Tesla cumple su amenaza y traslada su sede central: hasta la vista California, hola Texas
  1. Motor
  2. Industria
Elon Musk ya se mudó en diciembre

Tesla cumple su amenaza y traslada su sede central: hasta la vista California, hola Texas

Estaba cantado, pues tras una disputa con el condado californiano de Alameda, Musk afirmó en mayo que trasladaría la sede de Tesla a Texas o Nevada, donde también tiene factorías

Foto: El nuevo Model Y se fabrica en la nueva Gigafactoría de Tesla en Texas, que a partir de ahora acoge también la sede central de la compañía comandada por Elon Musk.
El nuevo Model Y se fabrica en la nueva Gigafactoría de Tesla en Texas, que a partir de ahora acoge también la sede central de la compañía comandada por Elon Musk.

"Me complace anunciar que trasladaremos nuestra sede a Austin, Texas". Con esa escueta afirmación durante una reunión de accionistas de Tesla celebrada hace unos días en la ciudad tejana anunciaba su presidente ejecutivo, Elon Musk, que la sede corporativa de la compañía dejará de estar en California, un estado al que siempre se ha vinculado estrechamente Tesla, toda vez que la empresa fue fundada en 2003 en la localidad de San Carlos, estableció su primera factoría en Fremont y tenía sus oficinas centrales hasta ahora en Palo Alto, localizaciones todas en el entorno de la Bahía de San Francisco. Pero Tesla abandona el Silicon Valley para organizar su sede central en Austin, donde la compañía está construyendo un enorme complejo de fabricación de automóviles y baterías, cumpliendo así lo que en mayo se entendió como una amenaza, pues Musk, tras una agria disputa con funcionarios del condado californiano de Alameda sobre la planta de Fremont, avisó de que podrían trasladar la sede a Nevada o a Texas, donde Tesla tiene sendas factorías.

placeholder La nueva factoría de Nevada, para la que se ha anunciado un incremento del 50% en su capacidad de producción, fue uno de los destinos barajados para el traslado de la sede central de Tesla.
La nueva factoría de Nevada, para la que se ha anunciado un incremento del 50% en su capacidad de producción, fue uno de los destinos barajados para el traslado de la sede central de Tesla.

Para los analistas, estaba casi cantado que la decisión final beneficiaría a Texas, estado al que ya trasladó Elon Musk su domicilio particular en el pasado mes de diciembre, aunque el multimillonario sudafricano lo justificara entonces en la necesidad de centrarse en la construcción de la nueva 'Gigafactoría' tejana, de donde saldrá por ejemplo su Model Y, y en la presencia en Texas de otra de sus compañías, SpaceX, cuya plataforma de lanzamiento de cohetes del programa 'Starship' se sitúa en el extremo sur de ese estado. Además, Tesla no es la primera gran compañía que mueve su sede de California a Texas, pues en los últimos años han 'emigrado' también Oracle (2020), Hewlett Packard (2020) y Toyota Motor North America (2017), entre otras, en busca de impuestos más bajos y condiciones de vida más favorables para sus empleados. El propio Musk explicaba recientemente que la fábrica de Austin se encuentra a solo 5 minutos del aeropuerto y a 15 del centro de la ciudad, en contraposición a los largos desplazamientos diarios exigidos por la ubicación actual de la sede en California, y el directivo de Tesla también esgrimió como argumento el precio mucho más bajo de la vivienda en Austin que en Palo Alto, donde el coste medio es casi seis veces mayor que en la capital de Texas, que presume de costes laborales más bajos.

placeholder La nueva fábrica de Tesla en Texas está a 5 minutos del aeropuerto y a 15 de Austin, la capital del estado, donde el precio de la vivienda es muy inferior al de la Bahía de San Francisco.
La nueva fábrica de Tesla en Texas está a 5 minutos del aeropuerto y a 15 de Austin, la capital del estado, donde el precio de la vivienda es muy inferior al de la Bahía de San Francisco.

En la decisión de Elon Musk ha pesado también que el estado tejano posea regulaciones laborales menos estrictas que las de California, con cuyas autoridades tiene el fabricante de vehículos eléctricos una difícil relación desde hace tiempo, situación agravada tras una disputa por el cierre temporal de la factoría de Tesla en Fremont debido al Covid-19, a causa de problemas de protección contra la pandemia en sus instalaciones. En palabras de Musk, la planta de Fremont está "atascada", y citaba el coste de la vivienda de sus empleados como una de las razones. Sin embargo, el principal responsable de Tesla ha querido aclarar que el traslado de la sede central a Austin no supone una pérdida de confianza en California: "esto no es que Tesla deja California", y Musk confirmó que planea aumentar la producción tanto de su principal fábrica de California como de la nueva factoría de Nevada en un 50%.

El anuncio de Elon Musk a sus accionistas sobre el traslado de la sede corporativa desde Palo Alto hasta Austin coincide con la publicación de una sentencia que condena a Tesla a indemnizar con 137 millones de dólares (unos 118 millones de euros) a un exempleado negro de la compañía por "racismo y acoso reiterado" en su puesto de trabajo de la factoría de Fremont.

California Texas Elon Musk Silicon Valley SpaceX Industria automóvil
El redactor recomienda