículos han sido circunstancias que han influido negativamente. Y en el trasfondo, un contexto en el que la inflación, el incremento de los tipos de interés y la incertidumbre de los hogares han erosionado la capacidad de consumo. Los concesionarios han visto agravada esta situación en el último tramo del ejercicio, cuando el mercado ha reflejado una clara caída de la demanda. La incertidumbre con la que cerramos 2022 nos impide vislumbrar un cambio para este 2023. Manejamos dos escenarios: un crecimiento escueto del 5%, es decir, 870.000 unidades, al que habría que sumar un 10% adicional si se solucionan los cuellos de botella en la producción, con lo que nos iríamos a 960.000 unidades. Ninguna de las dos previsiones es una buena noticia, porque estamos muy lejos de las cifras que veíamos antes de la pandemia".

Y la directora de comunicación de Ganvam, Tania Puche, destacaba que "el año ha sido más complicado en cuanto a matriculaciones que el anterior, y prácticamente tenemos que retroceder hasta 2011 para ver unos volúmenes parecidos. En este tercer ejercicio seguido en negativo, en el que se han registrado unas 400.000 unidades menos que antes de la pandemia, la falta de oferta ha hecho mella en el mercado y todo apunta a que, aunque con menor intensidad, lo seguirá haciendo en 2023, con el riesgo que supone para el empleo y la competitividad del sector. Además, en un contexto en el que el ritmo de electrificación todavía no ha alcanzado la velocidad de crucero, reenfocar las estrategias de descarbonización para conseguir parar en seco el envejecimiento del parque se convierte en objetivo prioritario para este curso que acabamos de estrenar".

Una mala conclusión para cerrar un año también pésimo. Porque tras unos meses en los que las matriculaciones de turismos en nuestro país parecían empezar a mostrar síntomas de recuperación, en diciembre las ventas fueron de solo 73.927 unidades, un 14,1% por debajo del mismo mes del año anterior. Al parecer, las dificultades en el transporte de vehículos a los concesionarios provocaron que miles de automóviles permanecieran parados en puertos y campas, retrasando su entrega a los compradores.

Industria automóvil Crisis Materias primas Transporte Japón Corea del Sur
El redactor recomienda